lunes, 4 de noviembre de 2013

Parece que será así

Elcano y Knutsen se adjudican el alquiler de los nuevos metaneros de Gas Natural
Forman parte del proyecto de importación de gas desde EE UU

El proyecto de Gas Natural para la importación de gas natural licuado (GNL) desde EE UU a Asia, derivado del contrato firmado con la compañía Cheniere en el año 2011, sigue avanzando. Para cumplir los plazos previstos, la compañía española sigue dando pasos.

De esta forma, según señalan fuentes del sector naval, la española Naviera Elcano y la compañía noruega Knutsen han resultado adjudicatarias del concurso internacional abierto a principios de este año por la compañía española, a través de su filial Stream (filial participada al 50% con Repsol encargada de la gestión de la flota de barcos metaneros), para el alquiler de los cuatro buques metaneros de nueva generación que deberán encargarse del traslado del gas. Estas mismas fuentes precisan que el importe global del contrato adjudicado a Elcano y Knutsen ronda los 600 millones de euros, con una duración de 20 años.

En este sentido, CincoDías se ha puesto en contacto con Gas Natural, que declinó hacer comentarios al respecto de este macrocontrato de alquiler de buques metaneros.

Elcano y Knutsen, que tiene grandes intereses industriales en España, se han impuesto en un concurso internacional al que se habían presentado cerca de una docena de armadores, que a su vez habían presentado en torno a una veintena de ofertas diferentes, dada la complejidad de la construcción de estos buques por su alta carga tecnológica.

Las ofertas presentadas por las navieras venían acompañadas de las empresas de astilleros que podrían encargarse de la construcción de estos grandes buques. El proceso no es fácil. La construcción de los barcos metaneros de nueva generación necesita de una tecnología especial que está al alcance de muy pocos países.

De hecho, los cerca de 200 barcos de esta clase botados a lo largo de los últimos 10 años han sido construidos en su mayoría en astilleros de Corea del Sur y Japón. El resto han sido construidos en astilleros chinos. “Estos países se han especializado en este tipo de buques metaneros”, afirman fuentes del sector.

En este escenario, según señalan fuentes del sector naval, diversas administraciones públicas españolas habían mostrado interés por este proyecto, ante la posibilidad de que los buques metaneros pudieran ser construidos en astilleros españoles.

La cuestión es que estos grandes barcos necesitan de una tecnología muy avanzada, de la que empresas como Navantia no disponen, según precisan fuentes conocedoras del proceso. Así, el sobrecoste de la adaptación tecnológica para el proyecto que debía realizarse haría inviable la construcción de estos buques metaneros para Navantia.

En este sentido, otras fuentes del sector naval insisten en que Navantia no ha construido buques metaneros de tecnología de última generación. Así, el gran obstáculo que impide la construcción de estos barcos es la especialización tecnológica.

De todas maneras, este problema no es exclusivo de España. Y es que este tipo de barcos tampoco han sido construidos en astilleros de EE UU o de otros países del Viejo Continente.

Lo cierto es que la adjudicación del concurso tiene gran relevancia para Gas Natural en la ejecución de su proyecto de importación de gas desde EE_UU. Los primeros cargamentos de gas que partirán desde las instalaciones de Cheniere en Sabine Pass (Luisiana) tendrán lugar en el segundo trimestre de 2016.

Bajo el acuerdo establecido entre ambos socios, Cheniere suministrará a la compañía española cerca de 5 bcm (miles de millones de metros cúbicos) anuales de GNL, según explicó en su momento Gas Natural.

El contrato tiene una duración inicial de 20 años y el gas suministrado equivaldría al 15% del consumo del mercado español.

Otras colaboraciones

Elcano y Knutsen ya trabajan para Stream en distintos proyectos, especialmente en el caso de la compañía noruega, que gestiona varios barcos de la filial de Gas Natural y Repsol. Así, por ejemplo, ambas navieras se adjudicaron tres buques metaneros en el año 2010 para el proyecto Perú LNG de Repsol.

En la actualidad, según figura en su página web corporativa, Stream gestiona una flota de 16 buques metaneros, con tamaños que van desde los 35.000 a los 173.000 metros cúbicos. Entre ellos figuran el Castillo de Villalba, el Barcelona Knutsen, el Castillo de Santisteban y el Ribera del Duero Knutsen.

La flota de Stream tiene en la actualidad un volumen de gas natural licuado (GNL) de 20 Bcma. 
Fuente: Cinco días
Publicar un comentario en la entrada