lunes, 20 de octubre de 2014

Unidos en la UE

La búsqueda de hidrocarburos, una amenaza de norte a sur

Palabras como “fracking” o expresiones como “prospección petrolera” han entrado de lleno en el vocabulario desde la aparición de cientos de terremotos en las costas de Tarragona y Castellón por la actividad de Castor o por la insistencia de empresas y Gobierno por explorar la costa canaria en busca de petróleo. Son conceptos que suenan a peligro, pero de los que poco se sabe. La respuesta contra estas técnicas, a pesar del desconocimiento, es fruto principalmente del trabajo de movilización social que están haciendo las plataformas y asociaciones que luchan en los territorios contra el fracking y las prospecciones.

La mayoría de estas plataformas participaron esta semana en unas jornadas en el Parlamento Europeo organizadas por el grupo de la Izquierda Plural con el objetivo de intensificar y coordinar las acciones contra el fracking. En esta cita, colectivos de todo el Estado explicaron su experiencia y los peligros que el fracking y las prospecciones suponen para todas las regiones del país.

Esta es la situación por zonas que dibujaron durante sus intervenciones:

Prospecciones en Canarias, una lucha por el derecho a decidir

El conflicto que la sociedad canaria está manteniendo con el Gobierno central y con la empresa Repsol es uno de los más mediáticos de los últimos tiempos. Uno de los motivos de este conflicto proviene del órdago que lanzó el presidente de la comunidad autónoma, Paulino Rivero, al convocar una consulta popular sobre las prospecciones y de la respuesta negativa del PP a esta propuesta.

Para el Movimiento ciudadano no petroleras, sí renovables, la posición del ejecutivo regional responde a la presión ciudadana que se viene realizando. “Los partidos del Gobierno se posicionan ahora en contra de las prospecciones rotundamente, pero en un principio no era una posición tan clara, sólo el empuje social ha provocado esto”, argumentó su representante durante las jornadas.

Desde esta plataforma, que actúa en Fuerteventura y Lanzarote, ponen el foco en el peligro que supondría una fuga de petróleo para su supervivencia, tanto en el sentido económico como en el ecológico. Tal y como explicó su portavoz, en estas islas el 80% de sus recursos proceden del turismo, por lo que un desastre ecológico los dejaría sin alternativas. Más preocupante sería lo que podría ocurrir con su agua potable, que depende casi exclusivamente de la desalinización del agua de mar, por lo que “si hubiera un derrame, y Repsol reconoce esta posibilidad, tendríamos agua sólo para dos días y el problema no se podría solucionar hasta pasados tres meses”.

En las islas de Tenerife y Gran Canaria actúa la Coordinadora canaria contra las prospecciones, cuya representante apeló a otra cuestión importante para la zona: la presencia de fuerzas militares. “La militarización de Canarias es ya denunciable, pero desde el momento que inicien las prospecciones las islas se convertirán en un objetivo de ataque en caso de conflicto y un punto caliente de defensa”, aseguró.

El Mediterráneo, en peligro desde la Costa de Sol hasta Cataluña

Uno de los casos más sonados en los últimos tiempos ha sido el del proyecto Castor, un depósito de gas natural situado en un antiguo yacimiento de petróleo en las aguas de Castellón. Cuando la empresa Escal UGS (propiedad de ACS, la constructora de Florentino Pérez) empezó a extraer el gas, comenzaron a tener lugar cientos de terremotos en la costa.

La alarma no es injustificada, ya que como recordó Hortènsia Grau, diputada de ICV en el Parlament de Catalunya, en la zona existen dos centrales nucleares que elevan el riesgo de catástrofe. “Queremos que haya un estudio global y se observen todas las consecuencias que la búsqueda de hidrocarburos puede generar, ya que después de Castor sabemos que hay fallas comunicadas que llegan incluso hasta la central de Vandellós”, aseguró Grau.

Pero los peligros no quedan aquí. “No queda un palmo del Mediterráneo que esté libre de prospecciones o con una potencial”, advertía el portavoz de CST i Alba Sud Fracking Prospecciones. Frente a esta situación, tampoco queda una región sin un colectivo que defienda su ecosistema: Columbretes Netes, Balears diu No, Alianza Mar Blava o el Movimiento ciudadano contra las prospecciones Costa del Sol, son algunos de ellos. En el caso balear, el movimiento ciudadano ha conseguido que se produzca un rechazo generalizado de toda la sociedad, y que partidos políticos, sindicatos y patronal se muestren contrarios a las prospecciones petrolíferas por el riesgo que suponen para el turismo de la zona.

“En la Costa del Sol también hay muchos empresarios del turismo que se oponen a las prospecciones, pero no porque busquen un modelo que respete el medio ambiente, sino porque quieren asegurarse una indemnización en caso de desastre”, explicaron desde el movimiento ciudadano de la Costa de Sol tras recordar que el proyecto Siroco que Repsol tiene a solo nueve kilómetros de la costa de Mijas puede suponer un gran problema para los miles de puestos de trabajo que la hostelería genera en su provincia. Desde la plataforma andaluza apuntan también al peligro sísmico que las prospecciones podrían generar en Málaga y Granada, la zona con más actividad sísmica del país.

La cuenca Cantábrica, cuando el turismo no es un argumento

A principios del mes de octubre el BOE publicó la doble solicitud que Repsol había realizado para comenzar la búsqueda de petróleo frente a las costas de Vizcaya, una propuesta que el gobierno del PNV ha acogido de buena manera en una primera instancia. La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, calificó las prospecciones como una “oportunidad” para mejorar la situación de dependencia energética en la que se encuentra Euskadi.

“En el País Vasco el turismo no es tan importante –explica el representante de Fracking Ez Araba- por lo que tenemos que tener cuidado con este argumento, ya que las prospecciones podrían ir de aquí para allá dependiendo del turismo”.

En Asturias también han existido intentos de buscar petróleo en sus aguas en las prospecciones Ballena I, II, III, IV y V, al igual que proyectos de factura hidráulica en su interior, una situación que también se ha repetido en Cantabria y País Vasco.

La fractura hidráulica, el peligro llega al interior

Durante mucho tiempo los riesgos por la búsqueda de hidrocarburos se concentraron en las costas, pero la fractura hidráulica (fracking), ha puesto en jaque también el interior del país. Esta técnica consiste en extraer el gas que contienen las rocas del subsuelo a través de la inyección de un compuesto de agua, arena y aditivos químicos que las rompe y libera el material energético. Sus defensores argumentan que de esta forma se pueden acceder a recursos que antes eran imposibles, pero sus detractores aseguran que existen grandes posibilidades de que los compuestos químicos se filtren por los diferentes estratos de la tierra y acaben contaminando los acuíferos.

“En Murcia estamos en una región semiárida, el agua es un bien de alto valor y el fracking no hace más que ponerla en peligro”, asegura el representante de Cuenca del Segura libre de Fracking. La fractura hidráulica no solo entraña el peligro de la contaminación de las aguas murcianas, sino que también, al igual que ocurre con las prospecciones en la Costa del Sol, existe el riesgo de provocar movimientos sísmicos en una región que ha sufrido terremotos recientemente.

Uno de los colectivos más afectados por el fracking son los agricultores. “La fractura hidráulica entra en contradicción con la agricultora sostenible y ecológica y contamina el agua con la que regamos”, explica Joan Montesó, de la Unió de pagesos. “Es una nueva agresión al espacio agrario. La tranquilidad y el modo de actuar que ahora tenemos se acabaría con el fracking porque tendrían que construirse nuevas carreteras, puentes, se tendría que desviar el tráfico y otras acciones que nos dificultarían llegar hasta nuestras explotaciones”, explica el representante de los agricultores catalanes.

En Andalucía la presión popular ha permitido que 27 municipios, una mancomunidad y tres diputaciones se hayan convertido en “zonas libres de fracking”. El portavoz de la plataforma contra el fracking de Sevilla remarcó la importancia de acciones como ésta, ya que, según explicó, las empresas que actúan en Andalucía en este sector “no son muy fuertes en su capitalización, por lo que ante cualquier problema como protestas o leyes que pidan más sistemas de seguridad se van a echar atrás”.

