lunes, 9 de mayo de 2016

Malos tiempos

Navieras coreanas solicitan reestructuración ante crisis de deuda

Situaciones complejas llaman a tomar medidas complejas, o al menos ese parece ser el caso de las navieras coreanas Hanjin Shipping y Hyundai Merchant Marine. Ambas compañías están pasando por una crisis de liquidez, sufriendo de déficit de capital de trabajo y han confirmado que están en conversaciones con navieras fuera de sus actuales alianzas en busca de una optimización de sus operaciones.

El binomio sobreoferta-baja demanda de la industria naviera tiene a las utilidades de ambas compañías bajo presión, por lo que están buscando una unión más colaborativa para asegurar un futuro más auspicioso.

Pidiendo ayuda

Según informes de prensa, altos ejecutivos de Hanjin han solicitado descuentos en las tarifas de chárter, argumentando que “luego de un cuidadoso análisis del panorama de negocios y proyecciones financieras logrado con la asistencia de expertos externos, nuestra gerencia ha llegado a la conclusión de que nuestros propios esfuerzos podrían no ser suficientes para resolver los problemas de liquidez que estamos enfrentando”. En febrero Hyundai Merchant Marine aplicó la misma estrategia, buscando reducciones en los valores del arriendo de naves.

Hasta cierta medida, estas acciones han logrado reducir las tarifas chárter diarias, sin embargo, no lograron evitar que Hanjin –la naviera más grande de Corea- solicitara un programa de reestructuración de deuda con sus acreedores.

Una mano amiga

El plan de reestructuración de deuda de Hanjin Shipping fue aceptado con tres meses de gracia con suspensión de pagos e intereses. Sin embargo, la decisión solo será efectiva mientras que los otros socios de la naviera, incluyendo financistas privados y armadores de naves charteadas por Hanjin se mantengan comprometidos con el plan de auto rescate. La compañía tiene que refinanciar alrededor de US$427,5 millones de deuda que vencerán a fines de junio. A finales de 2015 la deuda total de la empresa alcanzaba los US$4.780 millones.

Pero la crisis de Hanjin y HMM es apenas la punta del iceberg. La industria está pasando por la peor crisis desde la caída financiera de 2008, ya que hasta el líder mundial del mercado de transporte marítimo de contenedores Maersk Line alcanzó cifras preocupantemente bajas en el último cuatrimestre de 2015.

Potencial cambio de escenario

Nuevas alianzas podrían significar un respiro –y bolsillos llenos- para las navieras en problemas. Hanjin Shipping, que forma parte de la alianza CKYHE junto a Cosco, 'K' Line, Yang Ming y Evergreen Line, dijo que se “ha estado preparando para una nueva alianza y está en conversaciones con otras navieras”, pero no puede hacer públicas las compañías con quienes está negociando. Por su parte, Hyundai Merchant Marine ya ha comenzado a compartir información relevante con otros miembros para discutir la reorganización de la alianza, pero no puede revelar detalles públicamente. “Aún no se han tomado decisiones respecto de cómo se reorganizará la alianza”. 

Publicar un comentario en la entrada