lunes, 30 de julio de 2012

Para estar preparados

El buque Tohalli inició estudio de El Niño

El buque de investigación Tohalli se encuentra en plenos estudios de las condiciones del mar para conocer sobre la probable presencia del fenómeno El Niño. La nave zarpó hace una semana del puerto La Libertad (Santa Elena), a cinco minutos en lancha.

Técnicos, biólogos y oceanógrafos estudian las condiciones oceanográficas, físicas, químicas y biológicas en aguas superficiales y subsuperficiales del mar.

Con estos estudios se determinará la probabilidad de un fenómeno El Niño. El crucero, pedido de manera urgente por la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR), planea obtener información para tomar medidas de prevención en caso de que se dé El Niño.

 Veinte días durará el crucero que se inició el 20 de julio y finalizará el 8 de agosto. El buque se mueve fuertemente de un lado a otro mientras avanza para hacer las pruebas de muestra. Ese día, el Pacífico se encontraba tranquilo y a criterio de la tripulación el exagerado movimiento del buque era algo normal. Ninguno parecía mareado, pero funcionarios públicos de la SNGR veían el horizonte para no marearse, por recomendación de la tripulación. El buque tiene 34 años y es el único dedicado a investigaciones oceanográficas y pesqueras. Es de propiedad del Ministerio de Agricultura. 

Tiene capacidad para 20 personas, pero van 15 tripulantes y 15 técnicos, entre ellos varios jóvenes que visten bermudas de alegres colores. El buque tendrá 28 estaciones e incluirá toda la zona costera ecuatoriana hasta las islas Galápagos. En 10 de estas estaciones se medirá el perfil vertical de la atmósfera. La investigación se realizará entre los cero y 500 metros de profundidad. Eduardo Moncayo, director general del Instituto Nacional de Pesca (INP), explicó que “los resultados de este estudio servirán para cotejar datos y tener una mejor idea de lo que podría suceder con un posible fenómeno”.

La información que se obtenga en cada una de las estaciones donde se tomen las muestras será transmitida simultáneamente. Para ello la SNGR prestó un teléfono satelital. Moncayo indicó que “vamos a estar enterados de lo que va a pasar al momento”. Juan Oñate, técnico del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrografía (Inamhi), dijo que en la parte más alta del buque se preparó un globo aerostático que lleva un sonda que se elevará al menos 25 kilómetros para contar con estudios atmosféricos y oceanográficos más puntuales. 

El crucero oceanográfico se realiza cada año en marzo y en septiembre, pero debido a la emergencia se adelantó el viaje. Telmo de la Cuadra, jefe de crucero y responsable de los cruceros oceanográficos del INP comentó que el estudio medirá la posibilidad de un calentamiento, debido a que hay un pronóstico de que en el Pacífico central se forma un potencial fenómeno El Niño. Si se da este calentamiento podría alcanzar en varias semanas al Pacífico Oriental.

De la Cuadra ha estado en más de 60 cruceros oceanográficos, con 21 años trabajando para el INP. El participó en la medición del calentamiento de 1997, aunque señaló que el buque no estaba operativo en ese tiempo y no se contaba con el equipo necesario. El oceanógrafo acotó que los calentamientos del 2003, 2006 y 2009 también fueron estudiados, pero felizmente estos no afectaron en gran medida al país. Para obtener datos de temperatura, salinidad, nutrientes y oxígeno disuelto se usará una roseta multimostreadora, que permite tomar muestras de agua.

Un termosalinómetro también es parte del equipo de investigación, que servirá para conocer la temperatura y salinidad durante todo el recorrido. El estudio incluirá toma de muestras de nutrientes inorgánicos disueltos, de oxígeno y de fitoplancton en botellas. Los resultados Los informes de este estudio serán diarios y luego al finalizar el crucero se entregará un informe preliminar al Magap y a la SNGR, que será cotejado con otros datos con el fin de tomar medidas de prevención.

Telmo de la Cuadra, jefe de crucero y responsable de los cruceros oceanográficos del Instituto Nacional de Pesca (INP), mencionó que trabajar en un buque y en alta mar es una experiencia agradable aunque a veces lleguen la rutina y el cansancio.

En las provincias de la Costa, especialmente, se preparan algunas acciones de prevención de las inundaciones y otros problemas que se pudieran presentar con la posible presencia de un fenómeno El Niño. 
Publicar un comentario