jueves, 5 de diciembre de 2013

EL monstruo

El barco más grande jamás construido ya está en el agua

El “Prelude”, una gigantesca instalación flotante desarrollada por Royal Dutch Shell, ya está en el agua. La compañía ha asegurado que el casco de esta megaestructura, bautizada como “Prelude”, ha abandonado el dique seco en Geoje, Corea del Sur, donde se está construyendo.

Cuando entre en funcionamiento, en 2017, se habrán invertido unos 12.000 millones de dólares en un proyecto pionero de una envergadura difícil de imaginar. A saber: mide 488 metros de eslora por 74 de manga; en su cubierta cabrían cuatro campos de fútbol; de punta a punta, es más largo que el Empire State Building, y, al final, la estructura pesará 600.000 toneladas.

El “Prelude” no es exactamente un barco, sino una planta flotante donde se producirá gas natural licuado. En concreto, este invento permitirá extraer y producir gas natural licuado directamente en el mar y transferirlo a buques que lo transportarán a los clientes. Se espera que en la plataforma se extraiga el equivalente a 110.000 barriles de gas / día.

Los expertos dicen que si el Prelude es un éxito los yacimientos de gas de todo el mundo que están demasiado lejos de la costa y son demasiado pequeños pueden encontrar en estas plataformas una forma de producir gas natural licuado a precio más reducido.

“Un proyecto de esta complejidad – tanto en tamaño e ingenio – aprovecha lo mejor de la experiencia mundial en la cadena de ingeniería, diseño, fabricación y suministro. Llegar a esta etapa de la construcción, teniendo en cuenta que cortamos el primer acero hace solo un año, ha sido posible gracias a un equipo de expertos que han avalado las dimensiones críticas del proyecto en términos de seguridad, calidad, costo…”, ha dicho Matthias Bichsel, Proyectos Coraza y Director de Tecnología.

El Prelude operará a unos 475 kilometros al noreste de Broome, Australia occidental, durante unos 25 años. La instalación aguantará todos los fenómenos meteorológicos. Por ejemplo, está preparada para soportar un ciclón de categoría 5.

Tras salir del dique seco se procederá a ensamblar las superestructuras y la torreta en los astilleros coreanos de Samsung Heavy Industries. En este vídeo podemos ver con detalle el proceso de construcción de este monstruo de acero.



Fuente: ABC
Publicar un comentario en la entrada