viernes, 22 de febrero de 2013

Anda suelto

Alertan del peligro de un “barco fantasma” en el Atlántico
Es porque si llegase a naufragar podría verter líquidos tóxicos. El carguero ruso Lyubov Orlova quedó a la deriva cuando se rompió el cable que lo unía al remolcador.

La asociación ecologista francesa "Robin des Bois" alertó de la “amenaza inminente para el medioambiente” que constituye el carguero ruso Lyubov Orlova, el cual se encuentra a la deriva en el Atlántico desde el pasado 23 de enero.

Según la asociación, si el barco llegase a colisionar, naufragar o tener alguna avería, “liberaría inmediatamente o a medio plazo hidrocarburos (...) y otros líquidos tóxicos", además de otros materiales contaminantes, indicaron en un comunicado.

El carguero que fue construido en 1976 en la ex Unión Soviética abandonó el puerto canadiense de Terranova el pasado 23 de enero con destino a la República Dominicana, donde iba a ser desarmado.

Fue en ese momento que el cable que lo unía al remolcador se rompió. Las autoridades canadienses intentaron recuperarlo cuando amenazaba con chocar con una plataforma petrolífera, pero las condiciones meteorológicas no permitieron completar la operación de rescate, por lo que el barco “fue abandonado en aguas internacionales”.

El navío fue localizado hoy a 2.400 kilómetros de la costa oeste de Irlanda, según una agencia de inteligencia estadounidense.

Según un documento de la Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial al que tuvo acceso la agencia de noticias AFP, el barco fue localizado en las coordenadas 49-22.70N y 044-51.34W, a aproximadamente 1.300 millas náuticas (2.400 km) de la costa

El barco -sin tripulación a bordo más que ratas- corre peligro de chocar contra un iceberg o, a la vista de su mal estado de conservación, hundirse, advirtió la asociación. Para "Robin des Bois", Canadá es responsable de la suerte que corra el carguero.
Fuente: Clarín
Publicar un comentario en la entrada