viernes, 27 de julio de 2012

Sorprendidos?

El barco turco que vertió fuel en Tarragona no ha pagado la multa un mes después
El armador del buque turco Istanbul, que el pasado 27 de junio provocó un vertido de fuel en el Puerto de Tarragona, no ha abonado todavía los 655.000 euros de sanción establecidos, ha informado a Efe el capitán marítimo de Tarragona, Fernando Collado.

Tras el vertido, cuya magnitud se desconoce aunque podría haber alcanzado los 3.000 litros de fuel y aceite, ocurrido el 27 de junio en el Muelle de Aragón, Capitanía Marítima dirigió una orden de detención contra el Istambul, lo que implicaba que no podría salir del Puerto de Tarragona hasta que no abonase la posible sanción y los gastos de limpieza que ocasionó el vertido.

En este caso, la sanción era de 205.000 euros, mientras que los gastos de limpieza se cifraban en 450.000 euros, que el armador debería ingresar en la caja del Ministerio de Hacienda.

Un mes después, el barco sigue atracado en el Muelle de Aragón y, pese a que Collado comunicó "al capitán y al armador la apertura de un expediente sancionador", el propietario no ha satisfecho todavía la deuda.

"Ayer le pregunté al capitán si el armador la había abonado y me dijo que no, que estaba intentando encontrar el dinero", ha explicado hoy Collado, que ha añadido que "aunque ahora pagaran esos 655.000 euros, el barco tampoco podría salir del Puerto porque está embargado por varias empresas". "Hasta que no liberase el embargo, tampoco se podría mover", ha especificado el capitán marítimo.

Y, aunque no hay un tiempo límite para que el buque permanezca en el Puerto, si en el plazo de tres meses el armador no abona la multa y los gastos de limpieza, la Autoridad Portuaria de Tarragona sí que podría iniciar la subasta del barco.

Mientras, los 16 marineros que conforman la tripulación del Istanbul, más el capitán, siguen confinados en el buque y se encuentran "bien" de salud, aunque Collado ha explicado que Cruz Roja ha proporcionado tratamiento a alguno que tenía algún problema y les ha dado alimentos frescos, mientras que la Autoridad Portuaria les ha suministrado agua potable. 
Fuente: Qué!
Publicar un comentario