martes, 13 de agosto de 2013

Malas perspectivas

La banca alemana sufre la crisis de la exportación naviera
Debido al alto ratio de endeudamiento y la caída de beneficio del sector naviero, la banca alemana podría ser un serio escollo para la recuperación de la economía.

Debido a su exposición a la crisis del comercio marítimo, los bancos alemanes están teniendo graves problemas que podrían lastrar toda la economía europea, según New York Times.

Los diez bancos más grandes de Alemania cuentan con 98 mil millones de euros, en total 128 mil mil millones de euros en forma de créditos con alto riesgo de insolvencia debidos al transporte marítimo mundial, mucho más del doble del valor de sus inversiones en Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España.

También los bancos alemanes dependen el mayor medida de la industria, que se encuentra en su quinto año consecutivo de recesión y presenta ventas muy bajas.

La recesión del transporte marítimo se ha visto ensombrecida por la crisis de deuda de la zona euro, pero tiene las mismas causas: incluyen complejos productos financieros, incentivos gubernamentales que distorsionan el mercado y una enorme subestimación del riesgo.

“El mercado de contenedores está totalmente sobredimensionado”, dijo Thomas Mattheis, socio de TPW Todt, un estudio contable de Hamburgo que asesora a clientes en la industria. El analista atribuye la causa de este hecho al crédito fácil que hubo en el sector, que consiguió la sobredimensión del sector.

En el sector, se espera que el HSH Nordbank de Hamburgo, el mayor proveedor del mundo de finanzas para el transporte marítimo, anuncie pérdidas durante este trimestre, ya que el banco ha declarado que podría necesitar 1,3 millones de euros ofrecidos en garantía de Hamburgo y el estado de Schleswig-Holstein, con la mayor presion fiscal que ello supondría a los contribuyentes.

Otros bancos alemanes que eran particularmente activos en la financiación de buques, incluidos Commerzbank en Frankfurt y NordLB en Hannover, han anunciado que están realizando provisiones adecuadas para cubrir las pérdidas.

Justamente, la exposición al transporte marítimo es una de las razones por la que Moody’s confirmó las expectativas negativas a los bancos alemanes el mes pasado, advirtiendo que la industria mundial del transporte marítimo “se enfrenta a un debilitamiento de la demanda gracias a un crecimiento económico lento y con un exceso de capacidad estructural”.

Hoy en día, pocas compañías de exportación marítima son rentables: de acuerdo con la industria, cerca de 300 buques se encuentran ociosos en los puertos de todo el mundo por falta de clientes, y durante los siguientes años las únicos ingresos serán destinados a pagar la deuda contraída por estas empresas.
Fuente: Bolsaclick
Publicar un comentario en la entrada