En la actualidad el fracking actúa en una especie de vacío legal en ciertos aspectos, ya que la mayoría de normas ambientales de la Comisión uropea son previas a su invención. Samuel Martín, responsable internacional de Ecologistas en Acción, apuesta por cubrir este vacío, legislar y retrasar su implantación para que de tiempo a que “se pinche la burbuja del fracking en EEUU antes de que se asiente a gran escala en Europa”.

Reivindicaciones en común

Las lógicas diferencias entre las distintas experiencias no esconden la lucha en común que mantienen todas las plataformas. Como explicó el portavoz de la Xarxa per la Sobirania Energética la batalla que estos colectivos mantienen contra el fracking y las prospecciones, “no es contra unas técnicas en concreto, sino contra un modelo extractivista que pone en peligro el medio ambiente”. El ejemplo más claro es el de los activistas riojanos, que aprovechando que en su comunidad se prohibió por ley el fracking, dieron un paso más allá en sus reivindicaciones y comenzaron a trabajar por un cambio de modelo energético en la región.

A pesar de la independencia que las plataformas han mantenido entre ellas, no ha faltado a lo largo del tiempo una solidaridad que desde la Plataforma Antifracking Comarcas de Castellón plasmaron en su lema “si nos perforan a uno nos perforan a todos”. Como se dijo en repetidas ocasiones en los días del encuentro en Bruselas, “los ecosistemas no tienen fronteras”, un problema en Aragón llega hasta el Mediterráneo a través del Ebro y un escape de petróleo en el Mediterráneo es un vertido que amenaza a media Europa. Coordinar la defensa de todos espacios, a nivel estatal y europeo, es el siguiente reto.

Unos pinchacitos de nada

Repsol podrá buscar más petróleo ante las costas de Tarragona
Las prospecciones sísmicas en el entorno de la plataforma 'Casablanca' han obtenido una declaración de impacto ambiental positiva

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha aprobado la declaración de impacto ambiental (DIA) del proyecto presentado por Repsol para llevar a cabo prospecciones sísmicas en el entorno de la plataforma petrolífera Casablanca, situada ante las costas de Tarragona, con el fin de identificar, mediante la utilización de ondas ultrasonoras, posibles yacimientos de hidrocarburos en el subsuelo marino.

En la DIA se incluyen diversas condiciones, como la relativa a que el área de operaciones debe respetar una separación de 20 kilómetros alrededor del límite de la parte marina del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) del delta del Ebre. Además, según ha informado el Ministerio, se ha limitado a determinados meses del año el periodo en el que se pueden llevar a cabo los sondeos sísmicos para evitar que la campaña tenga impacto sobre las especies marinas más sensibles.

Una vez aprobada la declaración de impacto ambiental, solo hace falta la autorización del Ministerio de Industria para que se puedan inicar los trabajos. En el caso de que Repsol hallase yacimientos de hidrocarburos y decidiera llevar a cabo su explotación, sería necesario llevar a cabo un nuevo procedimiento de evaluación ambiental del proyecto y una nueva autorización del Ministerio de Industria. 

En las proximidades del Delta

El proyecto original de la compañía petrolera, denominado 'Trabajos de Sísmica 3D en Casablanca', se localiza en un área situada a unos 27 kilómetros del puerto de Tarragona y a unos 17 kilómetros del delta del Ebre. La zona afectada está en los alrededores de la plataforma Casablanca, donde la compañía ya trabaja desde 1981 y en la que explota seis pozos.

Los yacimientos 'Casablanca, Boquerón, Rodaballo' y 'Chipirón', que tienen una producción de unos 2.000 barriles al día, a los que se sumaron, desde hace dos años, los pozos 'Lubina' y 'Montanazo', cuya producción diaria suma 6.000 barriles al día.

Ecologistes en Acció, que es una de las principales asociaciones que se opone al proyecto, recuerda que las actividades extractivas de Repsol en la costa de Tarragona “han comportado en los últimos 16 años incidentes importantes que han afectado al ecosistema litoral, a la economía y a la salud de esas comarcas”, y destacan que en el 2009 se vertieron 100 toneladas de crudo en el mar.

 Pesca, turismo y medio ambiente

La asociación también destacan los daños que pueden causar los sondeos sísmicos al sector pesquero por la caída de las capturas, la proximidad de los trabajos a zonas naturales protegidas, como el Parc Natural del Delta del Ebre, así como las repercusiones que pueden tener sobre la actividad turística y sobre numerosas especies marinas.

Además de este proyecto, el Ministerio de Industria tiene sobre la mesa otras tres peticiones para llevar a cabo prospecciones sísmicas con el fin de buscar yacimientos de hidrocarburos en áreas del Mediterraneo próximas a las costas de Catalunya, Baleares y Valencia. 

A tope

Singapur apuesta fuerte por el gas natural licuado

Singapur, el mayor puerto de abastecimiento de combustible del mundo, planea suministrar gas natural licuado (GNL) como combustible para buques en 2020.

Esta decisión forma parte de una tendencia mundial a cambiar el petróleo por el gas a fin de reducir las emisiones contaminantes.

Más de 42 millones de toneladas de combustible marítimo se ha vendido anualmente en Singapur en los últimos tres años, convirtiéndose en el mayor puerto de abastecimiento de combustible del mundo. Con este nuevo programa piloto, Singapur quiere convertirse también en un referente en el suministro de gas natural licuado.

“Estamos trabajando para el abastecimiento de combustible de GNL en Singapur en 2020, con suerte antes, si es posible” dijo el ministro de Transportes Lui Meta Yew en un evento de la industria.

A partir del próximo año, las empresas de transporte tendrán que reducir las emisiones contaminantes de azufre en los buques que van a zonas de Europa y América del Norte, lo que ha desatado una carrera de alternativas al diesel estándar entre las fuentes de combustible como el metanol y el GNL. 

Doy fé

La globalización del gas natural viaja en barco
El transporte de gas natural licuado en grandes buques metaneros abre la posibilidad de crear un auténtico mercado global y ofrece una alternativa (real, pero aún incipiente) al monopolio de la distribución sólo por gasoductos.

En enero de 1959 un barco experimental recorrió el trayecto entre Lake Charles -una ciudad pequeña, acaso mediana, del estado de Luisiana (Estados Unidos)- y el puerto británico de Canvey Island, en el estuario del Támesis. Ese buque, originariamente un carguero de la Segunda Guerra Mundial, reconvertido con unos entonces novedosos tanques y rebautizado con toda intención como Methane Pioneer, se convirtió en el primer metanero de la historia. Y con su viaje (que al final fueron un total de siete durante algo más de un año) demostró que el transporte marítimo del gas natural licuado era posible.

Ese barco, grande para los cánones de su época pero casi enano para las magnitudes actuales, fue el primer paso, sólo el primero, para una revolución en los sectores del transporte y de la energía que hoy en día está haciendo posible la globalización (incipiente aún) del mercado del gas natural. La distribución del gas natural sigue haciéndose muy mayoritariamente, en torno a un 90%, a través de gasoductos, pero el uso del barco para su comercialización entre puntos separados por largas distancias está ganando terreno. Y tanto los países productores como los países compradores han iniciado una auténtica carrera para contar con las infraestructuras necesarias para llevar el gas a todo el mundo.

El Methane Pioneer, ese primer barco que transportó gas natural en estado líquido para dejar de depender exclusivamente de los gasoductos para conectar puntos lejanos, tenía una capacidad que hoy parece ridícula. El buque pionero transportó en cada uno de esos siete viajes apenas 5.000 metros cúbicos de gas natural licuado (GNL), gas natural convertido en líquido mediante enfriamiento. Hoy, los barcos que realizan esa labor, ahora sí de manera comercial y con una actividad creciente, tienen una capacidad que normalmente oscila de media entre los 130.000 y los 180.000 m3. Pero es que los buques de mayor tamaño, los integrados en la conocida familia de los Q-Max, son mastodontes flotantes con capacidad para transportar 266.000 m3 de GNL de un lado a otro del planeta, 53 veces más que en ese trayecto pionero.

