domingo, 24 de marzo de 2013

No levantan cabeza

Continúan problemas de naviera estadounidense Carnival

La naviera estadounidense Carnival anunció hoy que cancelaron otras 10 salidas del barco Triunph con la finalidad de concluir la reparación, luego del incendio de febrero último en su cuarto de máquinas.

Ese crucero quedó a la deriva en el Golfo de México con su correspondiente estado de tensión para los pasajeros que navegaban durante dicha travesía.

La compañía prevé que el barco vuelva a las aguas el próximo 3 de junio. Carnival, con base en Miami, señaló que devolverá el dinero a quienes compraron billetes para los trayectos suspendidos, además de proponer un descuento de 25 por ciento si realizan nueva reserva.

Luego del incidente, los operadores de la línea revisaron varias de las embarcaciones de esa flota y encontraron problemas en algunas de ellas como en el Sunshine, que no volverá a los trasiegos marineros hasta el cinco de mayo próximo, reconoció la propia empresa.

El presidente y consejero de Carnival Cruise Lines, Gerry Cahill, significó que su firma está totalmente comprometida con las recomendaciones emanantes de la revisión técnica de la flota, y con inversiones necesarias, pese a posibles afectaciones de clientes.

Recordaron que el Triumph tenía planes de desembarcar el pasado 15 de febrero, con cuatro mil 229 personas, incluidos los tripulantes.

Para esa fecha arribarían a un puerto de Alabama, Estados Unidos, poniendo fin de manera poco feliz al crucero iniciado ocho días antes en Galveston, Texas, de cuatro jornadas.

Durante el tercer día de navegación ocurrió el incendio, lo que propició que quedara a la deriva, y solo con los generadores auxiliares, con problemas de falta de alimentos y electricidad en varios compartimientos.

La naviera estadounidense está en la actualidad en problemas con reportes de afectación para algunos de sus barcos.

El buque Legend se vio obligado a dirigirse al puerto de Tampa, Florida, luego de registrar fallos técnicos que le impidieron continuar su travesía por el Caribe.

Otro problema lo reportaron voceros de esa naviera a propósito del barco Dream que salió de Cabo Cañaveral para un viaje de una semana, también por la región caribeña, y permanece atracado en el puerto de Philisburg, San Martin, donde su tripulación examina dificultades en sus generadores.
Publicar un comentario en la entrada