miércoles, 3 de abril de 2013

Buscan más

Repsol 'pelea' por el oro negro de Líbano
Se trata de la mayor extensión de crudo del Mediterráneo oriental

Repsol está a un paso de sumar un nuevo país a su extensa lista de mercados en exploración y producción de hidrocarburos. La petrolera ha entrado en la precalificación como operador de bloques de exploración en Líbano.

Es una de las 14 empresas que peleará por hacerse con uno o varios contratos en la ronda de licitación más importante que se haya dado en el Mediterráneo en los últimos años. Participa como operador y se unirá a otras firmas en la puja final.

Interés

Repsol lleva interesado en esta adjudicación bastante tiempo. Según el informe que presentó a los mercados sobre su actividad en exploración, la petrolera que preside Antonio Brufau asegura que trabaja activamente desde hace meses en esta ronda por su alto impacto, es decir, por las altas probabilidades de hallazgo de petróleo.

Las posibles grandes reservas de hidrocarburos en aguas libanesas han llamado la atención de las grandes empresas del sector. Gigantes como Chevron, ExxonMobil Petrobras, Rosneft o Shell están también en la lista.

Gran extensión

La empresa noruega Spectrum ASA, encargada de hacer el análisis sísmico de la zona, asegura que “no han visto tanto interés en una extensión de crudo en el Mediterráneo desde Libia en 2004”. De momento, creen que hay 25 billones de pies cúbicos de gas natural bajos las aguas. A ello habría que sumar lo de petróleo.

La prensa libanesa publicó a principios de mes la lista de las empresas que adquirieron los datos de Spectrum y la libanesa PGS. Repsol compró el análisis y tras estudiarlo ha decidido apostar por alguno de los jugosos contratos.

Complicaciones

El ministro de Energía, Gebran Bassil, se ha adelantado para notificar las empresas precalificadas. Quiso lanzar un mensaje contundente para demostrar que su ministerio está decidido a cumplir con sus responsabilidades y respetar todos los plazos relacionados con la exploración de hidrocarburos.

El pasado día 22 el Gobierno dimitió en bloque. Las compañías están a la espera de formarse uno nuevo. El ministro espera que haya un Ejecutivo antes de la primera ronda que se dará a conocer en mayo. Este hecho podría echar para atrás a Repsol de seguir en el proceso de licitación. La inseguridad jurídica es un hándicap que la petrolera tiene en cuenta, pero los números también pesan en la toma de decisiones.

Ventajas

Además, Repsol tiene una ventaja frente a otros competidores. El no tener actividades en Israel es un requisito para obtener un resultado positivo en la adjudicación. Algunas de las candidatas tienen eso en contra como algunas estadounidenses o rusas.

Por si fuera poco, la prensa libanesa destaca la presencia de Repsol. Afirman que la presencia de la compañía no debe percibirse desde un punto de vista exclusivamente económico, sino que es el resultado lógico de una intensa actividad diplomática llevada a cabo por los españoles en los últimos años. 
Publicar un comentario en la entrada