jueves, 30 de abril de 2015

Conflicto diplomático a la vista

Irán intercepta un barco de la naviera Maersk

Tras lanzar disparos de advertencia, Irán interceptó hoy (28.04.2015) un carguero de la naviera danesa Maersk en el Golfo Pérsico. No hay ciudadanos estadounidenses en la nave, tal y como aseguró el Pentágono en Washington. Al parecer, guardias de la revolución iraní dispararon a la proa del "Maersk Tigris", que atravesaba el martes el estrecho de Ormuz y luego lo escoltaron al puerto de Bandar Abbas. Tras recibir los disparos, el carguero, que navegaba bajo bandera de las islas Marshall, Estado soberano asociado a EEUU, emitió un mensaje de ayuda que fue captado por fuerzas estadounidenses en la zona.

"El capitán fue contactado y se le pidió que se adentrara más en aguas territoriales iraníes. Él se negó y uno de los barcos de la IRGCN efectúo disparos sobre el puente de mando del Maersk Tigris", explicaron fuentes del Pentágono. Finalmente, el capitán aceptó la "demanda iraní" y avanzó por aguas territoriales de la República Islámica, en las proximidades de la isla de Larak, precisó el portavoz del Departamento de Defensa estadounidense. Habría 24 tripulantes en el barco, procedentes de distintos países.

El Comando Central de la Armada de EE.UU. (NAVCENT) envió entonces al destructor USS Farragut al punto más cercano del carguero, y desplegó un avión para "observar la interacción" entre el Maersk Tigris y la fuerza naval iraní. "NAVCENT se está comunicando con los representantes de la compañía naviera y seguimos supervisando la situación.

Responder por "problemas legales"

Según medios oficiales iraníes, el carguero fue derivaron a puerto para responder por unos "problemas legales" con las oficinas portuarias de Irán. El canal oficial de televisión en inglés de Irán, Press TV, también informó de que las autoridades navales enviaron un aviso a un buque de guerra de la Armada de EEUU que se encontraba en la zona para que no interviniera, después de que el barco capturado emitiera un pedido de ayuda.

La agencia iraní Fars, cercana a la influyente Guardia Revolucionaria de la República Islámica, precisó, citando fuentes "próximas" al caso, que "el barco es un mercante y ha sido capturado por la Armada iraní, a pedido de la Organización Marítima y Portuaria de Irán. El barco fue capturado después de que una orden judicial relevante fuera emitida para su confiscación", dijeron a Fars esas fuentes, que añadieron que el asunto tiene que ver con "problemas monetarios" entre la organización y los armadores del barco.
Publicar un comentario en la entrada