miércoles, 27 de noviembre de 2013

Ya era hora

España y Argentina alcanzan un principio de acuerdo para cerrar el conflicto entre Repsol e YPF

El Consejo de Administración de Repsol va a tener trabajo en la reunión de este miércoles. Tendrá que decididr si da luz verde al principio de acuerdo que los Gobiernos de España, México, Argentina y la petrolera Repsol han alcanzado esta noche sobre el conflicto de YPF. Si los consejeros aceptan la compensación que ofrece Argentina a cambio de YPF, Repsol renunciará a seguir peleando por su antigua filial, lo que pondría fin al conflicto que generó su expropiación en abril de 2012 por parte del Gobierno argentino.

El principio acuerdo se ha alcanzado en Buenos Aires, adonde se trasladó de urgencia una delegación española encabezada por el ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria. También viajó Isidro Fainé, presidente de CaixaBank, principal accionista de la petrolera española con el 12,02%, y una delegación de Repsol, integrada por Nemesio Fernández-Cuesta, director general de Negocios; Luis Cañas, director general de exploración, y Miguel Klingenberg, vice secreatrio general y coordinador de las acciones relacionadas con YPF desde su expropiación.

El ministerio de Economía argentino, cuyo nuevo responsable es Axel Kicillof, impulsor de la expropiación, emitió un comunicado en el que señala: “Se ha arribado a un principio de acuerdo acerca de la compensación por la expropiación del 51% del paquete accionario de YPF ocurrida en abril de 2012, sujeto a ratificación de los máximos órganos rectores de Repsol. Tal principio de acuerdo implicará fijar el monto de la compensación y su pago con activos líquidos y que ambas partes desistirán de las acciones legales en curso”.

En Repsol, que también ha emitido una breve nota donde da cuenta del acuerdo, han rechazado detallar la cuantía que le ha ofrecido el Gobierno argentino en compensación por haberle expropiado sus acciones de YPF en abril de 2012. No detallará el pacto hasta someterlo al dictamen del Consejo de Administración del miércoles. No obstante, fuentes próximas a la negociación indicaron que el Gobierno argentino podría haber puesto sobre la mesa un acuerdo valorado en 5.000 millones de dólares (3.700 millones de euros) a pagar en bonos argentinos, aunque no se descarta tampoco la posibilidad de que la compensación pudiera dividirse en una cantidad en bonos y otra en activos de otro tipo, que la compañía española pudiera hacer líquidos con rapidez si opta por ello.

Si el Consejo de Repsol considera el miércoles aceptable la propuesta, es muy probable que después la someta a votación en la junta de accionistas, para que sean estos los que tomen la decisión final. Aunque con el acuerdo de los principales socios la aprobación en la junta estaría casi garantizada, si los accionistas también apoyan el pacto eso blindaría al consejo frente a potenciales demandas de accionistas minoritarios.

La reunión se celebró en la sede de YPF, en Buenos Aires. Llamó la atención la ausencia del presidente de Repsol, Antonio Brufau. Fuentes del grupo indicaron que prefirió quedarse en el cuartel general para preparar el consejo del miércoles. El presidente de CaixaBank, Isidro Fainé, quien sí se encontraba este lunes por la noche en Argentina, tenía pensado acudir el miércoles en España al Consejo de Administración de Repsol, del que es vicepresidente.

Por parte argentina acudieron al encuentro Kicillof, el presidente de YPF, Miguel Galuccio y el embajador argentino en España, Carlos Bettini. La tercera pata la puso Emilio Lozoya, por parte de México y primer ejecutivo de Petróleos Mexicanos (Pemex), que desató las últimas hostilidades en torno al conflicto la pasada semana cuando pidió la salida de Antonio Brufau de Repsol, donde el grupo mexicano tiene el 9,34%.

Tras ese enfrentamiento entre Repsol y Pemex, que expresó enfáticamente su disposición a desprenderse de la mitad de las acciones que tiene en la petrolera española, los resortes de uno y otro lado hicieron saltar por los aires todas las alarmas, sobre todo ante la proximidad de la reunión del consejo.

Aunque fuentes del entorno del Gobierno español aseguraron que no se iban a meter en un asunto de una empresa privada, pero la presencia del ministro en Buenos Aires es una prueba de que el Ejecutivo estaba empeñado en resolver el conflicto.

Repsol ha exigido una compensación de 10.000 millones de dólares (7.000 millones de euros). No obstante, la española estaría dispuesta a rebajar esa cifra siempre y cuando sea cobrable en su integridad, tanto en bonos como que los activos que le ofrecieran estuvieran probados como productivos, según fuentes del grupo. Asimismo, esas fuentes han subrayado que Repsol no volvería a entablar una alianza con YPF.

Ya la pasada primavera, Lozoya presentó a Repsol una solución rechazada y que consistía en el pago de 5.000 millones de dólares (unos 3.500 millones de euros), la mitad de lo que pedía entonces Repsol. Además, 1.500 eran en efectivo y el resto en activos no explorados de Vaca Muerta y, por tanto, no existía evidencia de su capacidad productiva. El consejo votó en contra de forma unánime, incluido el representante del mensajero, el mexicano Arturo Henríquez.

El miércoles, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, se refirió a YPF ante cientos de jóvenes militantes: “¿Saben cuál es la empresa que más ganancias dio? YPF. Pero no solamente porque es una petrolera. ¿Saben por qué? Porque YPF está reinvirtiendo lo que gana, que es la única manera de profundizar el proceso de industrialización”. “La meta”, prosiguió, “es recuperar la soberanía energética, porque para eso recuperamos YPF, nuestra petrolera de bandera. Y nos vamos a asociar, porque no tenemos prejuicios, en las condiciones más favorables para nuestro país, dónde tengamos que asociarnos. Yo no tengo anteojeras y sabemos que esto demanda capitales intensivos que o no están en la Argentina o los que los tienen, los tienen en algún otro lugar y no los quieren poner”. 


Comunicado del Gobierno argentino sobre el acuerdo

"En el día de hoy, en la Ciudad de Buenos Aires, a instancias de los gobiernos de Argentina, España y México ha tenido lugar una reunión en la que han participado por parte de España el Ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria; por parte de México el director general de Pemex Emilio Lozoya Austin; y por parte del gobierno argentino el Ministro de Economía y Finanzas Públicas, Dr. Axel Kicillof y el Secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Dr. Carlos Zannini.

A la reunión han asistido a su vez, el presidente de YPF Miguel Galuccio, el director general de negocios de Repsol Nemesio Fernández Cuesta, Isidro Fainé en representación de la Caixa y el Embajador argentino en España, Don Carlos Bettini.

Se ha arribado a un principio de acuerdo acerca de la compensación por la expropiación del 51% del paquete accionario de YPF ocurrida en abril de 2012, sujeto a ratificación de los máximos órganos rectores de Repsol. Tal principio de acuerdo implicará fijar el monto de la compensación y su pago con activos líquidos y que ambas partes desistirán de las acciones legales en curso.

Las partes coinciden en que el presente principio de acuerdo contribuye a normalizar y fortalecer los históricos vínculos entre los tres países y sus empresas". 
Fuente: el país
Publicar un comentario en la entrada