viernes, 8 de febrero de 2013

Película sobre el fracking

Controvertida extracción de gas natural, tema de filme de Gus Van Sant en Berlinale

"La tierra prometida", filme del conocido realizador estadounidense Gus Van Sant, presentado este viernes en el concurso por el Oso de Oro de la Berlinale, trata el polémico tema de la explotación del gas de esquisto, el cual suscita en la actualidad un debate medioambiental a nivel mundial.

El personaje principal de "Promised land" es Steve Butler, interpretado por el actor Matt Damon, un joven ejecutivo de una multinacional de energía llamada "Global".

Butler, en compañía de su colega Sue, encarnada por Frances McDormand, la inolvidable policía de "Fargo", de los hermanos Joel y Ethan Cohen, debe persuadir a los habitantes de un típico pueblo del Estado de Kentucky de que les vendan el derecho a extraer gas natural de las tierras de sus fincas.

"El tema lo encontramos en el camino. Nos inspiró mucho volver a ver 'Local hero', de Bill Forsyth. Era un tema ideal. Mi personaje llega para tratar de convencer a los habitantes de ese pequeño pueblo a que hagan algo que va en contra de ellos", dijo el actor.

"Promise land" trata de mostrar "el sentido comunitario en ese pueblo, el orugullo nacional. La gente se reúne para hablar de sus problemas. En el pasado, en Estados Unidos, había una idea de solidaridad. Eso quizás se ha perdido", añadió.

"En un pueblo como ese, y en la sociedad humana, afloran siempre las dos tendencias: hay quienes sólo se preocupan por ellos y otros que piensan en la comunidad, en el mundo que dejarán a sus hijos. Los personajes muestran diferentes aspectos de nuestra cultura", precisó.

"Nuestra película es en realidad sobre la identidad de los estadounidenses: ¿dónde estamos? ¿quiénes somos? ¿pensamos en la comunidad? ¿en el futuro? El tema de la explotación del gas natural es de actualidad. El debate se lleva a cabo de manera intensa en el mundo entero. Quisimos pintar la vida de ese pequeño pueblo de Kentucky enfrentado a ese problema", añadió.

Damon reconoció que es cada vez más difícil encontrar dinero para hacer este tipo de películas. "El mercado se ha vuelto difícil. Este filme costó 18 millones de dólares", reveló.

El actor dijo que el tema del filme tiene que ver con las decisiones que una comuna debe tomar para evitar que mandatarios o legisladores "que viven tal vez a 400 km de distancia de sus casas, las tomen por ellos, decidiendo abrir pozos en sus fincas o frente a la escuela de sus hijos".

"Sí, es un tema político, ecológico pues a esas industrias se les acusa de contaminar el medio ambiente y destruir las reservas de agua. El método usado es el 'fracking' o fracturación hidráulica", inyectado a presión algunos productos químicos", explicó Damon.

En la actualidad hay en el mundo una gran controversia sobre el peligro medioambiental causado por esa técnica.

"El compromiso cívico, ese es el mensaje. Lo que queríamos mostrar es ese proceso de decisiones. Los debates que se dan en una comuna sobre un tema como este. De nada sirve esconder la cabeza como la avestruz. Si la gente no toma decisiones sobre lo que les concierne otros la tomarán en su lugar", declaró Matt Damon, quien se hizo mundialmente conocido por su actuación en el filme "Good Will Hunting", también de Gus Van Sant, con cuyo guión ganó un Oscar en 1997.

Gus Van Sant definió el tema de "Promised land" diciendo que el personaje interpretado por Matt Damon "vende algo que no es seguro. Es al mismo tiempo el héroe y el anti-héroe. A él lo único que le interesa es vender, concentrarse en los negocios".

"Cuando estábamos preparando el filme hablamos con agricultores, con gente a quienes las sociedades de energía les proponían este tipo de negocios. Muchos no quieren que las decisiones sean tomadas a nivel del Estado. Quieren que las decisiones las tomen las comunas. Las grandes empresas hacen a veces lo que quieren. Y no solo en los países del tercer mundo. También en Estados Unidos y en Europa", afirmó Matt Damon.
Fuente: Terra
Publicar un comentario