martes, 17 de julio de 2012

Fallos imperdonables

Un barco militar de EE.UU. dispara a un bote civil en el Golfo Pérsico
Fueron alcanzados cuatro pescadores indios, uno de los cuales murió

Un buque de la Marina estadounidense abrió fuego ayer tras considerarse amenazado contra un pequeño barco pesquero a motor, cerca del emirato de Dubái, en el Golfo, anunció la V Flota, con sede en Bahréin. La fuente no brindó detalles sobre las consecuencias de lo ocurrido, pero un alto funcionario de los Emiratos Árabes Unidos indicó que un pescador indio murió y tres más resultaron heridos.

El buque cisterna USNS Rappahannock, que se encarga de misiones de aprovisionamiento, disparó contra un pequeño pesquero que hizo caso omiso de sus advertencias y se acercaba rápidamente al navío estadounidense, cerca de Jebel Alí», una ciudad de los Emiratos Árabes Unidos, situada entre Abu Dabi y Dubái, indicó la V Flota.

«La tripulación intentó en reiteradas oportunidades avisar a quienes conducían el barco para que se alejaran», agregó la fuente. «Al fracasar los esfuerzos para impedir que el barco se siguiera acercando, el equipo de seguridad del Rappahannock disparó» proyectiles de 50 milímetros con una ametralladora pesada, afirmó.

Un responsable estadounidense que solicitó permanecer en el anonimato indicó que por lo menos una persona murió y tres más resultaron heridas, tras estos disparos. Son de nacionalidad india.

Este funcionario de Defensa precisó que tras el ataque contra el USS Cole en Yemen, Estados Unidos prestaba «mucha atención» a las amenazas potenciales que representaban pequeñas embarcaciones.En octubre de ese año, el USS Cole fue blanco de un bote cargado de explosivos cuando se encontraba en el Puerto de Adén, dejando un saldo de 17 muertos y 40 heridos. El atentado fue reivindicado por Al Qaida.

El funcionario precisó que los procedimientos prevén una serie de advertencias, incluidos disparon de advertencia, contra las embarcaciones consideradas una amenaza.

La Marina estadounidense reforzó su presencia en los últimos meses en el Golfo, al que se accede por el estratégico estrecho de Ormuz, para afrontar una eventual crisis con Irán, que dispone de numerosas pequeñas embarcaciones rápida dotadas de lanzamisiles. La política del Pentágono consiste en mantener permanentemente una media anual de 1,7 portaaviones en la región bajo dependencia del Centcom, sobre los 11 de que dispone en total. Sin embargo, desde comienzos de este año, al menos dos portaaviones han permanecido estacionados en el área.

Cierre del Estrecho

Según informa Efe, un amplio grupo de diputados iraníes insiste en cerrar el estrecho de Ormuz, la boca del golfo Pérsico, y mantener clausurada esa vía marítima vital para el suministro mundial de hidrocarburos mientras no se levanten las sanciones internacionales impuestas a Irán por su programa nuclear. 
Publicar un comentario