martes, 3 de julio de 2012

1a noticia...

Garoña ya puede pedir la renovación de su licencia de explotación hasta 2019
El BOE publica hoy la modificación de la orden ministerial que limitaba su fincionamiento hasta 2013

Más de un millar de familias, en su mayoría de Miranda, están de enhorabuena. El Boletín Oficial del Estado recoge la modificación de la orden ministerial mediante la que se limitaba el funcionamiento de la central nuclear de Santa María de Garoña hasta 2013 que impuso el gobierno de Zapatero por motivos políticos.

En octubre de 2009, el por aquel entonces jefe de la oposición, Mariano Rajoy, hizo la promesa a todos los trabajadores de la central de que si se hacía con el Gobierno modificaría la orden ministerial para seguir la evaluación del organismo regulador español -el Consejo de Seguridad Nuclear-, que concedía en 2009 la licencia de operación por diez años. Tres años después, Mariano Rajoy ha cumplido su promesa y ahora la empresa propietaria de la planta podrá pedir la renovación de su permiso de funcionamiento hasta 2019.

Para Nuclenor, la modificación de la Orden Ministerial "supone el reconocimiento del trabajo exigente, riguroso y profesional realizado en los últimos cuatro años".

El ejecutivo de Rajoy ya había dado pasos significativos para esta mdoificación que culminaban el pasado 17 de febrero, cuando el Consejo de Seguridad remitió al Ministerio de Industria un informe en el que concluía que «no existe ningún impedimento desde el punto de vista de la seguridad nuclear y la protección radiológica para que se lleve a cabo la modificación de la Orden Ministerial de 3 de julio de 2009, una vez analizada la experiencia operativa de la instalación de Santa María de Garoña y sus resultados en el Sistema Integrado de Supervisión de Centrales (SISC)». El contenido del dictamen ha sido recogido íntegramente en la Orden Ministerial modificada que señala los plazos y las condiciones que tiene que cumplir Nuclenor para la continuidad del funcionamiento de la instalación.

El texto señala asimismo que Nuclenor podrá solicitar antes del próximo 6 de septiembre una nueva autorización para operar hasta el año 2019, siempre que se cumplan los requisitos contenidos en la autorización de julio de 2009 (se puede consultar el dictamen completo en: www.csn.es).

A este respecto, el director de Central, José Ramón Torralbo, ha asegurado que todos los trabajadores de la planta eléctrica «asumimos con determinación, profesionalidad e ilusión el reto de demostrar que Santa María de Garoña merece seguir operando por méritos propios».

Torralbo también ha señalado que Nuclenor continuará manteniendo la central «en las mejores condiciones de seguridad y, a la vez, trabajando en las actividades y proyectos relacionados con la continuidad; la Orden Ministerial modificada es una oportunidad de focalizar todos los esfuerzos y las energías de la empresa en la misma dirección: la fiabilidad de la planta».

Del mismo modo, advierte que la continuidad de Garoña puede suponer también la consolidación de la central como un factor decisivo de desarrollo y empleo en la economía de la provincia de Burgos. «Durante los próximos años vamos a necesitar contar con la ayuda de muchas personas y empresas de nuestra zona de influencia para llevar a cabo las tareas y los proyectos comprometidos con el Ministerio de Industria y el Consejo de Seguridad Nuclear. En esta etapa de crisis consideramos que la continuidad de la central abre una nueva puerta al incremento de la actividad económica y empleo en el conjunto de la provincia». 
Fuente: Voz del Ebro
Publicar un comentario