viernes, 15 de febrero de 2013

Échale la culpa a Canadá

Repsol no consigue cerrar aún la venta de su negocio de GNL por el bajo interés de algunos activos
Las compañías interesadas en comprar el negocio internacional de gas licuado dudan por los problemas de los activos en Canadá, según Bloomberg.

Repsol decidió acelerar su plan de desinversiones para reducir sus niveles de deuda, asumir el golpe de la expropiación de YPF y salvar su ráting de futuras rebajas. Con este objetivo, la petrolera puso en marcha el pasado julio la venta de su negocio de gas natural licuado (GNL), con activos en Canadá, Perú y Trinidad y Tobago, valorados en unos 2.000 millones de euros.

Los planes de la compañía española pasaban inicialmente por cerrar la operación a principios de este mes (después ya de varios aplazamientos), pero de momento no hay acuerdo y la venta podría retrasarse por el bajo interés que los grupos energéticos candidatos a la compra ven en los activos de Repsol en Canadá, según informa hoy Bloomberg.

El problema canadiense

Repsol cuenta con el 75% del capital de la planta de regasificación de Canaport, construida para proveer de gas al mercado estadounidense desde Canadá. Ahora, en pleno boom en EEUU del gas esquisto, que le convertirá en el mayor productor mundial de gas en unos años, la viabilidad del negocio de Canaport está en entredicho.

Desde que arrancara el proceso, una decena de compañías habían mostrado interés en la adquisición del negocio de gas de Repsol, entre ellos la china Sinopec, la rusa Gazprom, la francesa GDF Suez, British Gas y también Gas Natural Fenosa. De esa lista se fueron descolgando algunos nombres y parecía que el candidato que tomaba fuerza para hacerse con los activos era la gala GDF Suez.

Según informa Bloomberg citando fuentes próximas a la operación, GDF no puja por todos los activos que ha puesto a la venta Repsol, y la rusa Gazprom se habría retirado del proceso por no estar interesado en absorber Canaport. En paralelo, la pública francesa EDF y la también estatal india Gail han confirmado hoy mismo haber presentado una oferta no vinculante para la adquisición solo de los activos de Trinidad y Tobago.

Solucionar los problemas de balance

Ayer mismo, el director financiero de Repsol, Miguel Martínez, aseguraba que la compañía "acabará de solucionar en breve" los "daños" y los "problemas de balance sufridos" a causa de la "tristemente en curso confiscación" de YPF por parte del Gobierno argentino. Durante su intervención en el X Encuentro del sector energético organizado por el Iese, el directivo recordó que la expropiación de YPF ha situado a la petrolera en el último escalafón del grado de inversión dentro de los baremos utilizados por las agencias de 'rating'.

En este sentido, Martínez mencionó explícitamente que la compañía trabaja en la venta de su negocio de gas natural licuado (GNL) -ahora retrasada-, aunque al tiempo subrayó que dispone de caja y líneas de crédito por valor de 9.000 millones de euros que le permiten desarrollar con normalidad su actividad, informa Europa Press.

Repsol ha llegado a caer hoy en bolsa un 2,5%, colocando el valor en su mínimo del año, en los 15,40 euros por título. La caída se había contenido a las 12.00 de la mañana, y los títulos se situaban en los 15,57 euros, con una corección del 1,46% en relación al cierre de ayer.
Fuente: Expansión
Publicar un comentario en la entrada