viernes, 8 de febrero de 2013

Futuro negro

Los astilleros chinos están a dos años del abismo

La cartera de órdenes de construcción pendientes de los astilleros chinos puede apenas sostener la industria por dos años, dado que las nuevas órdenes no logran compensar los volúmenes de entregas concretados en 2010 y 2011. La afirmación pertenece a la Asociación de la Industria de Construcción Naval de China (CANSI).

“A fines de 2012, la cartera de órdenes de construcción de todos los astilleros chinos totalizaba 107 millones de toneladas de porte bruto (tpb). Sobre la base de un ritmo de entrega anual similar al de 2012, (60 millones de tpb), la cadena de construcción no alcanza a sostenerse ni dos años”, expresó CANSI en el análisis económico 2012 de la industria de construcción naval, publicado en su sitio web.

Como resultado, aun los “astilleros estrellas” han estado operando por debajo de sus capacidades. Además del derrumbe en la demanda, los astilleros enfrentan crecientes desafíos originados en cambios en los precios de contrato y los diseños de buques, y el efecto de nuevas reglas y estándares, agrega CANSI.

“Las dificultades para terminar a tiempo las obras se han extendido desde los astilleros pequeños y medianos a los astilleros clave del sistema”, alerta el grupo industrial con sede en Beijín. De 90 millones de tpb que estaban previstas entregarse en 2012, un 30% (29 millones) fueron demoradas o canceladas. A pesar de que China continúa liderando el mercado global de construcción naval, medido tanto en toneladas de porte bruto como en arqueo compensado, los datos de CANSI combinados con los de Clarksons muestran que el margen se ha achicado abruptamente a un 4,7%.

Los ingresos totales de los astilleros chinos disminuyeron 0,21% durante los primeros 11 meses de 2012, al tiempo que los costos operativos se incrementaron en un 0,79% durante el mismo período, en comparación con el año previo.

“En el conjunto del sector, son 323 las compañías que están teniendo pérdidas, y la magnitud de las pérdidas se incrementó en un 158% respecto del 2011, sostuvo la asociación.

De cara al futuro CANSI sostiene que tanto los volúmenes de los nuevos contratos como las entregas continuarán cayendo en 2013. Pronostica que China entregará 55 millones de toneladas de registro bruto este año y que la cartera de órdenes de construcción caerá por debajo de 100 millones de toneladas.

La Asociación culmina con un llamado a los astilleros para ser más innovadores, descubrir nichos de mercados, controlar la calidad de producción, adoptar medidas precautorias para la cancelación de contratos y cooperar con socios extranjeros.
Fuente: Nuestro mar
Publicar un comentario