miércoles, 27 de noviembre de 2013

No tragan

Los astilleros tachan de agresión la excusa de Gas Natural para desviar a Asia los gaseros

La plantilla considera un «subterfugio» de la compañía gasista que se dude ahora de la capacidad tecnológica de Navantia


La plantilla de Navantia no acepta las explicaciones que ha dado por carta el presidente de Gas Natural, Salvador Gabarró, al ministro de Industria, José Manuel Soria, para descartar a la industria naval española como receptora del contrato de los gaseros. Gabarró ha confirmado que los armadores Knutsen y Elcano, responsables del proyecto, han firmado el acuerdo con los astilleros asiáticos de Corea del Sur y Japón y la explicación, no es otra, según la misiva de Gas Natural, por una cuestión de tecnología, plazos y mano de obra.

Los trabajadores de Navantia no aceptan estas explicaciones y consideran un subterfugio para evitar a la industria española en este concurso. Por ello, los representantes de los trabajadores interpretan como «una agresión» que Gas Natural cuestione este aspecto. El presidente del Comité Intercentros de Navantia y del astillero de San Fernando, José Antonio Oliva, recordó ayer que, precisamente, Gas Natural envió una carta de felicitación tras la última construcción de gaseros que se hizo en el año 2003. Destacó que Navantia es la primera empresa de fuera de Estados Unidos a la que se ha encomendado el mantenimiento de destructores americanos; acaba de «relanzar» el proyecto del submarino S-80, que «está catalogado como el proyecto más importante de investigación a nivel europeo»; se ha entregado recientemente a la Armada el buque 'Juan Carlos I', «dotado de la más alta tecnología» y que está suponiendo «una visibilidad muy importante de Navantia a efectos comerciales en países del primer mundo como Australia o Canadá». Se refirió también a la puesta en valor en Navantia de unos Buques de Acción Marítima (BAM) «con 28.000 puntos electrónicos de control remoto, no existiendo ningún otro modelo en el mundo con tantos», con lo que «si se está poniendo en cuestión la capacidad tecnológica de Navantia apaga y vámonos». Destaca que «más de la mitad de los 5.500 trabajadores de Navantia son ingenieros».

En su opinión, hablar de tecnología en el caso de los gaseros es «un ataque» y un «subterfugio», máxime porque «la tecnología de la que habla se compra, porque aunque se haga en Corea y en Japón la patente la tienen los franceses y, por tanto, hay que comprárselo a los franceses». «En los gaseros no tienes que inventar absolutamente nada, lo único que tienes que hacer es integrar todos los servicios del barco para esa tecnología que se compra»

Por último, la industria naval española y el Colegio de Ingenieros Navales, sigue recabando apoyos en favor del contrato de los gaseros y insiste en la capacidad tecnológica de los astilleros españoles para construir los cuatro barcos metaneros que demanda Gas Natural. Al manifiesto de la semana pasada de ocho de las grandes asociaciones del sector marítimo, ahora se han sumado seis firmantes más.
Publicar un comentario en la entrada