jueves, 11 de abril de 2013

A por el siguiente

La Naval entrega el buque 'Joseph Plateau', uno de los más grandes del mundo en su categoría
La nave, entregada al armador belga Jan de Nul, colocará piedras de mediano tamaño para cubrir tendidos submarinos de líneas telefónicas, eléctricas y gasoductos a grandes profundidades

La Naval de Sestao ha entregado este miércoles al armador belga Jan de Nul el buque 'Joseph Plateau', uno de los barcos más grandes del mundo dedicados a la instalación de tendidos eléctricos y de tuberías de gas y petróleo a grandes profundidades. El buque minero, que tiene 191 metros de eslora y 40 metros de manga, se ha entregado en el puerto de Zierbana. El acero con el que está construido pesa 13.000 toneladas, pero si se incluyen todos los equipos, cables, tuberías y otros elementos, su peso en vacío alcanza las 20.000.

El 'Joseph Plateau' es un barco 'hermano' del 'Simon Stevin', también construido por el astillero sestaotarra y entregado al mismo armador en febrero de 2010. Ambos buques están considerados los de mayores dimensiones en todo el mundo en su categoría ('fall pipe' o buque minero).

El 'Joseph Plateau' cuenta con una alta tecnología y tiene como principal misión colocar piedras de mediano tamaño en el fondo del mar para cubrir tendidos submarinos de líneas telefónicas, eléctricas o gasoductos. Esta tarea la realiza a través de una tubería guiada con una profundidad máxima de 2.000 metros. Estas piedras, que en su conjunto podrán pesar hasta un máximo de 33.500 toneladas, se transportan en el barco.

El buque dispone de una abertura al mar en el centro por el cual desciende, junto con la tubería de descarga, un vehículo teledirigido articulado, ROV ('Remote Operated Vehicle', en sus siglas en inglés) de unos cuatro metros, unido al buque por un cordón umbilical por el que bajan los cables eléctricos que alimentan sus motores y la fibra óptica para transmitir las imágenes y sonidos.

Desde este barco submarino no tripulado se dirige, a 2.000 metros de profundidad, el conjunto de tuberías por las que descienden las piedras. En la cubierta, hay dos cántaras donde se acumulan las piedras y a través de cintas transportadoras, son llevadas hasta la zona central para conducirlas por unas tolvas a las tuberías.

El buque dispone de cuatro hélices para propulsar al buque que pueden girar 360 grados y de otras cuatro para maniobrar y mantener el buque parado. Debido a este sistema de propulsión y al equipamiento específico con el que está dotado, el barco lleva unos 400 kilómetros de cable y los motores de su planta eléctrica son capaces de generar más de 22.500 kilovatios, suficiente para abastecer a una ciudad de 30.000 habitantes, añade la nota.

El 'Joseph Plateau' tiene capacidad para alojar a bordo a una tripulación de 84 personas, 14 más que su antecesor, el "Simón Stevin".

Se trata del noveno barco construido por La Naval para el Grupo Jan de Nul desde 2002. El astillero de Sestao es uno de los pocos en Europa capaz de asumir la construcción de barcos de altas prestaciones. 
Fuente: el correo
Publicar un comentario en la entrada