sábado, 4 de mayo de 2013

Otras fuentes

Una compañía austriaca diseña un proceso para elaborar gas natural a partir de microorganismos

Un proceso innovador para la producción barata y ecológica de gas natural está preparado para el mercado tras la presentación de la patente. Los creadores, la compañía austríaca Krajete GmbH, con sede en Linz, basan su invención en la conversión de microorganismos en metano y agua de alta pureza pero eliminando el anhídrido carbónico y el hidrógeno que normalmente se genera. Este proceso metabólico natural también proporciona opciones de producción de biocombustibles.

Tras cuatro años de ensayos y cuatro millones de dólares de inversión ya está disponible este método para fines industriales a gran escala. El consejero delegado de la empresa, Alexander Krajete, explica la novedad: “Además de su uso para el almacenamiento de exceso de energía renovable a partir de energía solar, viento y centrales hidroeléctricas, nuestro proceso también es adecuado para otros dos aplicaciones industriales, la purificación del biogás para producir gas natural puro y la producción de biocombustibles de segunda generación”.

Otra de las ventajas de esta tecnología es que no necesita utilizar especies de uso agrícola. La conversión de CO2 e hidrógeno en el gas natural se lleva a cabo en un biorreactor controlado por cepas especiales de microorganismos conocidos como arqueas. Se trata de organismos unicelulares carentes de núcleo.

Krajete tiene claras las implicaciones: “Este proceso es muy atractivo para el sector de la energía, pues se puede conseguir un volumen de negocio optimizado para cada aplicación”. El sistema resulta ideal para el almacenamiento de exceso de electricidad logrado mediante fuentes de energía renovables. En el diseño desarrollado por Krajete GmbH no se requiere apenas energía. Una vez convertido, el metano puede ser almacenado de manera pasiva hasta que sea necesario.
Publicar un comentario en la entrada