martes, 10 de julio de 2012

Diversificando

Se carga el primer barco con terneros vivos a Libia desde el puerto de Tarragona

El Puerto de Tarragona se estrenó ayer en la exportación de ganado vivo y se convierte así, tras Cartagena, en el segundo puerto autorizado de España para manipular ganado vivo.

En esta primera experiencia, se ha procedido al embarque de terneros procedentes de Lleida y Aragón para el mercado libio, donde se sacrificará la carga según el rito musulmán, informan los ganaderos.

La asociación ganadera Asoprovac ha informado de este primer flete de ganado vivo, cuya operativa se ha desarrollado sin incidentes, desde el puerto de Tarragona con destino a Libia, lo que evita a los ganaderos de Lleida y la franja aragonesa dar un rodeo de más de 600 kilómetros para embarcar en el Puerto de Cartagena, hasta ahora el único autorizado para este tipo de carga.

La Generalitat, los ganaderos y la Autoridad Portuaria de Tarragona iniciaron los trámites para conseguir la autorización del Ministerio de Agricultura el pasado mes de diciembre, y así "desbloquear una situación perjudicial que creaba un agravio comparativo para los productores catalanes del sector", dicen los ganaderos.

El Puerto de Tarragona elaboró un plan de contingencias, otro de gestión de residuos y destinó 60.000 euros a mejorar las instalaciones y, por su parte, el Ministerio autorizó a alargar el horario de los controles veterinarios y adaptarse así a las necesidades de este tipo de carga.

El Puerto de Tarragona es el puerto natural de Lleida y la zona oriental de Aragón y el uso del Puerto de Cartagena suponía unos mil euros más por camión, que las reses sufrieran estrés innecesario y merma de peso de las terneras, según los ganaderos.

La patronal ganadera Asaprovac considera que los mercados de Oriente Medio son una salida comercial muy valorada, ya que se trata de consumidores con una elevada demanda de carne de vacuno y se trabaja en una nueva línea de exportación a países como Turquía y Marruecos con animales de más peso. 
Fuente: Finanzas.com
Publicar un comentario