martes, 17 de mayo de 2016

Otra más, y no precisamente de aquí

Una nueva naviera marroquí baraja su implantación en las rutas del Estrecho de Gibraltar

Una nueva compañía naviera de capital marroquí trabaja en el proyecto para su entrada en el negocio del tráfico de pasajeros y mercancías en el Estrecho de Gibraltar con la pretensión inicial de operar entre Algeciras y Tánger-Med, aunque abierta a más destinos. Se trata de African Moroccan Line, compañía formada por una agrupación empresarial marroquí -con apoyo de la banca de dicho país- y el grupo griego Attica Group, según las informaciones difundidas por varios portales informativos de Marruecos. 

No hay plazos para la entrada en servicio, al menos de momento, si bien fuentes portuarias de Algeciras explicaron a Europa Sur tener conocimiento del proyecto empresarial. Esta misma semana se va a terminar de perfilar el plan de flota para la próxima Operación Paso del Estrecho (OPE 2016) entre las autoridades portuarias de Algeciras, Tánger-Med, Tánger ciudad y las marinas mercantes de ambos países. En el encuentro se trabajará con el escenario de una nueva naviera en servicio para ajustar y optimizar los flujos entre ambas orillas, según estas mismas fuentes. 

Con independencia de los plazos y la tramitación administrativa, la entrada en el mercado de African Moroccan Line supondría la segunda compañía de capital marroquí que opera en el Estrecho de Gibraltar junto con Intershipping frente a cuatro de bandera española (Trasmediterránea, Baleària, Armas y FRS). Intershipping había quedado sola en el negocio tras la quiebra de Comarit, en 2012. 

Varios portales informativos de Marruecos, que a su vez citan fuentes portuarias del país vecino, aventuran que serán dos los buques con los que la compañía quiere trabajar: el Diagoras y El Venizelos. El primero es un buque construido en el año 1990 y operado en estos momentos por Blue Star Ferries con capacidad para 1.465 pasajeros y 400 coches en sus 141,5 metros de eslora. Tiene bandera de Grecia y base en El Pireo. El segundo buque se encuentra en servicio para Anek Lines, otra compañía griega. Tiene capacidad para 3.000 pasajeros y 750 coches dado que suma 175 metros de eslora. Fue construido en 1992. 

En ambos casos, se trata de buques con un porte mucho mayor a los habituales en el Estrecho, dado que los ferris rápidos tienen unos 80 metros de eslora.

Fuente

Publicar un comentario en la entrada