martes, 12 de febrero de 2013

Entre viñas

Industria autoriza a Unión Fenosa Gas a perforar en Logroño
Se estima un volumen de un millón de metros cúbicos de gas convencional

La Dirección General de Política Energética y Minas, perteneciente al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, ha dado el permiso a un consorcio liderado por Unión Fenosa Gas para que explore gas convencional en la localidad de Hornos de Moncalvillo, cerca de Logroño. Se trata del único proyecto de exploración en España de la compañía compartida al 50% por Gas Natural Fenosa y la italiana ENI.

El pozo, denominado Viura-3, es el segundo que la energética perforará para comprobar si bajo el suelo riojano hay una gran bolsa de gas natural. Las primeras exploraciones, realizadas en 2011 con el sondeo Viura-1, confirmaron la existencia de hidrocarburos convencionales. El nuevo pozo estará en marcha en julio. El objetivo de esta exploración será completar la información proporcionada por el primero sobre las dimensiones del yacimiento.

Estimación

Se estima un volumen probado de al menos 1.000 millones de metros cúbicos de gas natural. No se descarta que la roca almacén pueda alojar hasta el triple de esa cantidad. Sería equivalente a tres años de la demanda total actual de gas natural de La Rioja.

En la actualidad, el consorcio está desarrollando el estudio sísmico tridimensional. El área de actuación es de 232 kilómetros cuadrados alrededor de Sotés (dónde se perforó Viura-1). Se trata de un territorio de 23 municipios del entorno metropolitano de Logroño y de Nájera. El número total de fincas comprendidas en esta área es de casi 60.000.

Fuerte inversión

En enero de 2014, Unión Fenosa Gas espera poder iniciar el periodo de pruebas de producción. Si el resultado es positivo, el consorcio pediría los permisos pertinentes para la obtención de hidrocarburos. En 2015 o principios de 2016, la compañía podría estar inyectando gas en la red española.

La inversión global de todo el proyecto podría ascender hasta los 250 millones de euros, según fuentes cercanas a la compañía. Además, la planta de tratamiento generaría 25 empleos permanentes durante todo el período en que permaneciera activo.

Sin impacto ambiental

El proyecto, al ser de gas natural convencional, no tiene riesgos sobre el medio ambiente. Todos los trabajos realizados hasta ahora han obtenido una resolución ambiental positiva por parte del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.

El consorcio está liderado por Unión Fenosa Gas (58,8% del capital). La empresa, que también es el operador del pozo, tiene como socios en el proyecto a la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi, S.A. (37,7%) y Oil Gas Skills (3,5%).

No son los únicos

El departamento que dirige José Manuel Soria ha autorizado también el inicio de los trabajos de dos proyectos de gas en Cádiz. Se trata de los permisos de investigación de hidrocarburos Ruedalabola y Tesorillo, ubicados en la zona sur de la provincia. Ambos pertenecen a Schuepbach Energy y Vancast Exploration.

Es el primer trámite para iniciar las prospecciones de gas en la zona. Las empresas tienen seis años para desarrollar el proyecto y obtener resultados.
Publicar un comentario