sábado, 21 de julio de 2012

Nuevo Hallazgo

Rescatan toneladas de plata de un barco hundido por los nazis en el Atlántico Norte

No brilla, pero tiene una historia que contar. Cuarenta y ocho toneladas de lingotes de plata que pasaron más de setenta años en el fondo del Atlántico Norte fueron traídas a la superficie y regresadas a su dueño legítimo, el gobierno británico, según difundió la empresa que los recuperó. La plata fue rescatada del buque Gairsoppa, que trasladaba el tesoro a Inglaterra desde la India, en 1941, cuando fue alcanzado por un torpedo nazi. La nave se hundió unos 482 kilómetros al sudoeste de Irlanda en aguas de una profundidad de 4,8 kilómetros.

Ayer, la compañía de recuperaciones marítimas Odyssey Marine Exploration, de Tampa, Florida, dijo haber extraído con éxito alrededor del 43 por ciento de la plata asegurada a bordo del casco oxidado y el 20 por ciento del total que estaría a bordo, según sus investigaciones. La empresa dijo que tenía previsto regresar muy pronto al lugar para otra extracción.

Greg Stemm, CEO de Odyssey, comentó que se trata de la carga de metal precioso más pesada y a mayor profundidad jamás recuperada de un naufragio.

Y agregó que la tecnología marina mejoró a tal punto que ningún barco hundido está a demasiada profundidad y ninguna carga es demasiado grande como para no ser recuperada.

Los tesoros encontrados en las profundidades muchas veces son abandonados porque las tareas de rescate resultan demasiado complejas. En 1995 localizaron un submarino perdido que transportaba dos toneladas de oro. Hoy sigue en el fondo del mar.

Stemm reveló que los viejos lingotes de plata de este barco no tienen ya la pátina brillante que comúnmente los cubre. “Estuvieron bajo del agua durante tanto tiempo que bien se los podría confundir por hierro” agregó. Odyssey invirtió su propio dinero para hallar a este barco y dividirá las ganancias.

La empresa se quedará con el 80 por ciento del valor de la plata y el gobierno británico, con el 20.

Entre las nuevas tecnologías que permiten hoy la recuperación de este tipo de barcos figuran nuevas generaciones de robots, luces y ganchos capaces de soportar las enormes presiones del fondo del mar y potentes computadoras.

El Gairsoppa había zarpado en 1940 de Calcutta, India, cargado de té, hierro y las toneladas de plata. Llevaba a bordo a 83 hombres. El 17 de febrero de 1941, un barco alemán lo atacó y todos los hombres murieron, salvo uno, que sobrevivió 13 días en un bote salvavida.
Fuente: Clarin
Publicar un comentario