viernes, 25 de julio de 2014

Vigilancia extrema

Royal supervisa en un barco militar francés el paso del Concordia por Córcega

La ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, supervisó hoy, desde un barco militar francés, el paso a una veintena de kilómetros de la costa de la isla de Córcega del crucero Costa Concordia, camino del puerto de Génova donde debe ser desmantelado.

Royal justificó en un comunicado su presencia a bordo del “Jason”, un buque especializado en misiones de asistencia y descontaminación, para “acompañar a los medios de la Marina Nacional”, de la que quiso destacar su “profesionalismo”.

También dijo haber acudido a la isla francesa para “responder a la legítima inquietud de los corsos sobre la protección del medio ambiente” y para el lanzamiento de la creación del Parque Natural Marino del Cabo Corso, junto al que navegó el Costa Concordia.

A ese último respecto, la ministra hizo notar que el crucero siniestrado atravesó “una zona ecológica particularmente destacable, que es uno de los pulmones del Mediterráneo”.

Royal dijo haber recibido de su homólogo italiano la garantía de que “se han tomado todas las precauciones técnicas de seguridad”, algo que le había agradecido sabiendo su preocupación por la tragedia del crucero.
Publicar un comentario en la entrada