lunes, 27 de mayo de 2013

Botado, txo!

El buque bermeano 'Itsas Txori' de Astilleros Murueta ya flota en la ría
El atunero congelador estará listo a finales de año cuando concluyan los trabajos

El atunero Itsas Txori, pájaro de mar en euskera, emergió ayer en las aguas del Nervión en Erandio y pronto surcará la distancia que le separa de Bermeo, su lugar de adopción. Astilleros Murueta flotó ayer este nuevo barco encargado por la Compañía Internacional de Pesca y Derivados de Bermeo, Inpesca.

La construcción del buque comenzó en junio del pasado año y la entrega al armador está prevista para noviembre de este año, ya que aún quedan trabajos pendientes. Tras la botadura y una vez finalizado el buque a flote en el muelle de armamento, se prevé la salida a pruebas de mar y posterior entrega definitiva al armador. El barco se botó ayer con la estructura de acero terminada y con la mayor parte posible de instalaciones y equipos en su interior pero su finalización debe terminarse a flote en el muelle de armamento, donde se realizarán los trabajos de habilitación, armamento e instalaciones y servicios del buque e instalación completa de la maquinaria y equipamiento que un buque de esta capacidad tecnológica necesita.

En la actualidad, la carga de trabajo de Astilleros Murueta está formada por cuatro atuneros congeladores que proporcionarán trabajo continuado en las instalaciones de Erandio hasta 2015, según recordó ayer la propia firma.

El Itsas Txori es el cuarto atunero congelador que el astillero vizcaino construye para la compañía bermeana, en lo que la empresa constructora consideró ayer "una relación de largo recorrido". Antes Murueta construyó los buques Txori Toki, Txori Argi y Txori Gorri, en los años 2000, 2005 y 20009, respectivamente, según recordó ayer el propio astillero.

Congelador Se trata de un buque con capacidad para congelar el pescado que se atrapa. Según explicaron ayer, cuando es izado a bordo, el pescado se congela mediante su inmersión inmediata en cubas de salmuera a temperatura de -18 grados centígrados. Una vez que el buque está en el puerto, de descarga o transbordo, el pescado se distribuye bien directamente a la fábrica conservera elegida o se transborda el mercante frigorífico con destino a los principales mercado del atún: España, Francia, Italia, Puerto Rico, Estados Unidos, Thailandia, Japón, Turquía, Seychelelles, Madagascar, Mauricio, Senegal y Costa de Marfil.

Los buques atuneros únicamente retoman a Europa aproximadamente cada 8 años, a fin de realizar una reparación general. Mientras tanto, se realiza el mantenimiento continuo en el destino de operación.

Rosario Arrien, accionista de la empresa armadora fue escogida ayer como la madrina de este barco, por lo que estrelló contra él la tradicional botella de champán. Como todos los buques de la flota de Inpesca éste también incorpora un nombre en euskera que incorpora la palabra txori, pájaro. Además, luce el escudo de la villa de Bermeo en el mascarón de proa.
Fuente: Deia
Publicar un comentario en la entrada