lunes, 7 de enero de 2013

Ganan tiempo

Repsol prepara la venta de La Pampilla y sus grifos en Perú

Con el fin de recaudar US$ 400 millones, la petrolera española Repsol se prepara para vender gran parte de sus activos en el Perú, según la publicación especializada El Economista de Madrid.

De esta manera la compañía hispana vendería la refinería La Pampilla –ubicada en el distrito de Ventanilla, Callao–, 200 estaciones gasolineras establecidas en todo el país y la planta de gas licuado Solgás.

El ex ministro de Energía y Minas Carlos Herrera Descalzi sostuvo que esta decisión se veía venir desde hace un buen tiempo, tomando en cuenta los contratiempos que tuvo la empresa en Argentina en marzo del año pasado.

El especialista señaló que podría considerarse que Repsol no ha tenido una buena performance en el país, por lo que ha optado por vender sus activos.

LA PAMPILLA

En el caso de la refinería La Pampilla, Herrera Descalzi manifestó que, si bien sería siempre un buen negocio adquirirla, actualmente no está muy bien cotizada, porque hace falta modernizarla.

Para ello tendrían que invertirse aproximadamente US$ 1.500 millones, para convertirla en una planta que quite el azufre del petróleo que procesa y produzca los nuevos tipos de combustibles que demanda el mercado.

Al respecto, el presidente de Petroperú, Humberto Campodónico, señaló que estudian el caso de la venta, porque se trata de la competidora directa de la refinería de Talara, y la venta de La Pampilla causaría cambios importantes en el mercado de combustibles.

Remarcó que conversó con el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, sobre esta posible venta de la refinería y que verán la mejor manera de priorizar los intereses del Perú.

Campodónico no descartó una participación de Petroperú en la adquisición de La Pampilla, que podría concretarse de diferentes fórmulas desde una adquisición total hasta como participante minoritario, pero operando la refinería.

Sin embargo, aclaró que solo sostuvieron conversaciones en ese aspecto, como tendría que hacerlo una empresa responsable, pues está en juego su participación en un mercado en el que son los vendedores más importantes.

GRIFOS

Repsol también contempla vender sus 200 grifos en el país, algo que para Herrera Descalzi sería más auspicioso en términos comerciales.

Los grifos expenden toda clase de combustibles, despertando interés en los inversores pues, según trascendió, hay dos empresas chilenas que ya sondearon esa posibilidad.

Humberto Campodónico coincide en esta apreciación, ya que considera que las estaciones de servicio de Repsol son las más apetecidas, y que también es materia de evaluación de Petroperú.

GAS NATURAL

Repsol también desea vender sus activos en gas natural en Canadá, Trinidad y Tobago y Perú para reforzar sus finanzas y proteger su calificación crediticia. En nuestro país, tiene una participación de 20% en el consorcio Perú LNG, que exporta el gas de Camisea, aunque trascendió que ya habría vendido esa parte.

En el cuarto trimestre, los ingresos operativos de la división de gas natural licuado de Repsol subieron un 75% a 189 millones de euros, impulsados por mejores márgenes comerciales y volúmenes más altos. Pese a esas movidas, Repsol no dejaría el mercado peruano, pues tiene interés en mantener sus actividades de exploración y explotación.

La empresa de capital español seguirá presente en varios lotes del país: en el 57 con la brasileña Petrobras, en el 76 y en otros similares.

LA CLAVE

Este mes. El director financiero de Repsol, Miguel Martínez, manifestó que espera que la venta del paquete de Gas Natural Licuado sea completada durante este mes.
Publicar un comentario