lunes, 30 de julio de 2012

Buenas cifras

La reparación de gaseros crece un 40% en Navantia hasta junio
La mitad de los buques que arribaron este año a la ría eran metaneros

La división de Reparaciones de Navantia acaba de cerrar una semana en la que ha refrendado un importante contrato para la reparación, modernización y alargamiento del ciclo de vida de dos corbetas para la Armada de Argelia. Un encargo que ha sido calificado por la empresa pública como el mayor de los suscritos hasta el momento y que supondrá la entrada del departamento en el segmento de las reparaciones militares para otras Marinas. Sin embargo, la especialización de este área son los trabajos en los buques gaseros, y ha vuelto a quedar de manifiesto en el primer semestre del año.

Pese a la crisis, entre enero y junio pasaron por las gradas y muelles de las antiguas Astano y Bazán un total de 14 buques gaseros -11 de tipo LNG y, 3, LPG-, cuatro más que en el mismo período del ejercicio anterior. Supone un incremento en el número de proyectos realizados para este mercado de un 40%.

Durante dos años, los astilleros de la ría lideraron el sector de la reparación de gaseros a nivel mundial, aunque el pasado ejercicio el primer puesto le fue arrebatado por otro peso pesado del sector, la factoría de Sembawang en Singapur. Con las cifras que está consiguiendo la empresa pública española en el mercado aspira a colocarse de nuevo en lo más alto en el ámbito internacional, en donde de todos modos es una referencia indiscutible.

La mitad

El elevado peso de este tipo de buques en el conjunto de la actividad de las plantas de la ría queda demostrado por el hecho de que han supuesto la mitad de todos los que han llegado para efectuar reparaciones. En total, han sido 28 los navíos mercantes en los que se han llevado a cabo obras.

Navantia destaca que en el primer semestre del año ha llevado a cabo el primer proyecto de reparación adjudicado por la compañía NLNG Ship Services, nueva firma de gestión de barcos gaseros subsidiaria de Nigeria LNG, que envió a la ría el Rivers.

Solo una decena de astilleros en todo el mundo están capacitados para llevar a cabo obras en barcos gaseros, que precisan de una elevada especialización. Navantia Fene-Ferrol ha logrado posicionarse a nivel internacional porque cuenta con un personal -tanto propio como de las compañías auxiliares- y con unas instalaciones altamente cualificadas.
Publicar un comentario