Si muy a finales de los cincuenta un primer buque, sólo uno, cruzó el Atlántico cargado de GNL, hoy son 393 los metaneros que surcan los océanos, y ya se han cerrado pedidos entre astilleros y compañías distribuidoras para construir otros 113 más, según datos del último informe anual del Grupo Internacional de Importadores de Gas Natural Licuado (GIIGNL) [ver el informe completo aquí, en inglés]. Ese primer metanero de antaño contaba con unos tanques de aluminio con madera de balsa como aislamiento, y hoy los buques disponen de modernos tanques esféricos o de membrana, de acero y otros materiales avanzados... Y si hace más de medio siglo existía esa figurada única ruta marítima para el GNL, esos casi 400 buques actuales -con una capacidad total de algo más de 56 millones de m3- cubrieron el año pasado 380 rutas permanentes, la mayoría intercontinentales, que unen a exportadores e importadores de gas. La globalización que viene del frío El GNL es gas natural que ha sido procesado para convertirlo en líquido y así poder transportarlo en buques, evitando el gasoducto como única vía posible. El gas natural pasa por una central de licuefacción (situada en el país de origen) que lo enfría hasta una temperatura de 162 grados bajo cero para transformarlo en líquido, y que así ocupe hasta 600 veces menos que en su estado gaseoso y haga viable su transporte con un volumen mucho más reducido. El gas natural, ya líquido, se traslada a los tanques de los barcos metaneros, que los mantienen a esa bajísima temperatura durante el viaje, lo que los convierte en gigantescos termos flotantes. De los buques, el GNL pasa a una central de regasificación (en el país de destino), que devuelve el hidrocarburo a su estado gaseoso y lo distribuye a partir de entonces por una red de tubos convencional. Éste es el proceso que abre la puerta a que sea posible trasladar el gas entre puntos lejanos.

Las infraestructuras necesarias para desarrollar este proceso requieren inversiones cuantiosas: un metanero con una capacidad de 160.000 m3 tiene un coste de unos 200 millones de dólares (unos 155 millones de euros al cambio actual) y la cifra alcanza los 300 millones de dólares en el caso de los gigantescos Q-Max; la inversión necesaria para levantar una central de licuefacción que convierta el gas natural en líquido se sitúa de media en unos 20.000 millones de dólares, aunque depende de su capacidad de producción (la gigantesca central de Gorgon que Chevron construye en Australia parece que superará holgadamente los 50.000 millones de dólares); y la construcción de una central de regasificación conlleva un coste -también dependiendo de su capacidad- que suele situarse entre los 400 millones y los 1.000 millones de dólares.

A pesar de las multimillonarias inversiones necesarias, a partir de determinadas distancias entre el origen del gas y el destino, el transporte en barcos metaneros resulta más rentable que la distribución mediante gasoductos. Según la literatura tradicional del sector energético, el transporte marítimo de gas es más ventajoso si la longitud del gasoducto necesario supera los 3.500 kilómetros, en caso de un tubo terrestre, y los 1.200 kilómetros, cuando el gasoducto es marino.

En paralelo, es obvio, el transporte por barco ofrece una flexibilidad para unir distintos puntos del globo imposible para un gasoducto (que siempre conectará dos puntos concretos) y, por ello, permite igualmente sortear más fácilmente los problemas vinculados a tensiones geopolíticas o estrictamente comerciales en caso de ser necesario, dado que abre la puerta a una mayor diversificación de proveedores. No obstante, el comercio de GNL aún sufre las rigideces de estar generalmente gestionado mediante contratos a muy largo plazo (generalmente durante 20 años). El 90% del consumo global aún pasa por tubos En 1964 la central de licuefacción de Arzew, en Argelia, fue la primera en realizar envíos verdaderamente comerciales de GNL con destino a Reino Unido. La capacidad de esa gran central era de sólo 850.000 m3 de gas licuado al año. Justo medio siglo después, el comercio de GNL, comparativamente, se ha disparado. Durante 2013 el transporte marítimo de GNL rozó los 237 millones de toneladas procedentes de las decenas de centrales repartidos por medio mundo, según los datos del GIIGNL, una asociación que agrupa a 74 compañías del sector mundial, entre ellas las españolas Enagás, Gas Natural Fenosa e Iberdrola [ver el informe completo aquí].

El peso del GNL en el mercado global del gas natural es, no obstante, aún muy menor. Según las estadísticas de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), hasta dos tercios de la demanda mundial de gas natural se consume dentro de los propios países productores, y del otro tercio restante que se destina a exportaciones la gran mayoría se distribuye, claro, mediante gasoductos. Alrededor del 70% del comercio internacional de gas natural utiliza los tubos para su distribución y sólo el otro 30% corresponde al transporte marítimo de GNL. Esto es, aún hoy sólo alrededor de una décima parte de la demanda global de gas se distribuye en forma de GNL. En los últimos ejercicios, en principio de manera coyuntural, su crecimiento se ha paralizado por la caída de la demanda por la crisis económica: en 2013 el uso de GNL sólo creció un 0,3%.

Sin embargo, organismos internacionales y consultoras auguran una creciente implantación a escala global del gas natural en diferentes ámbitos de la economía [ver ¿Se ha acabado ya el mundo que sólo consumía más y más petróleo?] y también del GNL en particular. La relativa mayor facilidad para extraer el gas natural, ser netamente menos contaminante que los otros combustibles fósiles, su eficacia en producción de energía y la flexibilidad que muestran las centrales eléctricas que lo utilizan, tener tradicionalmente precios más bajos que el petróleo... son factores que están conduciendo a una mayor gasificación de la economía.

Según un estudio de Citi, el gas natural irá ganando terreno al petróleo en los próximos años gracias a su utilización en cada vez más sectores económicos. El gas ganará la partida al crudo en la industria petroquímica o en la generación de energía, y tendrá cada vez más peso en la automoción y en el transporte [ver el informe completo aquí, en inglés]. Primero en las economías más desarrolladas, con Estados Unidos a la cabeza, para luego trasladar la tendencia a los países emergentes. En esta segunda parte del proceso, las economías asiáticas jugarán un papel principal. Y, de hecho, es precisamente Asia la región que ya concentra hoy el 75% del consumo del GNL global. Más demanda y más producción Las economías asiáticas (China, India, también Corea) se han embarcado en una carrera por construir centrales de regasificación para garantizar el suministro para su creciente demanda de gas. Al tiempo que Japón pretende elevar sus importaciones de gas en plena era post-Fukushima. También la Unión Europea focaliza su política de seguridad de suministro en diversificar el origen del gas importado (hoy procedente muy primordialmente de Rusia), y mira tanto a los gasoductos que vienen de Asia Central como al GNL que puede venir de Oriente Medio y también de Estados Unidos (ahora que el gigante americano se ha embarcado en un auténtico boom del gas no convencional). Y Reino Unido también levanta sus propias centrales regasificadoras ante la progresiva caída de producción en el Mar del Norte.

Una demanda que se prevé creciente y que parece que podrá ser correspondida por una también creciente producción. Qatar, hoy líder mundial absoluto de las exportaciones de GNL, no tardará en ser rebasado con claridad por Australia, embarcado en un ambicioso proyecto que multiplicará su capacidad de producción de GNL en los próximos años. Y Estados Unidos (también Canadá) vive una verdadera revolución del shale gas que le ha hecho abandonar su tradicional papel como importador para convertirse en exportador de gas. De momento, EEUU sólo cuenta con una planta para la exportación de GNL, ubicada en Alaska. Las autoridades norteamericanas ya han aprobado el desarrollo de cinco plantas más, aunque sólo una de ellas está ya de facto en construcción y podrá estar operativa el próximo año. Pero ya existen otros 25 proyectos pendientes de aprobación.

