martes, 26 de junio de 2012

Caida en picado

200 barcos menos en la flota pesquera canaria en cuatro años
Las Islas contaban con 1.130 embarcaciones en 2007 y a finales de 2011 se redujeron a 933. Las jubilaciones y el elevado precio del combustible provocan esta caída 

El sector pesquero de Canarias ha perdido casi 200 buques en los últimos cuatro años. El Archipiélago contaba con 1.130 barcos dedicados a la pesca antes de que empezara la crisis en 2007, una cantidad que descendió hasta los 933 el pasado año, según el Censo de Flota Pesquera Operativa publicado en el último informe de Estadísticas Pesqueras de abril. 

En el mismo periodo, el censo nacional perdió el 19% de sus efectivos (2.826 buques de los que el 17% son canarios), quedándose al cierre del pasado año con sólo 10.505 embarcaciones frente a las 13.331 que operaban cuatro años antes. El mayor descenso se produjo entre 2007 y 2008 cuando dejaron de faenar 2.086 barcos en todos los caladeros españoles.

Al igual que en el territorio nacional, en el Archipiélago la bajada más importante se produjo entre 2007 y 2008, con el abandono de la flota de las Islas por 156 embarcaciones. En 2009 hubo cinco bajas; en 2010, 14 y en el pasado ejercicio las salidas llegaron a 22.

La pérdida de buques no solo se ha debido al incremento del precio del crudo, sino también a la política de recortes que ha impuesto la Unión Europea a sus socios. Entre los motivos que esgrime Europa para impulsar dicha reducción están la conservación de los recursos pesqueros y limitar los efectos que esta actividad tiene en el mar. 

No obstante, el presidente de la Federación de las Cofradías de Pescadores de Tenerife, Manuel Díaz, aseguró que lo que ha ocurrido "es que mucha gente mayor que se ha jubilado ha enviado sus barcos al desguace porque sus hijos no se quieren dedicar a la mar". "Los que seguimos en activo siempre estamos pendientes de introducir las nuevas tecnologías en las embarcaciones porque, además, así se contamina menos", matizó.

En cuanto a la subida del precio del petróleo, Díaz apuntó que "esto no se había visto nunca. Estamos mantenidos porque la pesca, sobre todo la del atún, ha ido muy bien en los últimos meses pero estamos pagando el gasoil a 74 céntimos y ya no recibimos ninguna ayuda. Un barco consume al mes unos 28.000 euros; es muy caro".

Por delante de Canarias –que perdió el 17% de su flota en los últimos cuatro años– la comunidad autónoma que sufrió el mayor recorte fue Galicia (1.288 buques menos), seguida de Andalucía, con 306 embarcaciones menos, y la Comunidad de Valencia (166). Entre las regiones que han tenido descensos menos significativos están Asturias, Baleares, el País Vasco, Murcia y Cantabria.

Representación

A pesar de que los datos publicados por el Ministerio de Agricultura muestran cómo se ha ido reduciendo la flota pesquera en el conjunto del país, lo cierto es que Canarias ha ganado peso en el sector. Así, las embarcaciones de las Islas han pasado de representar el 8,4% del total de flota que tenía España en 2007 a llegar al 9% en 2011.

Mayor importancia tienen las flotas de otras comunidades a nivel nacional. De esta manera, regiones como Galicia tienen el 47,5% de los pesqueros censados en el país, Andalucía posee el 16%, y el tercer puesto lo ocupa Cataluña con el 9% y 955. 

Por tipos de pesqueros, los más numerosos en el conjunto del país son los de artes menores, con 8.090 efectivos, seguidos de los arrastreros, con 1.159 unidades, y los de cerqueros, con 670. Mientras, los palangreros ascienden a 430 y las embarcaciones que faenan con redes de enmalle con solo 145. Las estadísticas del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente también contabilizan a 11 barcos sin ningún tipo de arte de pesca asignada.

Una actividad que genera empleo 

El presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Tenerife, Manuel Díaz, aseguró que el sector primario es una de las actividades que está creando empleo en estos años de dificultades económicas. "Tenemos muchos casos de personas que antes se dedicaban a la construcción o a la hostelería y se han tenido que incorporar a la mar porque se quedaron sin trabajo. Es una actividad muy dura pero están agradecidos por tener un empleo", apuntó el presidente de la Federación.
 Fuente: La opinion.es
Publicar un comentario