jueves, 2 de mayo de 2013

Por muchos años

La construcción de atuneros garantiza carga de trabajo hasta 2015 para Astilleros Murueta
La compañía mantendrá su sede de Urdaibai, aunque «si no se realizan dragados cada vez será más complicado botar los barcos por la ría»

Pese a la complicada coyuntura económica actual, algunas empresas de la zona parece que capean el temporal para llegar a buen puerto. Astilleros de Murueta, que iniciará en junio la construcción de un nuevo atunero congelador para la firma hispano-ecuatoriana Ugavi, es una de ellas. Este nuevo contrato representa una gran noticia para la comarca ya que la compañía junto con Maier es una de las más potentes de la zona y da empleo a cerca de 400 trabajadores en sus plantas de Murueta y Erandio. Este pedido garantiza una carga de trabajo hasta diciembre de 2014 para la firma, que en sus instalaciones de Erandio también construye en la actualidad dos atuneros más para las navieras bermeanas Inpesca y Atunsa.

Los responsables de Astilleros Murueta, además, confían en amarrar nuevas operaciones en breve. «Existen expectativas serias de atar más proyectos que garantizarían trabajo para 2015, pero este proceso es muy largo y depende de muchos factores. Hasta que no haya nada firmado no nos podemos aventurar», explicó el gerente, Agustín Ortíz de Eribe. El astillero compatibilizará su labor en Murueta y en Erandio. En ésta última localidad, además de fabricar barcos, remata los construidos en Urdaibai desde 1998 debido a que por el canal de la reserva no se pueden botar las embarcaciones completamente terminadas dado su escaso calado.

«La ría está cada vez más colmatada de sedimentos y si no se desarrollan dragados aumentará progresivamente la dificultad de navegación por el canal para nuestros barcos. Nuestra voluntad es mantener los dos astilleros pero necesitamos el apoyo de las administraciones», añadió. Pese a las buenas previsiones de la compañía, la crisis también «ha hecho mella» en el sector naviero, aunque «capeamos el temporal» con los atuneros demandados por los armadores bermeanos y con la aprobación de unos incentivos fiscales para determinados buques de transporte denominados 'tax lease'.

Mayor competencia

«Con estas bonificaciones puede que el mercado se reactive en los próximos meses, pero muchas compañías que se dedicaban a otro tipo de buques han irrumpido en nuestro campo y ahora son competencia», reconoció. El último buque construido en Murueta -'Anita Conti'- abandonó las instalaciones el pasado mes de marzo rumbo a Erandio donde se ejecutan los últimos remates. La operación se desarrolló en apenas una hora aprovechando la pleamar para conseguir así el suficiente calado en la Ría de Urdaibai. Esta draga será entregada al armador el próximo mes de julio después de realizar las pertinentes pruebas de mar y dragado.

Astilleros de Murueta nació en 1943 en la ría de Gernika y desde entonces ha construido más de 200 buques. Este grupo industrial de propiedad privada posee más de setenta años de actividad dedicada al diseño y construcción de todo tipo de embarcaciones y es, «líder mundial en la construcción de atuneros y dragas». Murueta está entre las veinticinco principales empresas por volumen de negocio y entre las 125 de Bizkaia. Posee participación en La Naval de Sestao y es el principal accionista de Astilleros Balenciaga de Zumaia. 
Fuente: el correo
Publicar un comentario en la entrada