jueves, 5 de diciembre de 2013

Carga de trabajo

El astillero vasco Balenciaga cierra los dos primeros contratos con el nuevo ´tax lease´
Construirá dos "supplies" por 30 millones cada uno - El Gobierno todavía espera por la respuesta de Bruselas sobre la devolución de ayudas del antiguo sistema de bonificación

El sector de la construcción naval española ha estrenado el nuevo sistema de bonificación fiscal, tax lease, casi un año después de su entrada en vigor. El astillero Balenciaga de Zumaia, en Guipúzcoa, ha cerrado un contrato para la construcción de dos supplies (platform supply vessels, PSV, que prestan asistencia a instalaciones offshore como las petrolíferas) por 30 millones de euros cada uno. Esta cantidad ya incluye el descuento resultado de aplicar este nuevo sistema de bonificación, según explicaron fuentes de Pymar (Pequeños y Medianos Astilleros en Reconversión SA), que no obstante eludieron concretar qué porcentaje de ahorro implica este nuevo tax lease. Balenciaga ha construido varias unidades de estos supplies para la compañía británica Craig Group Limited, aunque no ha trascendido oficialmente ni el nombre del armador ni de los inversores que participaron de la operación.

Según Gerencia del Sector Naval (Gernaval), Balenciaga tenía en grada dos buques a cierre del mes de octubre, uno de ellos para la armadora de Reino Unido (que ya se botó). El segundo es un atunero para la compañía española Pevasa. Según la misma fuente, no había firmado nuevos contratos desde el pasado mes de enero. Los dos PSV aportarán una carga de trabajo de 720.000 horas. Ahora es el astillero Hijos de J. Barreras el que ultima nuevos contratos tras el desembarco de Petróleos Mexicanos (Pemex) en su accionariado.

Pymar destacó su confianza en que "la puesta en marcha de las dos nuevas operaciones de tax lease suponga el principio de una nueva etapa de crecimiento en los astilleros españoles, que tienen al menos otros siete contratos pendientes de firmar", con lo que inicia así "su despegue". En su opinión, esta es la "mejor prueba de la confianza de los inversores en el sector naval y en el nuevo sistema de financiación de activos aplicable a buques aprobado por la Comisión Europea, que cuenta con la "máxima seguridad jurídica".

Viejo sistema

La Comisión Europea (CE) exigió el pasado mes de julio a España que recupere las ayudas fiscales que concedió al sector naval entre 2007 y 2011, al considerar ilegales esas bonificaciones. Sobre este expediente se pronunció ayer el ministro de Industria, José Manuel Soria, que solo afirmó que todavía está a la espera de un pronunciamiento de Bruselas. Después de que la Comisión de Competencia obligase a devolver las ayudas ilegales del viejo tax lease el Ejecutivo español calculó que ese reintegro ascendía a 126 millones de euros. No obstante el departamento que dirige Joaquín Almunia continúa conversando con el Ministerio de Hacienda sobre el sistema de cálculo que se utilizó para llegar a esa cifra. "No tenemos todavía una respuesta por parte de la Comisión. Esa respuesta la habrá y la esperamos", sostuvo Soria. El ministro no precisó en qué momento esperan la respuesta, que aseguró que depende del Ejecutivo comunitario. 
Fuente: Faro de Vigo
Publicar un comentario en la entrada