viernes, 27 de julio de 2012

Muchas novietas

Repsol recibe interés de más de diez compañías por sus activos de GNL

Repsol ha recibido muestras de interés de más de una decena de compañías por sus activos de gas natural licuado (GNL) y trabaja actualmente en esta desinversión con el objetivo de mantener la calidad financiera de la compañía y el 'rating' actual, anunció el director financiero del grupo en una conferencia con analistas, Miguel Martínez.

"Hemos recibido muestras de interés de más de diez compañías", afirmó Martínez, quien insistió durante la conferencia en que el "objetivo claro" y "prioritario" de Repsol es mantener el 'rating' en un escalón de "grado de inversión".

Con este propósito, la petrolera prepara la venta de los activos de GNL y, en función de sus resultados, analizará en septiembre u octubre el posible canje de acciones preferentes. El grupo dispone de "muchas opciones", pero quiere esperar los resultados de la desinversión en los activos de gas para profundizar en su análisis, insistió.

Entre las "muchas" alternativas de las que dispone la compañía para mantener el 'rating' figuran además las desinversiones adicionales, el 'scrip dividend' ya aplicado y la venta del 5% del porcentaje en autocartera del que aún dispone, cuyo valor ronda los 1.400 millones.

Sobre las desinversiones, y al margen del GNL, Martínez dijo que, antes de fin de año, no se espera la venta de un gran activo, pero sí habrá "pequeñas y no significativas" operaciones. "A las agencias de 'rating' le hemos transmitido que tenemos muchas opciones", señaló.

GAS NATURAL FENOSA.

El director financiero de Repsol reconoció que la venta del 30% en Gas Natural Fenosa también podría ser una opción, pero "no está sobre la mesa". "Si fuera necesario, lo analizaríamos, pero ahora no lo contemplamos", dijo.

Sobre la posibilidad de que un deterioro adicional del 'rating' del bono español afecte a la calificación de Repsol, Martínez indicó que la petrolera está "parcialmente afectada" por la situación económica en España, pero "no totalmente".

Además, dispone de una posición de liquidez "fuerte", de actividad en el exterior y de una reducida exposición al sector bancario español, lo que reduciría el efecto de cualquier rebaja adicional en el 'rating' del bono español.

"LA ÚLTIMA BALA".

En cuanto a la venta del 5% del capital de la propia compañía que Repsol mantiene en autocartera, Martínez reconoció que si la petrolera realiza ahora la operación transmitiría una "mala señal al mercado". "Sería una mala señal para el mercado si vendiéramos las acciones a este precio", por lo que esta opción sería "la última bala", explicó.

En suma, Repsol considera "completamente necesario" mantener el grado de inversión, y para ello quiere ir "paso a paso", de modo que la venta de los activos de GNL es ahora la siguiente etapa y, en función de su resultado, se afrontarán las siguientes, aseguró.
Fuente: Europa Press
Publicar un comentario