martes, 26 de junio de 2012

Más tensión

Piden que se investigue muerte de pescador filipino en choque con barco chino 

Asociaciones indígenas filipinas pidieron hoy a Manila y Pekín que investiguen la muerte de un pescador filipino y la desaparición de otros cuatro tras el choque de un navío de vigilancia chino contra una embarcación filipina.

Los grupos Anakpawis y Pamalakaya exigieron que se compense a la familia del pescador que murió ayer a causa de las heridas causadas en el incidente, ocurrido el pasado miércoles en los disputados atolones de Scarborough en el Mar de China Meridional.
 
Las autoridades filipinas indicaron que el choque podría haberse producido por accidente, pero alegan que el navío de vigilancia chino no hizo nada para ayudar a los pescadores filipinos.
 
Tres de ellos se encuentran hospitalizados, uno de ellos en estado crítico, mientras que aún no se tiene noticia de los cuatro desaparecidos.
 
Las tensiones en Scarborough (llamado Huangyan por China y Panatag por Filipinas) comenzaron el pasado 10 de abril, cuando dos barcos chinos se enfrentaron a un buque militar filipino para impedir la detención de unos pescadores chinos que, según Manila, faenaban ilegalmente en los atolones.
 
Filipinas alega que las islas se encuentran a 230 kilómetros de su isla de Luzón, en sus aguas territoriales, frente a los 1.200 kilómetros de distancia entre Scarborough y la costa China, pero Pekín afirma que históricamente ha controlado ese mar y, por tanto, sus islas le pertenecen.
 
El Mar de la China Meridional es una zona potencialmente rica en recursos naturales como el gas natural y el petróleo, cuyas islas -y por tanto la soberanía de sus aguas colindantes- se disputan Filipinas, Vietnam, Malasia, Brunei y Taiwán.
Publicar un comentario