lunes, 16 de julio de 2012

A taparlo

Agujero normativo en el puerto coruñés
La comisión de investigación de accidentes marítimos revela que una zona de la dársena de A Coruña carece de regulación del tráfico

La investigación de la colisión entre el pesquero de Malpica Tabar y el mercante maltés Estesky –el pasado 5 de octubre con el resultado del naufragio del buque gallego y la muerte de uno de sus cuatro tripulantes– revela que el puerto de A Coruña cuenta con un área amplia sin regulación del tráfico en la que los pesqueros faenan con normalidad mientras el resto de las embarcaciones transitan por la zona. La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim) aclara, en su informe del siniestro, que las aguas del puerto se dividen en tres zonas y que en una de ellas "no existe ninguna limitación de velocidad o de regulación del tráfico, siendo común que pequeñas embarcaciones de pesca estén faenando, o en ruta, cruzando la enfilación que siguen los mercantes".

Ese área ocupa casi toda la bocana de entrada al puerto, desde la línea recta que une punta Herminia –el saliente de la zona de la Torre de Hércules– y punta do Seixo Branco –en Mera– hacia el interior. Dentro de estos límites solo están reguladas la zona interna que va del dique de abrigo Barrié de la Maza al dique del muelle de Oza, el interior de esta dársena pesquera y toda la ría de O Burgo.

Ante esta situación, los profesionales de la Ciaim recomiendan a la Autoridad Portuaria de A Coruña que establezca limitaciones de velocidad a partir del dique de abrigo "dada la cantidad de tráfico existente en las entradas/salidas de puerto". En el caso de la colisión entre el Tabar y el Estesky, los expertos consideran que el mercante iba a demasiada velocidad en su entrada al muelle –10 nudos– pese a que ya tenía a bordo al práctico y estiman probable que el pesquero malpicán realizase un cambio de rumbo hacia la zona del carguero que derivó en el impacto y posterior hundimiento de la embarcación de pesca.
Fuente: Faro de Vigo
Publicar un comentario