lunes, 25 de noviembre de 2013

No deal

Sinopec rechaza comprar a Repsol el 30% de Gas Natural Fenosa
La compañía estdia otras opciones
El consejo no tomará medidas contra Pemex

Los dos socios asiáticos de Repsol a los que se consideraba mejor posicionados para comprar el 30% (o una parte) de la petrolera española en Gas Natural Fenosa, se han retirado definitivamente de la puja. Temasek, el fondo soberano de Singapur, que tiene un 6% de Repsol y estudió comprar un 20% de la gasística, ya declinó la oferta hace varias semanas, “al no considerar atractiva” la inversión, según fuentes empresariales. Ahora es la china Sinopec, con un 40% de Repsol Brasil, la que se ha retirado de la puja.

Pero la compañía que preside Antonio Brufau, maneja otras opciones de acuerdo con La Caixa, que tiene otro 35% de Gas Natural y un pacto de control con Repsol. Además de dar entrada a un solo inversor (en este caso, alguien que aporte experiencia), baraja también la opción de dar entrada a más de uno (seis o siete) o la de vender un paquete a uno o varios inversores y al tiempo colocar otro parte en el mercado. Esta se considera la peor de las alternativas, pues castigaría la acción de la compañía. Repsol podría obtener unos 5.000 millones de euros por su paquete de Gas Natural.

Con todo, esta operación sigue ligada a la compra, a su vez, de activos de upstream (en Latinoamérica, Estados Unidos o Mar del Norte) con los fondos obtenidos de aquella venta para aumentar tamaño y diversificar el riesgo. Repsol prevé cerrar la venta de su negocio de GNL a Shell, una operación que supone la revisión de 250 contratos.

El miércoles, consejo

Pero la actualidad de Repsol sigue marcada por los ataques de Pemex, que tiene un 9,3%, a la gestión de Brufau y por supuestos complots no demostrados para echarle de la presidencia. El conflicto se remonta al mes de junio cuando la petrolera, erigida en intermediaria del Gobierno argentino para lograr un acuerdo con YPF, llevó una propuesta al consejo de Repsol, que este rechazó por insuficiente de forma unánime y sin el apoyo expreso del consejero de Pemex. La propuesta resultaba incluso peor para Repsol que la que anterioremente se había remitido a través del presidente de La Caixa, Isidro Fainé.

Aunque las declaraciones la semana pasada del presidente de Pemex en sede parlamentaria criticando la retribución de Brufau, serían suficientes para justificar la expulsión de Pemex del consejo de Repsol (podría alegar la ruptura del pacto de 2011 que permite a la mexicana seguir en el consejo pese a ser un competidor), la compañía está másbien por la labor de echar tierra al conflicto y buscar una vía discreta para lograr un acuerdo con YPF. Así, el consejo de administración de Repsol que se celebra el miércoles, se limitará “a reflexionar” sobre la situación, pero no tomará ninguna medida de fuerza, indican fuentes de la compañía.

Aunque Pemex ha reiterado que su interés en intermediar entre Argentina y Repsol es el de invertir en Vaca Muerta sin el peligro de una denuncia, esta explicación no resulta verosímil, según distintas fuentes. “No sabemos si hay otros intereses entre Argentina y México, pero lo cierto es que Pemex ya tiene su propia vaca muerta sin explotar”, señalan. Se trata del yacimiento de shale gas de Eagle Ford de Estados Unidos, que tiene una buen aparte en territorio mexicano.
Fuente: Cinco dias
Publicar un comentario en la entrada