lunes, 28 de julio de 2014

Los camaradas se ayudan

Se construirá nuevo puerto en Santiago de Cuba con crédito chino

Un crédito chino permitirá erigir una terminal portuaria multipropósito en Santiago de Cuba, la segunda ciudad cubana en importancia y ubicada unos 860 kilómetros al sureste de La Habana.

  Ese crédito fue uno de los resultados de la reciente visita a la isla del presidente chino Xi Jinping, quien acompañado del mandatario cubano Raúl Castro, presenció la firma de 29 acuerdos de cooperación.

  Ante la presencia de Xi y Castro, el ministro chino de Comercio, Gao Hucheng, y el titular cubano de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, suscribieron el martes un convenio que establece un crédito concesional "para la construcción de la terminal multipropósito en el puerto de Santiago de Cuba".

  "El costo de las inversiones será de algo más de 100 millones de dólares", dijo a la televisión local el director general de la rada santiaguera, Leonardo Naranjo.

  Naranjo anunció que está prevista la construcción de un muelle de 200 metros de longitud, equipado con tres grúas de pórtico y dos almacenes de carga techada, así como la adquisición de la maquinaria tecnológica que realizará las operaciones de descarga.

  El directivo señaló que el nuevo muelle, cuyas aguas tendrán una profundidad de 11 metros, permitirá la descarga de buques de hasta 40.000 toneladas de desplazamiento, lo que supera los de un máximo de 25.000 que se operan en la actualidad.

  Eso permitirá "un mejor aprovechamiento de la capacidad de los buques y, por tanto, una mayor eficiencia en las operaciones portuarias", afirmó Naranjo.

  El de Santiago de Cuba será el segundo puerto de aguas profundas de la isla, donde se inauguró en enero último el puerto de Mariel, unos 45 kilómetros al oeste de La Habana y corazón de la primera Zona Especial de Desarrollo que se construye en el país.

  En la Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZEDM), las empresas extranjeras tendrán mejores condiciones que en el resto del país, ya que contarán con especiales regímenes tributarios, aduanales, monetarios y bancarios, además de la garantía de que sus inversiones no pueden ser confiscadas.

  Ese puerto de aguas profundas constituye la más importante inversión extranjera en la isla, ejecutada por el grupo brasileño Odebrecht a través de su subsidiaria independiente Compañía de Obras en Infraestructura (COI).

  Desde 2010 se trabajó para convertir a esa rada en el más importante de los complejos portuarios de Cuba, con una inversión de unos 900 millones de dólares, financiada en 80 por ciento por el estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil.

  Las autoridades de la isla prevén que Mariel se convierta en el principal puerto cubano, pues absorberá el tráfico de buques de carga que en la actualidad recibe la bahía de La Habana, la que pasará a atender cruceros de manera exclusiva.

  La rada de Mariel, ubicada prácticamente a las puertas del Golfo de México, tiene además el privilegio de estar rodeada por 32 puertos de 17 países, entre ellos los atraques más importantes de la región.

  El puerto, que es el corazón de lo que será la ZEDM, con 465,4 kilómetros cuadrados disponibles para la inversión extranjera, está en capacidad de recibir a los gigantescos buques portacontenedores conocidos bajo la denominación de Postpanamax, que podrán cruzar el Canal de Panamá después de su ampliación.

  La ZEDM, que abarca desde la bahía de Cabañas hasta el río Baracoa, consta de ocho sectores, aunque ahora se trabaja en el primero, denominado como A, que está dividido en 11 áreas.

  En general, cuando todo esté concluido, allí habrá seis terminales portuarias, una base logística para el petróleo, un astillero, un club náutico y otros atraques al servicio de la flota auxiliar.

  Un punto importante del proyecto es la Terminal de contenedores, con capacidad para 8.000 envases de ese tipo, aunque podrá trasegar cada año unos 824.000 y al final tendrá capacidad para tres millones.

  De resultar como está planificado, la ZEDM impulsará la economía de la isla como parte del proceso de actualización del modelo económico nacional, y también podrá posicionarse como un punto comercial estratégico en el Caribe. 
Publicar un comentario en la entrada