miércoles, 3 de abril de 2013

A la espera de pago argentino

Hay demoras de hasta 19 días en las descargas de gas licuado
Por falta de pago, los barcos quedan varados en los puertos. Cada día cuesta US$ 60.000

Por la falta de dólares y los atrasos en los pagos, los barcos de GNL (gas natural licuado) quedan hasta una semana parados en los accesos portuarios a la espera de que el Gobierne abone los cargamentos contratados. En el último mes se registraron 19 de días de retrasos en las descargas de los barcos metaneros que arribaron a Bahía Blanca y Escobar por los incumplimientos de la estatal Enarsa que no pudo conseguir todos los dólares que necesitaba del Banco Central para cancelar las facturas de los suministros externos.

Por la modalidad de contratación y los problemas que enfrenta el país para acceder a financiación externa, las entregas de GNL se tienen que pagar integramente antes de que los barcos comiencen a descargar el combustible.

Las demoras, más allá de empeorar la performance de pagos del país, le generan más gastos al Estado: cada día de retraso implica un sobrecosto de US$ 60.000 por los mayores costos marítimos y portuarios. En lo que va del año, esos gastos extras ya superan el millón de dólares.

Las primeras demoras en el ingreso de los barcos de GNL se dieron a comienzos de marzo.

-En el puerto de Bahía Blanca, el buque Sestao Knutsen, que traía una carga de 135.000 metros cúbicos de la española Gas Natural Fenosa (GNF), estuvo 48 horas esperando en el canal de acceso hasta que aparecieron los fondos para pagar el envío.

-En terminal regasificadora de Escobar, otro barco con 80.000 metros cúbicos fletado por la trader Vitol también quedó estacionado dos días.

En tanto, los retrasos más significativos tuvieron lugar en la segunda quincena de marzo.

-El buque Galicia Spirit, que vino con un cargamento de 135.000 metros cúbicos de la italiana ENI, permaneció una semana en el mar a 60 km de Bahía Blanca a la espera de que el Gobierno deposite los dólares que faltaban para completar el pago de la importación.

-Por su parte, el barco Polar Spirit de Gas Natural Fenosa que tenía programado su arribo a Escobar el 15 de marzo, recién concretó su entrada el día 23 porque Enarsa no había pagado en término la carga.

Los atrasos en los pagos también reflejan las crecientes desinteligencias entre Enarsa, YPF (la intermediaria que licita los suministros de GNL) y el Ministerio de Economía que debe autorizar la remesa de los fondos.

En el caso de Enarsa, antes la obtención de los dólares era realizada en forma directa por los funcionarios del sector GNL. Pero desde que el camporista Juan José Carbajales aterrizó en la empresa, t odos los expedientes tienen que ser recibidos por sus asesores. Éstos muchas veces demoran más de la cuenta la aprobación de los trámites que luego deben pasar por el filtro del viceministro de Economía, Axel Kicillof, quien maneja otros tiempos que no suelen coincidir con los fijados en los contratos comerciales.
Fuente: Clarín
Publicar un comentario en la entrada