lunes, 7 de enero de 2013

Necesaria carga de trabajo

La bahía de las megaconstrucciones
FCC elige Algeciras para la ampliación de un puerto en Brasil El dique flotante de Mónaco y la regasificadora, otras grandes obras con el sello de la comarca

FCC ha elegido el puerto Bahía de Algeciras para construir los primeros cajones de un puerto en Brasil. Un proyecto digno de un capítulo de la serie Megaconstrucciones de Discovery Channel, ese programa que sorprende a la audiencia con reportajes sobre obras casi faraónicas de la ingeniería moderna. El calado de la bahía ha sido el factor decisivo para que la compañía opte por construir las primeras nueve piezas del nuevo muelle de Açu a 7.960 kilómetros de distancia de su destino, al otro lado del Atlántico. Nueve moles de hormigón que deberán realizar una travesía que durará unos 15 días, de Algeciras a Brasil.

No es la primera vez que se realizan cajones para nuevas infraestructuras portuarias en el litoral del Campo de Gibraltar con destino en otros lugares. Tampoco se estrenan en la construcción de cajones. De hecho, aquí mismo se construyeron las piezas del dique exento de Isla Verde Exterior, del dique de abrigo Ingeniero Castor R. del Valle, además de otras grandes obras especiales, únicas en el mundo, que están en funcionamiento allí donde las precisaron.

Una de ellas es el dique del puerto de La Condamine (Mónaco). En 2002, cuando partió hacia su destino, se le consideró el dique flotante más grande del mundo. Con 350 metros de longitud y 165.000 toneladas de peso, las que aportaban los 43.000 metros cúbicos de hormigón utilizados más 13.500 toneladas de acero, sirvió para que el puerto del principado ganara seis hectáreas al mar. Hoy funciona como atraque de cruceros, alberga un estacionamiento para 400 vehículos y un almacén para embarcaciones deportivas. La inversión de 150 millones de euros sirvió para dar empleo a 740 personas en Crinavis, entre los operarios y los ingenieros que desarrollaron el proyecto. FCC -la misma empresa que en estos días ha vuelto a elegir la comarca para un proyecto portuario- y Dragados, hicieron la obra.

Construida también Crinavis, el 2 de septiembre de 2008 partió hacia Venecia tras tres años de trabajos la primera terminal de gas natural licuado off-shore del mundo, que se llamó Adriatic LNG. Para ella se precisó la mano de obra de 2.200 personas. Después de ella, se esperaban más encargos. De hecho, Dragados sigue manteniendo la concesión de aquella dársena portuaria de Campamento, a la espera de proyectos.

Aunque llamativo por las distancias que tendrán que recorrer las piezas del "lego" del puerto Brasileño, la de los cajones no se considera obra especial y se podrá ejecutar en el propio puerto de Algeciras. Bien en el dique norte -donde ya atracó el cajonero Mar del Aneto en 2008 para construir los cajones del muelle adosado al dique de abrigo por donde discurren las tuberías de Vopak y CLH-, o bien en el dique exento de Isla Verde Exterior. FCC dispondrá en la zona el conocido Mar del Aneto y el Mar del Enol, dos cajoneros de su propiedad para construir los nueve cajones.

Un video colgado en la web de FCC describe el proyecto. Una vez construidos los nueve primeros cajones en Algeciras -ya que Açu carece aún de las instalaciones para el atraque de los cajoneros-, éstos recorrerán una travesía de 4.300 millas náuticas en embarcaciones semi-sumergibles. Los nueve cajones tendrán una eslora media de 45 metros, una manga de 24 y unos puntales de entre 18 y 29.

Ya en Brasil, los cajones conformarán la zona en la que se ubicarán los dos diques flotantes que previamente también habrán estado en Algeciras para seguir construyendo las piezas de la ampliación del puerto.

Los 49 cajones que formarán el muelle brasileño serán para de Açu Superport, el llamado a ser el futuro puerto más importante del continente americano y la primera gran obra en Brasil para la empresa española FCC. El contrato, por 407 millones de euros, ha sido adjudicado por Minas Rio, filial de Anglo American, y la firma logística LLX, del grupo EBX.

Las nuevas instalaciones facilitarán la entrega de cargamentos de hierro, petróleo, acero, carbón y granito y permitirán el amarre de grandes buques. Se espera que, a su fin, Açu manipule 350 millones de toneladas al año, casi cuatro veces el volumen total de mercancías manipulado en 2012 por el mayor puerto de España, el de Algeciras. 
Fuente: Europa Sur
Publicar un comentario