El incremento de la exportación mundial de GNL en los próximos años se puede dar por segura. La creciente demanda de gas natural por parte de las economías asiáticas, alejadas de todos los grandes focos de producción (con permiso de Rusia), vaticina una progresiva mayor cuota del transporte marítimo para la distribución de GNL. Según las previsiones que maneja la Agencia Internacional de la Energía, el comercio global de gas licuado crecerá más de un 40% en los próximos cinco años, desde los 320.000 millones de metros cúbicos en 2013 hasta 450.000 millones de m3 en 2019 [ver gráfico y ver informe aquí]. Un mercado partido que sueña con ser global Mientras que el del petróleo es un mercado claramente global, el comercio de gas natural funciona de manera fragmentada. El mercado de gas está parcelado en tres grandes áreas regionales (EEUU, Europa y Asia) que cuentan con una diferencia de precios abismal y en las que las tendencias de cotización no sólo van desacompasadas, sino que a veces son opuestas. Los trazados de los gasoductos conformaron estas tres regiones, que han permanecido aisladas entre sí y que sólo pueden conectarse mediante las exportaciones con barcos.

La expansión del GNL es uno de los factores que harán posible que en los próximos años se avance hacia una mayor convergencia entre estos tres mercados, reduciendo los abismales diferenciales de precios (el año pasado el gas en Estados Unidos era seis veces más barato que en Asia y tres veces más económico que en Europa). Previsiblemente, según anticipa un informe elaborado por Crédito y Caución [ver informe completo aquí, en inglés] se creará un mercado del gas natural en esencia de carácter global, pero eso no significará que el gas cueste lo mismo en todo el mundo. Seguirá habiendo diferencias de precios, pero no tan gigantescas, y las cotizaciones del gas natural en estos tres mercados empezarán a seguir tendencias más acompasadas. El papel de España Al calor del conflicto en Ucrania, la Unión Europa ha reavivado el debate sobre la necesidad de reducir la enorme dependencia del continente del gas procedente de Rusia. Amén del impulso de nuevos gasoductos desde Asia Central que sortean territorio ruso, Bruselas y los Veintiocho apuestan por tomar posiciones en la carrera por garantizar el suministro de GNL mediante transporte marítimo. Y en ese proceso, las miradas se han vuelto hacia España, que tiene en sus costas con seis de las 22 plantas de regasificación con que cuenta Europa.

En los últimos meses, incluso se ha llegado a hablar -con mucho voluntarismo- de España como una alternativa viable para la gran distribución de GNL hacia el resto del continente. Las seis plantas españolas (ubicadas en Barcelona, Bilbao, Cartagena, Huelva, Mugardos y Sagunto) pueden captar el gas de los países productores y trasladarlo mediante tubos a Francia... pero es ahí donde radica el principal problema.

Actualmente la interconexión de España con el continente es muy limitada (apenas 5 bcm, miles de millones de metros cúbicos), e incluso una vez terminen los trabajos para ampliar del gasoducto de Irún (que elevaría la capacidad a 7 bcm) y si se finalizara en unos años del esperado tubo Midcat, la capacidad de exportación española rondaría los 14 bcm, apenas un 10% del volumen de gas que hoy exporta Rusia a Europa.

España ya participa de la expansión del GNL a escala global. Y, de hecho, es el principal mercado de reexportación del mundo (llega el GNL en barco, se almacena en sus plantas y se vuelve a cargar en buques para su transporte al destino final). Las capacidades actuales de las centrales españolas las puede convertir en parte de la solución del afán europeo de diversificar el suministro de gas. Pero sólo parte.

Pues no hay 2 sin 3...

Incendio daña barco antiguo en Londres

Los bomberos en Londres extinguieron una pequeña llamarada en el velero del siglo XIX Cutty Sark, una importante atracción turística que fue restaurada luego de un incendio mayor en 2007.

La brigada local de incendios indicó que cuatro carros y 21 bomberos acudieron al llamado del domingo en la mañana y “una pequeña parte del barco” resultó dañada.

Uno de los barcos más rápidos de su época, el Cutty Sark navegó por primera vez en 1869 y fue diseñado para transportar té desde el lejano oriente hasta Gran Bretaña.

El navío fue devorado por las llamas en mayo de 2007 mientras estaba siendo remodelado. Los investigadores han dicho que se trató de una aspiradora que se quedó encendida.

Se requirió de cinco años de trabajo y millones de libras (dólares) para que el velero pudiera reabrir al público, en Greenwich, en el sureste de Londres.

Vigilancia extrema

Canadá: temor a un derrame de combustible de barco ruso
Un barco contenedor ruso está de nuevo a la deriva en el Océano Pacífico, cerca de la costa canadiense, después de que se soltara el remolque que lo transportaba.

El barco ha ido a la deriva desde el jueves después de que se quedara sin energía en medio de una tormenta.

Un barco contenedor ruso está de nuevo a la deriva en el Océano Pacífico, cerca de la costa canadiense, después de que se soltara el remolque que lo transportaba.

Un portavoz de los guardacostas canadienses informó que el buque ruso se encuentra ahora lejos de la orilla y no presentaba un riesgo inmediato.

Dijo que ahora mismo continúan los intentos para reajustar el remolque.

El buque Simushir transporta cientos de toneladas de combustible y presenta riesgos de encallar, causando un derrame.

El barco ha ido a la deriva desde el jueves después de que el jueves se quedara sin energía en medio de una tormenta.

Semana negra

Herido el patrón del barco "El Cañavera" al explotar la máquina frente a Llanes
Juan Jesús Allende, de Caravia, sufrió quemaduras y fue evacuado a Gijón

Juan Jesús Allende, patrón del pesquero "El Cañavera", tuvo que ser evacuado ayer tarde al resultar herido cuando explotó la máquina del barco con el que estaba faenando a unas 14 millas al noroeste de Llanes, según informó Salvamento Marítimo. Allende, de Caravia y residente en Lastres (Colunga), sufrió varias quemaduras en su cuerpo tras producirse la explosión a bordo del barco por motivos que se desconocen. En el momento del accidente había otros seis tripulantes en "El Cañavera", que suele descargar sus capturas en el puerto de Llanes, si bien tiene su base en Burela (Lugo).

Poco antes de las ocho y media de la tarde el centro de coordinación de Salvamento Marítimo en Gijón recibió el aviso de la explosión de la máquina, en el que se dio parte de que el patrón había resultado herido. El centro movilizó la embarcación "Salvamar Sant Carles" y el "Helimer". Éste último fue el encargado de trasladar a Juan Jesús Allende al puerto de Gijón, donde le esperaba una ambulancia. Además, "El Cañavera" fue remolcado hasta el puerto de Llanes por la "Sant Carles". Al cierre de esta edición se desconocía el estado del patrón del barco.

Ésta ha sido una semana negra para el sector pesquero. El accidente de ayer de "El Cañavera" se produjo tan sólo un día después de que dos marineros cántabros (un padre y su hijo) tuvieran que ser rescatados también frente a la costa de Llanes al naufragar su barco. El "Aurelia María" se hundió por causas que se desconocen. Otra embarcación, la "JJ Gas", fue la encargada de socorrerles.

Ahora viene la letra pequeña

Pemex insta a Barreras a reducir costes para optar a los buques comprometidos
El astillero celebró su primer consejo de administración en México con el objetivo de conseguir desbloquear la entrada de nuevos contratos

Hijos de J. Barreras celebró ayer su primer consejo de administración en tierras mexicanas (los tres anteriores tuvieron lugar en Vigo) con una prioridad: conseguir desbloquear la entrada de nuevos contratos en el astillero, participado en un 51 % por la petrolera.

Sobre la mesa, un atunero, tres buques tanque y un buque off shore de apoyo logístico a las plataformas petrolíferas, los cinco buques comprometidos por Pemex en diciembre del 2013, recién comprado el astillero, siguen sin sumarse a una cartera de pedidos integrada solo por un flotel (gemelo de la unidad que construye Navantia, también para la compañía mexicana).

La petrolera asegura que nada ha cambiado en la estrategia de Pemex respecto a Barreras. «Sigue siendo una inversión estratégica», insisten, al tiempo que remarcan que hay proyectos para Barreras, pero que el astillero tendrá que ser más competitivo en costes, porque esa es la prioridad del grupo, que se ratifica en su política de licitación pública de la flota que necesita. Concursos a los que Barreras deberá acudir con ofertas capaces de ganar a sus rivales internacionales.

