jueves, 31 de marzo de 2016

Por sus medios -

Riva logra un crédito para comprar el barco que reanudará la autopista del mar

El naviero Rafael Riva continúa avanzando en su proyecto de reanudar la autopista del mar Gijón-Saint Nazaire. Lo hace con lentitud, pero sin contratiempos. La decisión de iniciar la explotación con un barco propio provoca algunos retrasos sobre las previsiones aportadas en las reuniones con los responsables de Puertos del Estado y de la Autoridad Portuaria de Gijón, pero las dificultades derivadas de conseguir financiación se verán probablemente compensadas por un considerable recorte de los gastos de explotación que proporcionarán la viabilidad necesaria para consolidar la línea.

Según pudo saber EL COMERCIO de fuentes próximas al proyecto, ya hay una entidad que ha dado conformidad a la financiación y todo apunta a que tanto la obtención del dinero necesario como la adquisición del barco comprometido quedarán cerradas en los próximos días.

Las mismas fuentes indicaron que Transportes Riva quería completar el acondicionamiento del barco en los astilleros gijoneses de Armón, pero hay serias dificultades para que sea así por las dimensiones del transbordador.

El interés de la financiera, del actual armador y del naviero asturiano impiden, de momento, aportar concreción hasta que todo quede absolutamente cerrado, pero ha trascendido que el buque que con toda probabilidad reanudará la autopista del mar de Gijón tendrá mayor capacidad para pasajeros que el descrito en el proyecto inicial. Esa circunstancia favorece el interés turístico de la conexión y la urgencia para poner en marcha el servicio sin perder la campaña de verano.

Entre camarotes y asientos, el barco elegido puede transportar a unos 400 pasajeros en cada travesía, de forma que, aun reservando 90 plazas para los conductores de los camiones que entran en sus bodegas, queda holgura más que suficiente para otro tipo de pasajeros.

Uno de los últimos objetivos de Transportes Riva era reanudar la autopista del mar en los primeros días de abril, pero es obvio que ya no da tiempo. De hecho, las gestiones de comercialización evitan concretar fechas en su oferta, pero las expectativas son buenas en lo que se refiere a recuperar gran parte de los tráficos que movió la autopista del mar de El Musel durante los cuatro años de explotación por la naviera francesa LDLines, aunque ahora la competencia sea mayor por la ampliación de la oferta viguesa.

Además del tráfico acompañado, que no realiza la línea de Vigo. El Musel aspira a dar salida a las exportaciones de los pizarreros del Bierzo, que han expresado en la prensa de la región vecina su preferencia por el servicio que tenían en Gijón y el consiguiente deseo de contar con esa opción.

Publicar un comentario en la entrada