jueves, 12 de julio de 2012

¿Y a nosotros con qué nos van a compensar?

El Gobierno ofrecerá extender 10 años la vida de centrales nucleares y 20 años las concesiones de las plantas hidráulicas
El Ejecutivo podría compensar a las compañías del sector, que soportarán una nueva tasa a la generación, con esta medida

La nueva tasa a la generación eléctrica para atajar el déficit de tarifa, que deberá costear el sector y que supondrá un importe en total de 2.500 millones de euros, contará con una cláusula adicional: como compensación a los recortes, el Ejecutivo planteará ante estas empresas la posibilidad de «prolongar 10 años la vida de centrales nucleares y las concesiones de las hidráulicas durante 20 años», según han revelado fuentes del sector.

Ambas las tecnologías se encuentran entre las más perjudicadas por el nuevo «esquema de fiscalidad energética» al que se refirió ayer el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya que además de la fiscalidad del 4% sobre las energías de régimen ordinario deberán soportar un gravamen adicional de 15 euros por megavatio hora, en el caso de la hidráulica, y de 10 euros, para las nucleares.

De este modo, las centrales seguirían los pasos marcados por el precedente de la central de Garoña (Burgos), a la que recientemente se autorizó para funcionar durante otros seis años más, hasta 2019, después de recabar el visto bueno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). El titular de Industria, José Manuel Soria, ha señalado en diversas ocasiones que el propósito del Gobierno es «ampliar el periodo de explotación (de las nucleares) hasta que así lo determine el CSN», ya que la utilización de esta tecnología resulta clave para poder reequilibrar el sistema, lastrado por un abultado déficit tarifario que surge porque los costes del sistema son superiores a los ingresos regulados (una brecha que asciende a 24.000 millones de euros).

«No se va a cancelar un reactor nuclear en un momento en el que se quiere bajar el precio de la luz», subrayó Soria. En el año 2011 la electricidad de origen nuclear supuso el 20% de la demanda eléctrica en España.

Respuesta de las empresas

Estas medidas, según estas fuentes, se complementarían con la transmisión de 2.100 millones de euros pertenecientes al déficit de tarifa a la deuda pública y la utilización de los ingresos procedentes de las subastas de derechos de emisión de CO2, que se realizarán a partir de 2013, para sufragar los costes del sistema. En este último concepto, se prevén unos ingresos de 900 millones de euros. Para los grandes consumidores de combustibles, se fijará, asimismo, una tasa de 4 céntimos por cada metro cúbico (1.000 litros) de hidrocarburo.

El sector, como era de esperar, arremetió contra las nuevas figuras impuestas por el Ejecutivo. «Las nuevas tasas ponen en duda la viabilidad del sector; hay un peligro notable de rebaja en el "rating" de las compañías», indicaron fuentes empresariales, quienes aventuraron que las tasas, incluso, podrían «dejar al sector en pérdidas».

Aparte de las hidráulicas y las nucleares, las energías adscritas al régimen especial también cargarán con los mayores porcentajes impositivos. En su caso, se aplicará una tasa «ad hoc», dependiendo de si son energías gestionables o no gestionables. En concreto, se fijará una tasa del 19% para las fotovoltaicas y del 11% para la eólica (que pertenecen al último grupo) y del 13% para la termosolar, del 4,5% para la biomasa, del 4% para la cogeneración y del 3% para la minihidráulica. Es decir, deberán ceder en su conjunto cerca de 1.180 millones de euros. 
Fuente: ABC
Publicar un comentario