En todo caso, desde la petrolera se resta importancia a los anuncios realizados hace meses, porque «los planes se modifican mientras no exista una firma».

De los cinco barcos en liza, sí existe un contrato firmado por la armadora mexicana Procesa para construir un atunero. Sin embargo, falta un hito fundamental, la entrada en vigor del citado contrato (cuando se realiza el primer pago del coste total del buque). Mauricio Pariente, responsable de Procesa, asegura que «el proyecto sigue en pie. Estamos tratando de resolver algunos puntos específicos de la financiación».

Por otra parte, los tres buques tanque se encuentran en fase de licitación internacional, mientras que el buque off shore, para la armadora Diavaz, se mantiene en suspenso.

En cualquier caso, el presidente de Barreras aseguraba el pasado viernes no albergar «preocupación excesiva» ante la posibilidad de que Pemex incumpla sus compromisos de contratación de nuevos buques. 

El norte dice NO

La cuenca vasco-cantábrica se une contra el fracking
Asambleas y Plataformas de Cantabria, País Vasco y Burgos participan el domingo en una concentración en Castrobarto

La cuenca vasco-cantábrica se ha unido contra la fractura hidráulica y, con este objetivo, asambleas y plataformas contrarias a la fractura hidráulica de Cantabria, País Vasco y Burgos asistirán este domingo, día 19, a una concentración solidaria en Castrobarto, en el municipio de Junta de Traslaloma (Burgos), afectado por el pozo 'Enara 9', de los más avanzados en tramitación.

En el encuentro se abordará en qué punto se encuentran los diferentes permisos que afectan a los territorios de estas comunidades autónomas, y se intercambiarán experiencias, información y formas de trabajo. También se establecerán lazos de colaboración ante el posible inicio de las labores de perforación.

Los diferentes grupos que están trabajando contra la fractura hidráulica saben que "la mejor herramienta" para combatir esta técnica es la "solidaridad" entre los posibles afectados, de ahí el lema "Fracking no, ni aquí ni en ningún sitio".

Con motivo del encuentro de este domingo, los vecinos de Castrobarto realizaran una comida popular (patatas con jabalí) para recaudar fondos para la defensa del territorio. Al término de la misma, se jugará a los bolos tradicionales de la comarca.

El fin último de esta iniciativa es concienciar de los peligros de la fracturación hidráulica y hacer un nuevo llamamiento a la Diputación de Burgos, Junta de Castilla y León y Ministerio de Industria para que "no se permita esta técnica" que en Estados Unidos, señalan, ha ocasionado "sequías, contaminación a gran escala, seísmos y liberación de radiación al medio ambiente y a las personas". 

Una pasada

Fernando Ríos dice que Repsol abrirá 50 pozos si encuentra petróleo
El comisionado para el Autogobierno hace perder los nervios a Antonio Alarcó (PP) en un debate en la Casa de Canarias en Madrid

El comisionado para el Autogobierno, Fernando Ríos, aseguró este jueves en Madrid que si Repsol hallara petróleo o gas en los sondeos exploratorios que tiene previstos dentro de pocas semanas en Canarias, en los próximos años "habrá 35 pozos de petróleo y 15 de gas" frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura y "no se podrá evitar, porque tiene derecho a sacarlo" según la vigente Ley de Hidrocarburos, por lo que "no es cierto que esto vayan a ser dos o tres pinchacitos como algunos quieren difundir; nos jugamos mucho más".

Esa fue la aseveración más llamativa del debate a tres que la noche del pasado jueves tuvo lugar en la Casa de Canarias en Madrid, en torno a las prospecciones de Repsol, entre Ríos, el senador del Partido Popular por Santa Cruz de Tenerife Antonio Alarcó y la directora general de Industria del Gobierno regional, Maria Antonia Moreno.

Poco antes del debate, Ríos dijo, al ser abordado por la televisión autonómica, que estaba convencido de que podrá celebrarse la consulta que el Gobierno regional ha proyectado para el 23 de noviembre próximo, ya que "los tribunales solo nos pueden dar alegrías" y aunque el Tribunal Constitucional puede suspenderla cautelarmente "si no es ahora se celebrará más tarde".

Y es que aunque en el encuentro ante algo más de 30 residentes canarios en Madrid -y que sirvió de colofón a un ciclo de conferencias que tuvo lugar en primavera y en la que participaron los distintos actores implicados- se habló de muchas cosas, sobre todo a preguntas del público, lo cierto es que pocas fueron novedosas y toda la sesión estuvo bastante marcada por la palpable tensión entre Ríos y Alarcó, separados físicamente por la socialista Moreno en la pequeña mesa en la que se desarrollaron sus intervenciones. Una tensión que cuando se hizo más explícita obligó en varias ocasiones al presidente de la institución, Rafael Machado, a dirigirse seriamente a ambos desde su papel de moderador para poner paz y evitar que la cosa pasara a mayores.

"No me interrumpas, Fernando, que yo soy un tipo muy educado o que por lo menos pretendo serlo", le espetó Alarcó al nacionalista cuando, ya muy avanzado el debate, intentaba responder a las preguntas de un miembro del público sobre la relación entre la consulta que proyecta el Gobierno regional y el reciente artículo de Rivero reclamando una soberanía compartida.

"Que no te metas en eso, Antonio, que tú eres médico y no sabes", interrumpía por enésima vez Ríos a Alarcó unos segundos después, provocando el estallido deinitivo de éste: "A mí tú no me faltas aquí al respeto" clamó alzando la voz el cirujano tinerfeño bastante alterado y provocando en la mesa un pequeño revuelo que Machado trató de resolver reclamando a ambos que dejasen las "trifulcas personales" para otro momento.

La verdad es que la escena se había repetido ya varias veces, con Ríos haciendo perder los nervios a Alarcó, gracias a esa particular habilidad suya de niño malo irónico y chinchoso que tantos réditos políticos le ha dado, y Machado llamando al orden a ambos.

La obsesión por el "respeto" de Alarcó incluso llevó a uno de los más conspicuos socios de la Casa, el historiador Agustin Guimerá, a clamar en un momento dado: "¡Pero si aquí no se está faltando al respeto a nadie!”

Mientras, la directora general de Industria, Maria Antonia Moreno -se había anunciado la presencia de la consejera Paquita Luengo pero razones de agenda, que bien podrían estar relacionadas con las primarias de los socialistas canarios, le impidieron asistir-, flanqueada por los dos gallos de pelea que tenía a los costados, ponía cara de póker en mitad del fuego cruzado antes de exponer sus argumentos con puño de hierro en guante de seda.

"Repsol siempre tendrá derecho a vender el petróleo que extraiga donde quiera, por lo que es falso que se vaya a reducir la dependencia energética", enfatizaba Moreno,"y ni siquiera tiene por qué contratar a las refinerías que hay en Canarias como se empeñan en decir”.

El Power Point de Alarcó

Antes, el senador del PP había sacado un power point para explicar la postura del Gobierno de Rajoy y Soria. Le costó hacer uso del artilugio, ya que el galimatías técnico en que se enredó el personal de la casa para que funcionara recordó a otro memorable escena protagonizada hace ya bastantes años por el presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, al liarse con un teléfono fijo que no paraba de sonar, mientras intentaba dar una rueda de prensa como presidente de la FECAI. Pero finalmente el artefacto funcionó y el senador pudo lanzar su mensaje no solo de viva voz sino proyectándolo en una pantalla: "el dilema entre el petróleo y el turismo es falso" dijo tras insistir en que el riesgo de que haya un vertido es, según diferentes informes avalados por la administración de 0,0000282 por ciento. Además, Alarcó dejó alguna que otra perla: "la verdad no siempre es democrática, a veces sí y a veces no" y "no hay desarrollo sin algún riesgo".

