viernes, 25 de marzo de 2016

Gas de las antípodas

Chevron comienza a producir gas licuado (GNL) en Australia

La multinacional estadounidense comenzó a producir gas natural licuado (LNG según siglas inglesas) y condensado en el gigantesco Proyecto Gorgon frente a la costa noroccidental de Australia. Es el mayor proyecto energético de Australia.

La empresa calcula que el primer embarque se realizará esta semana. El gigantesco proyecto requirió más de seis años de construcción, US$ 54.000 millones de dólares de inversión y el tendido de 800km de tuberías,

Estamos hablando de uno de los proyectos gasíferos más grandes del mundo , de una hazaña de ingeniería en uno de los lugares más difíciles y remotos del planeta. Se calcula que cuando esté en operación plena permitirá a Australia superar a Katar como primer exportador de gas del mundo en unos pocos años. La compañía dice que sus proyectos en Australia están en condiciones de satisfacer la creciente demanda de energía en la región Asia Pacífico.

El Proyecto Gorgon, operado por Chevron, es un emprendimiento conjunto entre las subsidiarias australianas de Chevron (47,3% de participación), ExxonMobil (25%(. Shell (25%) Osaka Gas (1m25%), Tokio Gas (1%) y Chubu Electric Power con 0,417% de participación.

Pero muchos analistas dicen que Gorgon es símbolo del exceso que caracterizó al súper ciclo de los commodities en el cual los precios del petróleo llegaron a superar los US$ 100 el barril y los grupos globales de recursos apilaron una serie de "mega proyectos" con el fin de satisfacer la demanda aparentemente insaciable de Asia.

Pero ahora, con la espectacular caída en los precios de los productos primarios, Chevron y sus colegas están dando marcha atrás de monumentales proyectos energéticos, en parte debido a todo lo que hubo que superar con proyectos como Gorgon.

En general los grupos energéticos han cajoneado casi US$ 400.000 millones de gastos en nuevos proyectos de petróleo y gas desde el colapso del precio del petróleo, reduciendo la producción futura de barriles en áreas como el Golfo de México, África y Kazakstán.

Según un autorizado estudio reciente de la consultora energética Wood Mackenzie el desarrollo de unos 68 grandes proyectos (equivalente a unos 27.000 millones de barriles en reservas,) ha sido aplazado debido a que las compañías se desviven por recortar costos y proteger el pago de dividendos.

Fuente

Publicar un comentario en la entrada