sábado, 14 de julio de 2012

Mosquis!

La propagación de la malaria por el puerto de Castellón es «imposible»
El mosquito que la transmite viene de África y tiene una vida de sólo tres días, por lo que no pudo llegar hasta el Grao

El jueves saltaron todas las alarmas en el puerto de Castellón, después de que el marinero de un barco hubiera fallecido de malaria y otro tripulante tuviera que ser hospitalizado por el mismo motivo. De inmediato, se propagó el temor de que pudiera haber resultado también infectado algún trabajador del recinto portuario que trabajó en el navío. Sin embargo, esta posibilidad ha sido totalmente descartada por los médicos del puerto, que consideran «imposible» el contagio.

Así lo indicaron ayer desde el recinto del Grao de Castellón, incidiendo en que «no hay ningún peligro», aunque por seguridad se les harán análisis a algunos estibadores que trabajaron en el 'Nairobi' entre el jueves y el viernes.

El hecho que explica la imposibilidad de que se haya transmitido dicha enfermedad en tierras castellonenses es que «la duración de la vida del mosquito que propaga la malaria es sólo de tres días, por lo que es imposible que llegara vivo a Castellón».

Y es que hay que tener en cuenta que el navío llegó al distrito marítimo desde Las Palmas, adonde llegó el 9 de julio, aunque anteriormente el viaje desde África -único continente donde existe este tipo de mosquito- hasta tierras canarias había durado diez días.

Es por ello que en el puerto de Castellón se volvió a la normalidad pocas horas después de que se levantara el cadáver. De hecho, se siguió trabajando en el barco desde las 21.30 horas del jueves hasta las 9.15 de ayer, cuando finalizaron las tareas y el navío zarpó.

Por otro lado, y tal y como indican desde la Conselleria de Sanidad, el estado del marinero de nacionalidad ucraniana ingresado en el Hospital General de Castellón por sufrir malaria es «estable» y no reviste gravedad.

Desde este departamento de la Generalitat han recordado que se trata de una afección que no se transmite de humano a humano, por lo que el marinero no está aislado, ya que la transmisión más normal es por la picadura de la hembra del mosquito 'Anopheles' en países tropicales y subtropicales.

El tratamiento hospitalario de estos pacientes es de un período de entre cinco y diez días, por lo que hasta la próxima semana no se podrá informar de su evolución, apuntan desde la administración.

Reanimación imposible

Hay que recordar que la ambulancia recogió del 'Nairobi' al ahora fallecido, de 27 años y también de nacionalidad ucraniana, sobre las 18.00 horas, aunque debido a la gravedad de su estado se le realizaron las maniobras de reanimación sobre el mismo suelo del puerto.

Sin embargo, y a pesar de que los efectivos médicos estuvieron durante 40 minutos aplicándole masajes cardiacos, no se pudo hacer nada por salvar su vida.

Posteriormente, fue trasladado al Instituto de Medicina Legal del Hospital Provincial de Castellón para practicarle la autopsia.

El barco, propiedad de la empresa MSC, llegó a Castellón pasadas las 12.00 horas con una treintena de marineros a bordo, todos ellos de origen ucraniano, y apenas dos horas después su capitán solicitó la asistencia sanitaria para atender a dos tripulantes.

Aunque en un primer momento se evaluó la posibilidad de evacuar a los marineros, finalmente se descartó la opción tras confirmarse que no se trataba de una enfermedad contagiosa, puesto que sólo se propaga con la picadura del mosquito o por vía sexual. 
Fuente: Las provincias
Publicar un comentario