Ríos insistió en que estudios del Gobierno regional elevan ese riesgo al 3 por ciento y en que en caso de hubiera un vertido como el del Golfo de México supondría “la ruina” para el Archipiélago, al tiempo que llamó la atención por los declaraciones de impacto medioambiental negativo que la administración dio este miércoles a proyectos de sondeos frente a las costas de Málaga.

A preguntas de los asistentes sobre el sobrecoste de la producción de energía en Canarias, que los habitantes del resto de España deben sufragar, María Antonia Moreno dijo que “también los canarios deben soportar el coste de la moratoria nuclear y del carbón” y, tras apostar varias veces por las energías renovables, incrementando su peso en el mix energético, insistió en que la extracción de petróleo no resolvería la dependencia del exterior. 

Aislados

EEUU asegura que el barco con pasajeros aislados por ébola "está de camino"

Estados Unidos aseguró hoy que el crucero en el que se encuentran los dos ciudadanos estadounidenses aislados por un posible contagio del virus del Ébola está de camino a Texas con ambos a bordo y se espera que llegue a su destino este próximo domingo.

"El barco ahora ha decidido dirigirse hacia Galveston, Texas. Está en camino a Texas y debe a atracar el domingo", aseguró la portavoz adjunta del Departamento de Estado, Marie Harf, en su rueda de prensa diaria.

El Departamento de Estado informó previamente de que se trata de una persona que trabaja como técnico de laboratorio en el hospital de Dallas donde el 8 de octubre falleció un liberiano enfermo de ébola y de un acompañante, que igualmente fue aislado.

Harf explicó que las autoridades estadounidenses trataron de desembarcar a ambos pasajeros en Belice para poder evacuarlos más rápidamente a Estados Unidos, sin embargo el Gobierno de ese país no lo permitió, por lo que "ahora están en el barco de regreso" a Texas, puerto de destino del crucero.

"Teníamos la esperanza de que el pasajero pudiera desembarcar allí y volver a casa, pero por desgracia no fue el caso. Ahora están en el barco de regreso", reiteró la portavoz.

Sin embargo, paralelamente la ministra hondureña de Salud, Yolani Batres, afirmó hoy que los dos pasajeros estadounidenses del crucero fueron repatriados a EEUU vía aérea desde la isla hondureña de Roatán y "están en un hospital de Dallas".

Las autoridades mexicanas confirmaron que al crucero también se le rechazó el ingreso a la isla de Cozumel, mientras que la empresa Carnival aseguró que ni los pasajeros ni la tripulación del barco, en el que la técnica de laboratorio del Hospital Presbiteriano de Dallas está "aislada voluntariamente", corren peligro.

"Hay una gran cantidad de desinformación y mucho temor acerca de esta enfermedad, gran parte de ella no basada en hechos reales", agregó la portavoz del Departamento de Estado en su explicación.

La situación se ha producido después de que los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) detectaran que la técnica de laboratorio, que pudo manejar muestras del primer enfermo diagnosticado con ébola y que falleció por el virus en ese centro médico, estaba a bordo del barco.

En el momento en el que partió de viaje, el 12 de octubre, los CDC solo indicaban a los empleados que se vigilaran a ellos mismos por si presentaban algún síntoma.

Suspenso en sociales...

Ébola: Falsa alarma en A Guarda al confundir la bandera de un buque de Guinea Bissau
Una llamada anónima dio la voz de alarma. Dos patrullas acudieron al lugar pero estaba previsto su llegada desde hace tres días

Falsa alarma en A Guarda. La preocupación generada los últimos días tras la confirmación del contagio de ébola de la auxiliar gallega Teresa Romero ha sido el detonante de una falsa alarma en el puerto de A Guarda cuando un vecino de la zona daba el aviso a las fuerzas de seguridad y a este periódico al confundir la bandera de una embarcación de Guinea Bissau con la de Guinea Conakry, uno de los países en los que más casos de ébola registra.

A primera hora de la tarde, una llamada de un preocupado vecino de A Guarda alertaba de que de una embarcación procedente de Guinea Bissau había atracado en el puerto de A Pasaxe, en Camposancos. La situación no se saldría de la normalidad si éste no hubiese confundido sus banderas con la de Guinea Conakry, uno de los paísese más afectados por el virus del ébola.

Avisadas las fuerzas de seguridad, dos patrullas de la Guardia Civil se personaban en el muelle alrededor de las 16:30 horas y tras esperar al capitán de la embarcación, de nacionalidad portuguesa, se confirmaba la falsa alarma ya que el buque tenía previsto llegar a la costa gallega hace tres días procedente de Palma de Mallorca, pero un problema con el piloto automático demoró el desembarco.

El tripulante portugués también declaró que el barco está compuesto por otros cinco marineros -cuatro de Guinea Bissau y un senegalés-. Anxo Vásques Vicente da Lus relató que el pesquero había estado faenando en Guinea Bissau y que efectuó la descarga en Cabo Verde. El capitán del barco con bandera de Guinea Bissau, encargado a la pesca de pulpo, se prevé que esté un mes en tierras gallegas al sufrir una avería en la hélice y en el motor.

Ya nos empezamos a concienciar

Un barco procedente de Liberia, autorizado a entrar en Gijón sin pasar inspección de Sanidad
El misionero de la Orden de San Juan de Dios ingresado el jueves ha recibido el alta médica y ha abandonado ya el Hospital Carlos III
Desde ayer está fondeado a la espera de atraque un granelero que partió el 30 de septiembre de Buchanan y que cumple mañana los 21 días para considerarse fuera de riesgo

Hoy o mañana atracará en El Musel un granelero de 197 metros que partió el pasado 30 de septiembre del puerto liberiano de Buchanan. Se da la circunstancia de que el buque, que en la información oficial figura como procedente de Las Palmas -donde efectivamente paró para repostar combustible- llegó a aguas costeras asturianas el día 13 de este mismo mes y el 15 le fue concedida por Sanidad Exterior la denominada Libre Plática que permite el acceso al puerto. Ese documento, previa declaración del capitán de que no existe ningún enfermo a bordo, se otorga por los responsables de Sanidad Exterior, aunque en este caso su concesión podría significar un incumplimiento del protocolo para el control del ébola. La orden al respecto es la siguiente: «Sanidad Exterior llevará a cabo una inspección sanitaria observando todas las medidas de protección apropiadas y utilizando el EPI oportuno que deberá estar dispuesto para su uso. Una vez valorada la situación a bordo, utilizando los criterios establecidos (...), en el caso de no haber sospecha de ébola, o de cualquier otra enfermedad que pudiera ser un riesgo para la salud pública, se expedirá el Certificado de Libre Plática». En este caso, ese documento se emitió el pasado día 15 cuando el buque se encontraba a varias millas de Gijón, por lo que, según confirmaron a este periódico fuentes consultadas en la Corporación de Prácticos, parece imposible que se pudiera llevar a cabo la preceptiva inspección a bordo que ordenan los protocolos establecidos.

Ese documento de Libre Plática se suele entregar a los buques conforme a la declaración del capitán cuando la procedencia es de otros países, pero no en el caso de que ésta se corresponda con una nación afectada por el virus del ébola, según pudo saber este periódico.

En cualquier caso, no parece haber ningún peligro ni motivo de alarma, puesto que, tal y como se apuntaba, el granelero, con bandera de Islas Marshall y que arriba a Gijón con un cargamento de mineral, llegó el día 13 a Asturias, aunque no fue hasta la madrugada de ayer que se sitúo en el fondeadero de El Musel a la espera de atracar para desembarcar su carga bien hoy o mañana. Sucede que mañana se cumplirían los 21 días de cuarentena preceptivos desde la salida del barco, el 30 de septiembre, del citado puerto liberiano.

lunes, 13 de octubre de 2014

Nuevo mercado

¿Un crucero para pasar frío? Pullmantur está convencido de que es rentable 
La empresa lanzará el próximo año un crucero por el círculo polar ártico para disfrutar de los días sin noche

¿Debe ser un crucero sinónimo de verano, piscina y largas tardes en la tumbona? Pullmantur cree que no necesariamente. La empresa está dispuesta a rentabilizar los destinos más templados y también los inviernos mediterráneos. La cúpula de la compañía, encabezada por el nuevo consejero delegado Jorge Vilches, está convencida de que hay que extender el negocio más allá de julio y agosto en la tradicional oferta de sol y playa.

