martes, 12 de marzo de 2013

No se pudo hacer nada

El barco a la deriva que se hundió frente Galicia venía de Ámsterdam
Salvamento rescató vivos a los cuatro hombres del «Rebecca Elizabeth»

Pasadas las once de la mañana de ayer, cuando era remolcado hacia Burela por el Sar Gavia, el Rebecca Elizabeth se fue a pique a unas 65 millas al norte de la Estaca de Bares. Dos de los cuatro hombres que iban a bordo fueron evacuados anteanoche por el helicóptero Pesca 2 al Hospital da Costa, en Burela.

A bordo siguieron el capitán y otro tripulante, que se lanzaron al mar ayer por la mañana, cuando el barco comenzó a escorar y se fue a pique. Al segundo lo recogió el Pesca 2 cuando ya se daba por desaparecido, y al patrón lo rescató una lancha auxiliar del Sar Gavia, que preveía atracar anoche en Ferrol con él. Se esperaba que el capitán aclarase el naufragio.

Con casco de hierro y 22,5 metros de eslora, el Rebecca Elizabeth tiene bandera irlandesa y base en Skibbereen. Fue fotografiado el 19 de febrero atracado en Ijmuiden, localidad portuaria ubicada a unos 30 kilómetros de Ámsterdam en el canal de salida hacia el mar. De ahí zarpó el 5 de marzo y navegó costeando, con rumbo sudeste.

Anteayer apareció a 95 millas al norte de A Coruña, no a 150, como se apuntó inicialmente. Solo se comunicaba por VHF, frecuencia de alcance limitado, por lo cual su petición de auxilio y su situación la transmitieron el mercante español Medal y el pesquero de Celeiro Anxuela.

Citando el relato de los tripulantes, Salvamento Marítimo explica que el Rebecca Elizabeth sufrió un incendio que dañó varios equipos y tenía una vía de agua, pero podía navegar con su propio motor. Lanzó una llamada de socorro el domingo por la mañana y por la tarde solicitó la evacuación de un tripulante.

En medio de un temporal con olas de 8 metros de altura y vientos de unos 65 kilómetros por hora, el Pesca 2 recogió a un hombre, a quien en el Hospital da Costa le detectaron mareos y vómitos, y a otro más, que quiso acompañarlo, y quien, por su apellido, podría ser su hermano.

Amarre

El Sar Gavia alcanzó la posición del Rebecca Elizabeth alrededor de la medianoche del domingo. En medio del temporal, consiguió darle amarre pese a la escasez de medios del barco irlandés para hacer firme el remolque.

El tripulante rescatado ayer por la mañana, que se daba por desaparecido cuando se hundió el barco, fue trasladado por el Pesca 2 al Hospital da Costa, donde le diagnosticaron hipotermia y donde continuaba en observación. Como los dos evacuados el domingo, es de nacionalidad holandesa. La mi

sma que se le supone al capitán, cuya declaración podría aclarar qué hacía ese arrastrero de litoral en medio del Cantábrico y con solo cuatro hombres a bordo, en qué condiciones y con qué medios de comunicación navegaba, así como las circunstancias de la avería y el hundimiento. Tuvo en vilo a Salvamento Marítimo y a Gardacostas de Galicia.
Publicar un comentario en la entrada