lunes, 2 de febrero de 2015

Recolocado

Gas Natural Fenosa transfiere el negocio nuclear a su filial de generación

El consejo de administración de Gas Natural Fenosa ha aprobado un proyecto para la integración de su negocio nuclear en su filial Gas Natural Fenosa Generación, anunció en una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los ac­tivos trans­fe­ridos a esta fi­lial, con­tro­lada al 100% por la ma­triz, tienen un valor de 361 mi­llones y se en­cuen­tran en España. En con­creto, la com­pañía cuenta con un 11% de Almaraz I y II, y con un 34,5% de Vandellós, cen­trales cuya po­tencia con­junta total as­ciende a 2.842 me­ga­va­tios (MW).

Esta se­gre­ga­ción y fi­lia­ción del ne­gocio se ins­cribe en el pro­ceso de agru­pa­ción de todos los ac­tivos de pro­duc­ción eléc­trica de Gas Natural Fenosa en la fi­lial de Generación, salvo los de re­no­va­bles. A co­mienzos del año pa­sado ya anunció el tras­paso de ac­tivos hi­dráu­licos y tér­micos por valor de 3.534 mi­llo­nes.

En el pro­yecto re­mi­tido este viernes al su­per­visor del mer­cado la com­pañía ex­plica que la agru­pa­ción de ac­tivos de ge­ne­ra­ción en una misma so­ciedad le per­mite rea­lizar una ges­tión de ries­gos, co­mer­cial y eco­nó­mico fi­nan­ciera in­di­vi­dua­li­zada y es­pe­cia­li­zada.

En el caso con­creto de los ac­tivos nu­clea­res, su in­te­gra­ción se rea­li­zará me­diante una am­plia­ción de ca­pital de la fi­lial de ge­ne­ra­ción y res­ponde a cuatro mo­ti­vos, entre ellos ra­cio­na­lizar la es­truc­tura del grupo, se­parar riesgos em­pre­sa­riales y op­ti­mizar la ges­tión.

El úl­timo ob­je­tivo es el de con­cen­trar en una per­sona ju­rí­dica dis­tinta a la ma­triz todas las res­pon­sa­bi­li­dades ci­vi­les, ad­mi­nis­tra­tivas o de cual­quier otro tipo re­la­cio­nadas con la ope­ra­ción de las cen­trales nu­clea­res.

La se­gre­ga­ción, ase­gura Gas Natural Fenosa, no tendrá efectos sobre el em­pleo, ya que se ar­ti­cu­lará a través de una su­ce­sión de em­presa en la que quedan su­bro­gados todos los de­re­chos y obli­ga­ciones la­bo­rales de los tra­ba­ja­do­res.
Publicar un comentario en la entrada