Y para probar nuevos mercados, la empresa ha anunciado esta semana una oferta inusual: un crucero por el círculo polar ártico en un viaje sin noche. La promoción, con el nombre "El sol de medianoche" transcurrirá por Noruega, Finlandia y Rusia en pleno solsticio de verano. El paquete se venderá con billete aéreo incluido.

La compañía probará con cuatro viajes programados que comenzará a comercializar las próximas semanas. Pullmantur, que ha defendido la conservación de su sede central en Madrid (Royal Caribbean, propietaria propuso un cambio de sede a Panamá), quiere aumentar su participación en el mercado europeo y para ello la mayor oferta en invierto y a destinos nórdicos es una apuesta clave.

"No es un producto para el típico cliente de tumbona. Pero estamos convencidos de que puede ser interesante en enero o febrero para disfrutar de las ciudades del Mediterráneo y luego cenar en el barco y disfrutar del espectáculo", explica el consejero delegado Jorge Vilches.

Europa representa el 50% del mercado de Pullmantur, frente al otro 50% de América Latina y el Caribe. Pero la empresa trabaja para que el Mediterráneo siga creciendo y no pierda peso frente a los destinos emergentes. "El Caribe ofrece playas fantásticas y buen clima todo el año pero la diversidad y riqueza del Mediterráneo no es equiparable a ninguna otra zona del mundo", opina Vilches.

Pullmantur intenta poner fin a un complejo proceso de reestructuración que incluyó el año pasado un Expediente de Regulación de Empleo, ERE, que afectó a 38 trabajadores. Ahora la compañía asegura haber completado los ajustes y ha anunciado un nuevo proceso de contrataciones para preparar la expansión.

Nada es gratis para esta gente...

Chevron extraerá gas esquisto en Ucrania

La trasnacional petrolera estadounidense Chevron invertirá unos 10 mil millones de dólares en los trabajos de extracción de gas de esquisto en las regiones occidentales de Ucrania, confirmó hoy la prensa. El Banco Nacional de Ucrania concedió el permiso a la compañía para la apertura de una cuenta, asociada con los negocios en el sector energético en este pais, reseñó la agencia Unian.

Los yacimientos de hidrocarburos se ubican en las regiones de Lvov e Ivano-Frankov, y serán explotados por Chevron en virtud de un convenio negociado en noviembre de 2013 con la empresa ucraniana Nadra Olesskaya.

El 90 por ciento de las acciones de Nadra Olesskaya pertenecen a la compañía estatal Nadra Ucrania, que agrupa a otras 13 empresas dedicadas a la prospección geológica.

Al inicio de la operación militar a gran escala contra las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk, las milicias y expertos independientes denunciaron que la "limpieza étnica" llevada a cabo por Kiev en el Donbass obedecía a los planes de explotación de gas de esquisto en el territorio por empresas norteamericanas.

El periódico ruso Svobodnaya Pressa divulgó un artículo hace meses en el cual se mencionó la presencia de estadounidenses en puestos clave del sector energético ucraniano. El segundo hijo del vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, integra el consejo de administración de Burisma Holdings, el mayor productor privado de hidrocarburos en Ucrania.

Hurra

Entró el primero de los buques con GNL

Luego de más de 10 días fondeado en la rada de ingreso al canal de acceso a puertos, sobre las 19.30 de ayer amarró junto al regasificador “Express” el metanero “Lobito”, uno de los cuatro que permanecía gareteando a la espera de órdenes para descargar 55 mil m3 de Gas Natural Licuado.

De esta manera comienza a destrabarse la novela de los buques metaneros que, por la falta de dólares en el gobierno, se encuentran detenidos a unos 300 kilómetros de la ciudad.

Si bien desde el Ministerio de Planificación se anunció que la demora se debía a razones climáticas, como la existencia de marea alta (sic), desde los medios de prensa se alude a la falta de dólares y a la decisión de importar más gas del necesario, aunque también debe considerarse que las altas temperaturas produjeron una caída del consumo en invierno e inicio de la primavera.

Los retrasos han sido reflejados por medios extranjeros, que incluso señalan los problemas ocasionados a los proveedores British Petroleum y Gas Natural, que se encuentran casi sin barcos para seguir despachando cargamentos hacia distintos puntos del mundo desde Trinidad y Tobago. 

Buena noticia

El astillero Barreras sale definitivamente del concurso de acreedores
García Costas, tranquilo si la empresa pierde los buques de Pemex porque aun así «va a tener trabajo» 


El presidente del astillero vigués Hijos de J.Barreras, José García Costas, ha asegurado que no siente «preocupación excesiva» porque puedan no cumplirse los contratos que tenía pactados con Pemex y, en todo caso, ha asegurado que la empresa viguesa «va a tener trabajo en los próximos años».

Así lo ha manifestado, en declaraciones a los medios, después de que varios encargos que en principio habían sido asociados a Barreras hayan salido a licitación pública. En este sentido, ha recordado que los floteles también habían sido sometidos a licitación, siendo el astillero vigués uno de los adjudicatarios.

«No me producen preocupaciones todas aquellas cosas que tengo controladas, ocupación y trabajo requieren, pero preocupación excesiva y pensar que no se van a cumplir las cosas que tengo en este momento pactadas, ninguna», ha apostillado.

En todo caso, ha matizado que cometería un error si dijese que estos buques «son seguros». «¿Cómo voy a decir que los tengo adjudicados? Primero porque no es cierto y segundo, porque haría un flaco favor a la licitación», ha reflexionado.

De esta forma, ha concluido que todos los compromisos con Pemex los hará públicos en el momento en que estén firmados, y ha adelantado que, de momento, este miércoles participará en el consejo de Barreras que tendrá lugar en México.

Finalmente, acerca del proceso concursal, el presidente de Barreras ha confirmado que desde esta semana el astillero se encuentra fuera del concurso de acreedores de forma definitiva, tras el cumplimiento del convenio antes del vencimiento de los plazos y el fin del periodo para presentar alegaciones.

Otros proyectos

García Costas ha indicado que en estos momentos hay 530 personas trabajando en el flotel del astillero vigués, y ha adelantado que esperan que esa cifra se duplique entre los meses de enero y febrero de 2015, hasta llegar a las 1.000 personas.

«Todavía los proveedores de electrónica, mecánica no empezaron porque el barco aún no está en condiciones», ha comentado el presidente de Barreras, que ha señalado que próximamente el astillero también trabajará en otros barcos --uno en la grada y otro en el varadero--.

Asimismo, respecto al encargo «muy fuerte y muy avanzado» que había anunciado en abril y que «no guarda relación con Pemex», ha comunicado que este jueves un equipo técnico visitó el astillero, aunque ha descartado aportar más datos sobre el proyecto hasta que «no lo tenga firmado y --el dinero-- ingresado». 

Hacen las Américas

Gas Natural hace en Chile su mayor compra en el exterior

Gas Natural da un paso de gigante en su estrategia de crecimiento en Latinoamérica con la compra de la chilena CGE, que supone su desembarco en el país. La opa costará 2.600 millones de euros –en caso de que acepte el 100% de los accionistas– y lleva implícita una prima del 31,6% respecto a la última cotización de la chilena.

Gas Natural Fenosa entra en Chile con la adquisición de una de las mayores eléctricas del país, Compañía General de Electricidad (CGE), empresa fuerte en distribución con más de 2,5 millones de clientes y que distribuye al 40% del mercado chileno, según ha explicado Gas Natural.

La energética española ha alcanzado un acuerdo con los accionistas mayoritarios de la sociedad chilena por el que se compromete a lanzar una opa sobre el 100% del capital de CGE, al tiempo que se garantiza que el núcleo duro (que en conjunto tiene el 54,19%) venderá irrevocablemente sus acciones. Los socios mayoritarias de la empresa latinoamericana son las familias Marín (22%), Almería (21%) y Pérez Cruz (11%), que se han comprometido a acudir a la oferta de Gas Natural. Además, la sociedad Indiver tiene otro 11% del capital, según la página web de la compañía. La Sociedad Canal de Maipo cuenta con un 7,3% y accionistas institucionales tienen un 3,63%. Un 22,83% está en manos de “otros accionistas”. En total, a 31 de diciembre de 2013, la empresa contaba con 3.488 accionistas.

