lunes, 16 de julio de 2012

Los de siempre empiezan a obtener sus frutos

Irak adelanta a Irán en la producción de petróleo
Teherán recorta sus extracciones de crudo a niveles de hace 25 años debido a las sanciones de EEUU y la UE

Las sanciones económicas y el embargo petrolero impuesto por la comunidad internacional para frenar el programa nuclear han puesto a Irán en pie de guerra. La producción de crudo cayó en junio hasta los 2.963 millones de barriles al día y, por primera vez en la historia, el vecino Irak sobrepasó a la república islámica con 2.984 millones de barriles diarios, según los datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

La imagen oficial al exterior es de unidad y fortaleza. Hace pocos días, el Líder Supremo, Alí Jamenei, declaró que «estamos vacunados» frente a las sanciones, pero en el interior la sensación parece distinta. De hecho, se prevé que la república islámica vea reducidas sus exportaciones de petróleo a la mitad, lo que supondría una pérdida de 3.000 millones de dólares (2.452 millones de euros). Los iraquíes, junto a los países del Golfo, se han beneficiado de forma directa de las medidas acordadas por Estados Unidos y la Unión Europea, que hacen casi imposible comprar crudo al régimen de Teherán.

Después de una semana en la que algunas encuestas publicadas por páginas web oficiales mostraban el apoyo ciudadano a la suspensión temporal del enriquecimiento de uranio para poner fin a las sanciones y en la que ex altos cargos como el ministro de Interior de la época reformista, Abdulá Nuri, llamaran a un «referéndum nuclear», llega el turno para los medios de comunicación. Mohamed Hoseini, máximo responsable del ministerio de Cultura y Guía Islámica, órgano responsable del control de la prensa nacional y extranjera, ha salido al paso de las informaciones que han salido a la luz en los últimos días.

«La situación actual no nos permite consentir que los medios publiquen noticias o análisis no compatibles con los intereses nacionales. Necesitamos su cooperación para que el país no sea herido», declaró Hoseini en una web del Gobierno. Esta «cooperación» se traduce, según responsables de medios económicos iraníes consultados bajo condición de anonimato por 'Los Angeles Times', en órdenes por parte de las autoridades iraníes para que las noticias referentes a la situación económica tengan enfoques positivos. El ministerio exige «especial atención» con todos los temas relacionados con los efectos de las sanciones y la subida de los precios.

Ante la caída de las ventas, las autoridades de Teherán se han visto obligadas a almacenar gran parte de su petróleo y recortar su producción a niveles de hace 25 años. A ello se suman las disputas con China, su principal comprador, por los costes del traslado y el hecho de que India -su segundo consumidor- haya reducido sus importaciones debido a que necesita cargueros mayores. Mientras, Corea del Sur y Japón han tenido problemas para recibir el crudo porque muchas empresas aseguradoras se han visto afectadas por las sanciones impuestas por la UE. 
Fuente: La Rioja.com
Publicar un comentario