miércoles, 27 de febrero de 2013

Se consuma

Repsol vende su negocio de gas natural licuado a Shell por 6.653 millones de dólares

Repsol ha cerrado la venta de su negocio de gas natural licuado a la petrolera Royal Dutch Shell. La compañía española ha ingresado 4.400 millones de dólares y ha reducido su deuda en 2.253 millones adicionales, lo que supone valorar este negocio en 6.653 millones de dólares.

Con esta operación, Repsol logra reducir su endeudamiento sin contar con Gas Natural Fenosa a menos de la mitad, y sólo mantendrá 2.200 millones de deuda neta.

Repsol ha conseguido unas plusvalías de 3.500 millones de dólares y la petrolera estadounidense se hará con las plantas de regasificación de trinidad y Tobago, de Perú y Bahía de Bizkaia Gas, así como los contratos y los buques metaneros.

Con esta decisión, Shell tendrá que estudiar ahora si mantiene la alianza con Gas Natural en Stream LNG, que queda en punto muerto a saber si Shell quiere continuar con este negocio.

La operación estuvo hace dos semanas a punto de cerrarse pero finalmente se ha firmado este martes por la tarde por parte de los presidentes de Repsol, Antonio Brufau, y de Shell.

Acuerdo sobre la planta de Canadá

Desde el principio de la negociación, ambas partes pactaron no incluir la planta de regasificación de Canadá. Esta decisión se debe al escaso interés que genera esta instalación dedicada a la importación de gas a Estados Unidos. Canaport ha supuesto una de las inversiones más erróneas de las realizadas por la petrolera, ya que se diseñó para importar gas al norte de Estados Unidos en un momento en el que este país registró un boom en su producción gracias a la aplicación del shale gas. Ahora, la petrolera ha firmado además un contrato de abastecimiento para los próximos diez años.

Repsol ha sido sesorada por Goldman Sachs. El siguente paso tras cerrar esta venta pasa por concretrar la proporción de canje de sus preferentes, con las que la compañía quiere dar liquidez a sus accionistas y conseguir que se diluyan lo menos posible.

Repsol quiere reducir su deuda para mantener el rating tras la expropiación de YPF. A parte de los activos de GNL, la petrolera ya había materializado la venta de 1.900 millones, donde cabe destacar la venta de activos no estratégicos en Chile por 540 millones de dólares, que deja en caja una plusvalía neta de 170 millones de dólares. La compañía española cedió su filial Repsol Butano Chile a un consorcio de inversores chilenos liderados por el grupo LarrainVial.

Los planes iniciales se centraban en vender activos no estratégicos valorados por 4.500 millones en cinco años, pero los buenos resultados de la venta de los activos de gas han batido cualquier previsión y dan oxígeno a la compañía para afrontar su Plan Estratégico.

La nueva hoja de ruta de la petrolera se centra en el upstream (exploración y producción), en el retorno del downstream (refino y márketing) y en la solidez financiera.

Reunión del consejo

Este miércoles, el consejo de administración de la petrolera también aprobará las cuentas de 2012, que presentarán unos favorables resultados si se cumplen las expectativas del consenso de analistas.

En concreto, según estas estimaciones el resultado neto ascendió a 452 millones de euros en el cuarto trimestre de 2012, un 54,7% más que en el mismo periodo del año anterior.

Por su parte, el resultado de explotación fue de 1.018 millones en los últimos tres meses, frente a los 703 millones del ejercicio precedente, lo que supone un aumento del 44,8%.

Esta favorable evolución sería consecuencia del fortalecimiento del área de refino y márketing, con la ampliación de las plantas de Cartegena y Bilbao, así como por el restablecimiento total de la producción de Libia, tras el parón sufrido por la Primavera Árabe. De hecho,

El balance del grupo también se ha visto favorecido por la presencia de extraordinarios consecuencia de las ventas de activos antes mencionados para reducir deuda y por la fortaleza del dólar.
Publicar un comentario en la entrada