La energética española pagará 4.700 pesos chilenos por acción en efectivo (6,27 euros aproximadamente), lo que supone un 31,6% más que el último precio que marcó CGE el viernes en la Bolsa de Santiago (cerró a 3.571 pesos chilenos). En caso de alcanzarse una aceptación del 100%, la compra supondrá un desembolso total de 2.600 millones, según señaló Gas Natural en la nota remitida a la CNMV. La oferta se extenderá hasta el 11 de noviembre. CGE cuenta con 416,7 millones de acciones en negociación, según datos de Bloomberg.

El tamaño total de la operación en Chile, incluyendo la deuda consolidada de CGE y la participación minoritaria de sus filiales, puede llegar aproximadamente a 6.000 millones de euros, señala Gas Natural.

Desde un punto de vista estratégico, la adquisición por parte de Gas Natural supondrá “la mayor operación de compra internacional realizada por la multinacional energética española en toda su historia” y también “la mayor compra de una utility en Latinoamérica”. CGE concentra casi toda su actividad en el sector eléctrico y gasista en Chile (desde Arica a Puerto Williams), Argentina (en cuatro provincias) y en Colombia (26 de los 32 distritos en la actividad de distribución de gas licuado).

Gas Natural Fenosa ha calificado por ello la compra como “hito estratégico clave” porque le permite entrar en el mercado energético de Chile a través de la principal empresa de distribución de electricidad y gas del país.

CGE cuenta con más de 2,5 millones de clientes y distribuye electricidad al 40% del mercado chileno, incluyendo parte de la capital Santiago de Chile. Con más de 2,5 millones de clientes, es el primer operador de red de alta tensión con una cuota de mercado del 35% y más de 3.400 kilómetros de líneas, asegura la empresa en un comunicado.

Asimismo, tiene una participación directa en Gasco, una de las tres principales distribuidoras de GLP con un 27% de cuota de mercado, y Metrogas, la principal distribuidora de gas del país con más de 580.000 clientes, y se asegura una sólida posición en el mercado de gas natural licuado (GNL) a través de su participación en la terminal de Quintero. La empresa importa gas licuado para el mercado nacional a través de su filial Gasmar. Sus ventas anuales superan las 300.000 toneladas y representan cerca del 30% de la participación nacional en este mercado.

CGE cerró el ejercicio 2013 con un ebitda de 743 millones de dólares, de los que el 96% corresponde a su actividad en el mercado chileno.
Fuente: el mundo

Enorme

California compite con el canal de Panamá
El puerto de Long Beach amplía su tamaño para gestionar más contenedores procedentes de China

No hay que confiarse, los barcos de carga siempre pueden ser más grandes. Especialmente cuando se trata del comercio en el Pacífico, en las rutas entre China y EE UU. “Nos estamos preparando para barcos cada vez más grandes”, dice Jon Slangerup, presidente ejecutivo del Puerto de Long Beach, en California. Los barcos serán más anchos, más profundos, llevarán más contenedores y habrá que descargarlos más deprisa. Tal es la seguridad sobre este futuro, que el puerto se está gastando casi 5.000 millones en inversiones de infraestructuras en un plan a 10 años porque, literalmente, no saben cuánto comercio más va a entrar en sus muelles. Pero saben que va a ser mucho.

Los ocho puertos más grandes del mundo están en Asia oriental. De ahí salen manufacturas de todo tipo para el mundo entero. El noveno está al otro lado del Pacífico, en California, a unos 13 días de navegación. La bahía de Los Ángeles, al sur de la ciudad, es la puerta de Asia a Estados Unidos, el primer consumidor del mundo. En realidad, son dos puertos. El de Los Ángeles es el más grande de Estados Unidos. El de Long Beach es el segundo más grande. Juntos mueven 14,7 millones de contenedores al año, con una carga valorada en 465.000 millones de dólares. En un mapa no se distingue uno de otro: están separados por una calle.

A través del Puerto de Long Beach (POLB) pasan 6,7 millones de contenedores al año con una carga valorada en 180.000 millones de dólares. El comercio con Asia supone el 90% de las operaciones de POLB. La empresa espera que las cifras de volumen se doblen hacia el año 2030. La intensidad del comercio con Asia es tal que las vacaciones del año nuevo chino se notan en el descenso de actividad en Long Beach, asegura Don Snyder, director de desarrollo comercial del puerto.

Podrían gestionar más, pero no con los tamaños de barcos que están empezando a construir las navieras. “Las condiciones del mercado están cambiando por los grandes barcos”, asegura Slangerup. Cada vez más, las navieras se asocian para agrupar los envíos en barcos gigantes y ahorrar costes. “Vamos hacia barcos de 22.000 contenedores”, afirma. “Tienes que estar ahí para que puedan entrar”.

En este contexto, la joya de Long Beach es el proyecto Middle Harbor, que se lleva 2.000 millones de toda la inversión en modernización y que aumentará en un 20% la capacidad de carga. Las grúas más altas del puerto eran de 140 pies. Las de Middle Harbor tienen 165 pies. Esto les permite llegar más alto y más dentro para sacar los contenedores de los nuevos megabarcos, los llamados Triple E, que transportan hasta 18.000 contenedores. Además, la terminal está completamente electrificada. No hay vehículos diésel. Hay coches-robot sin conductor que colocan los contenedores. Cuando esté terminado, este muelle será por sí solo el cuarto puerto más grande de EE UU, con una capacidad para cuatro millones de contenedores. Funcionará prácticamente sin humanos.

El principal competidor de los puertos de California es el Canal de Panamá. Se trata de quién lleva antes la mercancía china al resto de EE UU: si es más conveniente descargar en Los Ángeles y seguir en tren, o pasar por el canal para descargar en Texas o los puertos del noreste. Actualmente, los barcos llamados Post Panamax, hasta 8.000 contenedores, son el 16% de la flota mundial pero transportan el 45% de toda la carga. La ampliación del Canal de Panamá, que acabará en 2015, está pensada para acoger estos barcos y más aún, los llamados New Panamax, hasta 13.000 contenedores.

Long Beach está convencido de que, en el mundo que viene, el Canal de Panamá está obsoleto antes de haber acabado las obras de ampliación, porque no podrá competir por atraer los barcos Triple E que, según sus cálculos, dominarán el comercio con Asia. La naviera danesa Maersk, una de las más grandes del mundo, acaba de anunciar una inversión de tres mil millones de dólares en nuevos barcos hasta 2019. “Al Canal de Panamá le ha pasado como a las autopistas de Los Ángeles, que para cuando se terminaban de construir el número de coches ya había crecido tanto que estaban obsoletas”, dice Noel Hacebaga, director ejecutivo adjunto de POLB.

Además del Canal de Panamá, los puertos de California tienen un ojo puesto en el puerto de Lázaro Cárdenas, en México, cuyo fácil acceso a la línea férrea hacia Texas también lo convierte en una amenaza.

Los puertos de EE UU están gastando 47 millones de dólares en adaptar sus infraestructuras al mundo de los barcos gigantes. Long Beach, que está infrautilizado en un 30% precisamente por esta tendencia, se lleva el 10% de esa cantidad. Es una apuesta grande. “No es seguro que esa nueva capacidad se llene”, advierte Hacebaga. “En este negocio el tiempo es dinero, literalmente. Si el producto no pasa por la caja del supermercado a tiempo, mucha gente pierde dinero”.

domingo, 12 de octubre de 2014

Sin señal

Muy buenas.

Por 2a vez esta campaña, que es un poco más larga de lo normal, voy a estar desconectado unos días. Espero poder actualizar mañana y luego ya, de forma regular otra vez, el próximo fin de semana.
A ver cuánto dura el apagón esta vez.
Un saludo a tod@s