lunes, 9 de julio de 2012

¿Desaparecerá?

El armador del Vaporcito de El Puerto plantea quedarse en la ciudad si el Ayuntamiento lo compra o alquila

La portavoz del equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de El Puerto, Patricia Ybarra, ha informado sobre la propuesta de colaboración que se le ha presentado a la empresa Motonaves Adriano SL, propietaria del Vaporcito –hundido a finales del pasado verano y aún en proceso de restauración-, con el que se pretende llegar a un acuerdo para que el máximo símbolo turístico de la ciudad se quede aquí y no se vaya a Chipiona.

La propuesta se centra principalmente en las líneas de colaboración que podrían establecerse entre Ayuntamiento y empresa, así como en actuaciones concretas a llevar a cabo por parte municipal. Además, se recogen varios puntos importantes como el atraque del barco, la señalética y la publicidad.

Según indican desde el Gobierno bipartito en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, se plantea habilitar un atraque provisional, en la plaza de las Galeras, en el atraque actual, que deberá desalojarse con al menos tres meses de antelación al inicio de las obras de construcción del puente sobre el Guadalete, con lo cual no sería necesario llevar a cabo actuación alguna en este espacio que ya está totalmente habilitado al efecto. En cuanto al atraque definitivo, según lo establecido con la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, se habilitaría en la zona anexa al edificio de la Pescadería, en la parte final de donde actualmente se ubica el atraque de los Catamaranes. En dicho espacio, se acondicionaría una pequeña plaza pública dedicada al Vaporcito, con bancos cubiertos por marquesina, y se negociaría el alquiler de uno de los locales de la referida Pescadería, para ubicar la oficina de venta de billetes o se construiría una ex profeso.

De otro lado, la propuesta municipal incluye el compromiso de señalizar la nueva ubicación del Vapor y la forma de llegar a la zona de atraque en todo el término municipal, compromiso que ya se había contraído con los anteriores propietarios del barco y que ahora se mantendrá en los mismos términos. Asimismo, se mantendrá el compromiso que mantiene el Ayuntamiento en materia de publicidad, que no obstante se concretaría en una campaña específica en los niveles que se acuerde con la empresa Motonaves Adriano. Dicha campaña tendría como objetivo dar a conocer la recuperación del señero barco, su nueva ubicación y los viajes turísticos de esta nueva singladura. Del mismo modo, se incluiría en todas las promociones que se realizan desde la concejalía de Turismo como un elemento turístico ligado a la historia de la ciudad.

Por otro lado, según ha indicado la popular Patricia Ybarra, las líneas de colaboración establecidas en la propuesta que se ofrece a la empresa propietaria de la embarcación se basan en el carácter señero del Vaporcito, y su empleo como atractivo turístico de la ciudad, para valorar la posibilidad de firmar un acuerdo de colaboración y publicidad en la embarcación. Asimismo, el Ayuntamiento se compromete a canalizar la movilización popular que se produjo en el momento del hundimiento del barco, para contribuir a su permanencia en la localidad.

Asimismo, desde el Consistorio se gestionaría también la negociación con distintas empresas con capacidad para llevar a cabo la reparación del buque para obtener condiciones ventajosas para la misma; así como a gestionar ante el Ayuntamiento de Cádiz, la Diputación y la Junta de Andalucía líneas de colaboración de similares características.

SE PERMITIRÍA TENER UNA SUBBASE EN CHIPIONA

Finalmente, en dicha propuesta también se hace mención al hándicap alegado por la empresa respecto a la imposibilidad de navegar con la embarcación en su recorrido habitual a la ciudad de Cádiz en los meses en que la climatología era demasiado adversa. En relación a esta cuestión, se valora la posibilidad de tener una segunda base en la ciudad de Chipiona, desde donde poder realizar paseos fluviales en esos meses en que no es posible realizar los recorridos desde El Puerto. “De esta manera la ciudad mantendría la embarcación sobre la que ha volcado tanta parte de su historia reciente, y la propiedad no vería mermadas las posibilidades de obtener unos fondos que contribuyan a su reparación”, se apostilla.

LA PROPUESTA DE LA EMPRESA

La portavoz del equipo de Gobierno ha señalado que todo esto es lo que se ha propuesto al armador del Vapor, cuyo gerente Manuel Ramos ha realizado por su parte una “contrapropuesta”. Así, desde la empresa propietaria del barco se ofrecen tres posibilidades que, a juicio de Ybarra, “son bastante difíciles de asumir por parte del Ayuntamiento”.

La primera de ellas es que el Ayuntamiento compre la embarcación, por valor de 1,3 millones de euros ya reparada, o por valor de 900.000 euros, si se compra antes de la reparación.

La segunda opción sería que el Consistorio alquilase el barco, siendo el coste medio de mantener la embarcación en funcionamiento como línea regular de aproximadamente de 1.000 euros por día, dependiendo del coste del combustible. A este respecto, la empresa ofrece la posibilidad de alquilar la embarcación por 360.000 euros al año (más IVA), siendo el contrato de alquiler por un período mínimo de cinco años, con dos de obligado cumplimiento.

En cuanto a la tercera posibilidad que ofrece la propiedad es que el Ayuntamiento alquile la embarcación con opción a compra, que a juicio de Motonaves Adriano SL, sería una solución intermedia, con objeto de facilitar la adquisición de la embarcación por parte del municipio.

Pendiente de realizar una valoración definitiva sobre esta “contrapropuesta” del actual armador del barco, y una vez se hayan recabado las opiniones de los grupos políticos de la Corporación, Ybarra señala que “si bien entendemos que una empresa privada busque su rentabilidad, creemos que esta propuesta evidencia la falta de suficiencia económica para reparar el buque y la intención del armador de especular con los sentimientos de El Puerto”.
Publicar un comentario