lunes, 9 de mayo de 2016

Nunca llueve a gusto de todos

Manifestación en Barcelona en contra del turismo de cruceros

Un centenar de personas convocadas por la Asamblea de Barrios por un Turismo Sostenible han participado este domingo en Barcelona en una manifestación en contra del turismo de cruceros. Los organizadores consideran que esta actividad genera unos beneficios que no repercuten en los vecinos y que contamina el agua del puerto y el aire de la ciudad.

Los participantes, una treintena según fuentes municipales, han avanzado en manifestación desde Drassanes hasta el Portal de la Pau reclamando un puerto gestionado por la ciudad y para la ciudad y un sistema de cruceros que garantice la salud de las personas.

La Asamblea de Barrios por un Turismo Sostenible reprocha que el actual modelo de cruceros "no es bueno para Barcelona porque no repercute económicamente en la ciudad y es insostenible a nivel medioambiental", pues el combustible que usan los grandes transatlánticos se vierte al mar y provoca emisiones contaminantes.

AMENAZA A LA SALUD PÚBLICA

"Los cruceros son una seria lacra para la ciudad a diferentes niveles: amenazan la salud pública debido a las emisiones contaminantes, generan una inmensa cantidad de residuos y el desembarco de miles de cruceristas da pie a una invasión turística extra que, entre otras cosas, provoca serios problemas de movilidad a los vecinos", sostienen los convocantes de la protesta.

El Puerto de Barcelona es el primero de Europa en número de cruceros y la Asamblea de Barrios por un Turismo Sostenible reclama que se regule la llegada de cruceristas, como sucede en países del norte de Europa.

Publicar un comentario en la entrada