viernes, 29 de noviembre de 2013

Se ayudan

Boluda se alía con MSC en Algeciras ante el aumento del tráfico de contenedores
El grupo valenciano se convierte en consignatario de la naviera suiza tras los planes de crecimiento en el puerto andaluz a partir de 2014 La corporación marítima también incrementa su flota de remolcadores por el tirón de negocio en Algeciras

Boluda Ships Agency & Forwarding acaba de convertirse en nuevo agente consignatario de Mediterranean Shipping Company (MSC) en el puerto de Algeciras. La corporación marítima del armador valenciano Vicente Boluda se convierte así en representante legal de esta gran naviera -a la sazón principal cliente del puerto de Valencia- en el recinto andaluz, donde MSC tiene previsto incrementar notablemente sus escalas a partir del segundo semestre de 2014. El acuerdo se produce tras la alianza para el transporte marítimo de contenedores denominada P3, que han sellado las principales navieras del mundo (Maerks, MSC y CMA-CMG) para las rutas entre el este y oeste.

El nuevo representante legal de los buques de MSC en el puerto de Algeciras, la filial del grupo Boluda Miller, inicia esta aventura empresarial en medio de la dura competencia entre los puertos del Mediterráneo por incrementar sus tráficos de mercancías, sobre todo en las terminales de contenedores. El negocio de la consignataria de Boluda -que también es agente de BP, Cepsa y varias sociedades de su corporación marítima destinadas al transporte y suministro de hidrocarburos- ya ha atendido el primer barco de la compañía suiza, el MSC Agadir (un portacontenedores de 8.886 TEU, unidades de cajas de veinte pies) y aumentará estos servicios notablemente a partir de los próximos meses.

Por otro lado, Boluda ha puesto en servicio otro remolcador en el puerto Bahía de Algeciras, donde reforzará la flota actual formada por ocho embarcaciones.

Según fuentes de la compañía, la actividad se disparará en Algeciras con la alianza empresarial entre los gigantes del mar. El puerto andaluz formará parte de al menos cuatro servicios de la alianza P3, lo que restará escalas en Valencia a partir de la segunda mitad de 2014.

Esta red de transporte marítimo operará una capacidad de 2,6 millones de TEU, inicialmente con 255 barcos navegando en 29 líneas y en tres rutas comerciales: Asia-Europa, Pacífico y Atlántico. "La mejora de los servicios para los clientes de la red proporcionará prestaciones más estables, frecuentes y flexibles", lo que supondrá un importante ahorro para las compañías e incrementará su eficiencia, según reconoce esta cooperación empresarial. Está previsto que Maersk suministre el 42 % de la capacidad, MSC el 34 % y el restante 24 %, procederá de la francesa CMA CGM. Con todo, esta composición todavía no ha sido cerrada todavía, ya que faltan de concretar flecos y el visto bueno de Competencia a esta ambiciosa alianza comercial.

La estiba, un factor clave

La P3, que en principio tenía previsto operar en Valencia, elimina del mapa al recinto del Grao en sus conexiones más importantes entre el norte de Europa y Asia, lo que supondrá una gran pérdida de contenedores. Esta decisión se produce en medio de la negociación del convenio de los estibadores del puerto. Las navieras exigen grandes recortes salariales para abaratar costes -la estiba supone el 60 % del gasto de los barcos en las escalas-, un asunto que rechazan de plano los sindicatos. Algunas navieras ya desvían barcos a puertos más baratos de Italia, Portugal y Egipto.

La Autoridad Portuaria de Valencia (APV), que gestiona los recintos del Grao, Sagunt y Gandia, alcanzó un tráfico de contenedores de 3.621.776 TEU entre los meses de enero y octubre de 2013, lo que supone un descenso del 3,28 % respecto a idéntico período de tiempo del año anterior. Mientras tanto, el de Algeciras (que consigue más transbordos por sus situación geográfica), ya pisa los talones a Valencia al conseguir la cifra de 3.577.412 TEU; es decir un 4,2 % más que el año pasado. Sea como fuere, Valencia sigue siendo líder en el Mediterráneo y quinto en Europa y a mucha distancia de Barcelona, emplazamiento al que duplica en movimiento de contenedores.

El descenso del puerto valenciano tiene que ver con la caída de los transbordos -sobre todo desde el pasado verano, así como de las exportaciones, (-4,86 %). Por contra, mejoraron las as importaciones (+4,65%). El comercio exterior con China sigue desplomándose (-10 %), una situación que repercute de manera notable en la actividad de la APV ya que es el segundo país con más intensidad de tráfico marítimo tras España. El tráfico de productos siderúrgicos también atraviesa un descenso considerable al disminuir un 13,89 %. En cuanto al movimiento de vehículos (gracias al tirón de Ford Almussafes, que exporta más de 80 % de su producción de coches), los puertos de Valencia y Sagunt han canalizado 388.803 unidades, un 13,72 % más que en 2012.
Fuente: Levante
Publicar un comentario en la entrada