viernes, 22 de junio de 2012

Pioneros

Gas Natural invertirá 350 millones en primer almacén de gas en cavidad salina
La multinacional energética Gas Natural Fenosa invertirá entre 300 y 350 millones de euros en la construcción del primer almacén subterráneo de gas de España en una cavidad salina, que se ubicará en Balsareny (Barcelona), población situada cerca de Manresa, aprovechando la geología de esta zona.

La multinacional energética Gas Natural Fenosa invertirá entre 300 y 350 millones de euros en la construcción del primer almacén subterráneo de gas de España en una cavidad salina, que se ubicará en Balsareny (Barcelona), población situada cerca de Manresa, aprovechando la geología de esta zona.

En rueda de prensa en la Cámara de Comercio de Manresa, la compañía ha explicado que ha iniciado la tramitación administrativa del proyecto y que, si obtiene todos los permisos por parte de los ministerios de Medio Ambiente e Industria, invertirá todos estos recursos hasta el año 2025.

Gas Natural quiere construir ocho cavidades en estructuras salinas a 900 metros de profundidad en el término municipal de Balsareny (la primera de las cuales estaría lista a mediados de 2017), un proyecto a largo plazo que calcula que dará trabajo a unas 200 personas durante la fase de construcción y a otras 40, una vez esté construido.

Durante la presentación del proyecto, el director general de Energía de la Generalitat, Josep Canós, ha tildado la iniciativa de "estratégica", ya que la mayoría de las reservas de gas se almacenan en el Puerto de Barcelona, y ha asegurado que, en casos de emergencia, este almacén permitiría cubrir la demanda de suministro de gas de Cataluña durante unos catorce días.

En 2008, la multinacional Gas Natural Fenosa decidió hacer estudios en la comarca del Bages para comprobar si había hidrocarburos (gas y petróleo).

Estos trabajos descartaron la presencia de hidrocarburos en la zona, pero permitieron descubrir que la comarca, por sus cavidades salinas, podía albergar un almacén subterráneo de gas, un modelo ya usado en otros países europeos como Francia, pero desconocido hasta ahora en España.

Según han explicado el jefe del proyecto, Joan Pujol, y el director general de Planificación Energética de Gas Natural Fenosa, José María Egea, la sal es "totalmente estanca" y permite almacenar gas sin que haya ningún tipo de fuga.

El proyecto tampoco plantea dificultades de seguridad, según el director general de Energía de la Generalitat, ya que almacenar gas "en un entorno salino y a esta profundidad" es "mucho más seguro" que hacerlo en superficie.

La compañía ha precisado que la futura reserva energética tendrá un volumen de almacenamiento útil de 3.200 gigavatios hora (GWh) -a razón de 400 GWh por cavidad- y una vida útil de, al menos, 40 años.

Gas Natural ha destacado que el almacén no tendrá un impacto significativo en el entorno, ya que las cavidades se localizarán fuera de los núcleos urbanos, y que en cambio permitirá tener la flexibilidad necesaria para hacer frente a las oscilaciones de la demanda en Cataluña, garantizando así que no habrá interrupciones en el suministro.

Asimismo, el almacén pretende ser un 'hub' que favorezca los intercambios comerciales de gas en el sur de Europa, y por ello estará conectado con el Midcat (el proyecto de interconexión de los sistemas gasistas de Francia y España).

Gas Natural Fenosa, que no iniciará en proyecto hasta contar con los permisos administrativos pertinentes -lo que espera lograr a mediados del 2014-, ha precisado que en esos 350 millones potenciales de inversión están incluidos los costes de llevar hasta la zona un gasoducto desde Terrassa (Barcelona) y una línea eléctrica desde Sallent (Barcelona).
Publicar un comentario